Análisis RONIN

PC
 

– De la mano del genial desarrollador polaco Tomasz Wacławek y producido por Devolver Digital, compañía que ya trabajó en muy buenos títulos tales como Hotline Miami, llega a nuestros PCs un nuevo juego independiente: RONIN

ronin

RONIN es un título de acción por turnos con un nivel de dificultad bastante elevado, hecho con GameMaker, al igual que otros grandes éxitos dentro de los juegos independietes como pueden ser el anteriormente mencionado Hotline Miami o Gunpoint, juego del cual RONIN toma muchas cosas, tal y como ha comentado en más de una ocasión su desarrollador, Tomasz Wacławek.

En este juego encarnamos a una ronin, es decir, una samurái que ha perdido a su amo y que, armada con una katana y un gancho y vestida con un mono y un casco de motorista se dedicará a hackear y matar, antes de huir a toda velocidad en su moto de cada uno de los emplazamientos que visitará, muy al estilo Kill-Bill.

Pero vamos a dejar los detalles para más adelante, ahora desenfundad vuestra katana y preparad vuestras herramientas de hackeo, pues comenzamos con el análisis de RONIN.

Historia

Como ya hemos comentado anteriormente, seremos una joven ninja que tendrá que infiltrarse en diferentes lugares gracias a sus habilidades de parkour y en los que tendremos que hackear diferentes ordenadores y eliminar a todos los enemigos posibles, todo ello buscando venganza por el desprecio y el mal trato recibido en nuestra infancia  a manos de ciertos personajes, que serán los objetivos finales de cada uno de los niveles.

ronin-5

Como veis, la historia no tiene ninguna complejidad, simplemente tachamos personas de una foto cuando conseguimos matarlos; pero realmente a la hora de jugar, el juego no pide más. Ni siquiera nos importa a por quién vamos, eso no es lo que hace al juego adictivo, simplemente es una excusa bastante barata para ponernos a matar gente con nuestra katana.

Jugabilidad

Este es el punto más fuerte de RONIN y es que está muy bien llevado a cabo, con una curva de dificultad excelente, a pesar de sus fallos, que desde luego que los tiene.

Para comenzar hay que entender que se trata de un título de acción por turnos en 2D, es decir, en cuanto comienza un combate, el tiempo se detiene y tienes que decidir tus acciones turno a turno, dándole un toque estratégico a cada combate, ya que tendremos que planear nuestras acciones en función de la posición de los enemigos, del tipo de enemigo que sea y, sobre todo, del lugar en el que estemos, ya que muchas veces se nos dan varias entradas a la zona que contiene a los enemigos y es crucial elegir bien para salir airoso.




ronin-4

Por otro lado, no solo pegando saltos y empuñando una katana vamos a matar a tanta gente; pero por suerte el juego nos da un buen sistema de progresión en el que elegimos qué habilidades deseamos tener o potenciar utilizando nuestros skill points, los cuales los conseguimos superando distintas fases logrando los objetivos que son no activar la alarma, no matar a civiles y matar a todos los enemigos. Esto tiene su punto en contra, pues tratándose de un juego difícil, que lo es y bastante, habrá jugadores que sufrirán lo suyo y necesitarán repetir niveles para adquirir estos puntos y poder tener habilidades que son muy útiles, por no decir necesarias, en niveles avanzados.

Cabe remarcar el excelente diseño de niveles que evoluciona a lo largo del juego junto con el jugador y su habilidad, siendo de esta manera las primeras zonas bastante lineales y llegando al final a convertir los escenarios en auténticos laberintos con múltiples opciones diferentes de entrar a combatir dependiendo de nuestras habilidades, lo cual hace al juego más variado y divertido de lo que en principio es.

La dificultad, como ya os comentábamos es bastante elevada, pero tiene una curva tan buena que hace que sientas cada nivel como asequible, a pesar de que mueras decenas de veces. El juego comienza con un tutorial muy sencillo, pues las mecánicas son así, sencillas; simplemente saltas, aturdes y matas. Lo divertido viene cuando el juego empieza a mostrarte cómo sacarle provecho a esas mecánicas, y lo hace estupendamente bien en los primeros niveles, diseñados especialmente para que te acostumbres al control y veas lo que ocurre cuando realizas cierta acción.

ronin-2

Pero no todo es bueno, pues RONIN también tiene sus fallos, y algunos son bastante molestos. Para empezar tenemos la línea que marca nuestro salto antes de realizarlo y es que, si chocamos con un enemigo, el sistema no funciona nada bien. También se siente algo injusto que cuando entramos en combate y el tiempo se detiene, nuestro movimiento se ve limitado, impidiéndonos escalar o caminar simplemente, algo que más de una vez echaremos de menos.

Apartado técnico y artístico

En cuanto al apartado técnico, está claro que estamos ante un indie; hecho con GameMaker tiene un aspecto retro que es bastante chulo y que recuerda bastante a Gunpoint, sobre todo en los fondos. Como podéis ver, el juego tiene un estilo bastante simple y minimalista, muy de moda últimamente en los jugos independientes, pero que no es desde luego nada del otro mundo.

Por lo que respecta al apartado artístico, hay que destacar que es el único aspecto del juego que no está hecho por Tomasz Wacławek, pero sigue siendo muy bueno, pues a pesar de lo simple de los gráficos que comentábamos anteriormente, logra que las acciones de nuestra ronin, las muertes y algunos detalles como la apariencia de los dobles holográficos queden realmente espectaculares con muy pocos recursos, y eso es algo que no es para nada fácil.




ronin-3

Sonido

La banda sonora del título se nota a leguas que no está hecha para destacar ni para deleitarnos pues no resalta en absoluto; simplemente hace que no nos salgamos del papel y ayuda a concentrarse en el juego, es algo así como música de fondo, que simplemente está para acompañar, dejando que sí destaquen los numerosos efectos de sonido que encontramos como las alarmas, los golpes con la katana o los cristales que se rompen.

Duración y rejugabilidad

RONIN no es para nada un título largo, de hecho, para completarlo la primera vez lleva unas 5 horas y tampoco cuenta con una gran cantidad de logros ni coleccionables dentro del juego, por lo que, exceptuando conseguir skill points para mejorar las habilidades, no hay gran cosa que nos haga repetir niveles. Y el único aliciente que tenemos para rejugarlo una vez completado es el modo plus, aún más difícil, que solo se desbloquea tras matar al boss final.

Si queremos completarlo al 100% y conseguir todos los logros puede llevar unas 12 horas, que no es para nada largo, pero a pesar de ser corto, es divertido y siempre es preferible un juego que divierta 5 horas que uno que aburra 200, pero cada uno ha de decidir si el precio le compensa.

Conclusión

En definitiva, RONIN es un juego indie, novedoso y con un sistema de combate bastante peculiar que le ofrece frescura a un título que, a pesar de sus fallos y de una historia completamente prescindible, se hace divertido y te hará decir “solo una fase más” hasta las tantas. Desde luego no es un título largo, pero por su precio, te dará algunas horas de bastante diversión siempre y cuando entiendas que este juego se basa en el ensayo y error, buscando un toque de cabreo y frustración en el jugador; en este sentido se parece más a juegos como Super Meat Boy que a otra cosa. Si estás buscando algo nuevo, nada caro, con lo que pasar unos buenos ratos y pegarte un vicio tú solo tranquilamente, te encantará RONIN.


Positivo

  • Es realmente divertido
  • El sistema de combate es diferente del resto
  • La curva de dificultad es perfecta

Negativo

  • Es muy corto
  • A veces resulta injusto en combates
  • El control del movimiento podría ser más preciso
6.5

Jugable

Política de puntuación

Víctor Rodríguez
Amante de los videojuegos en general y de indies, MMOs y RPGs en particular; incondicional de Fallout y Star Wars y estudiante de física y matemáticas, siguiendo los pasos de Gordon Freeman.