Análisis Ryse Son of Rome

Xbox One

Analizamos uno de los primeros títulos que llegan a Xbox One

 

Ryse: Son of Rome tiene la difícil tarea de ser uno de los primeros juegos de la nueva consola de Microsoft, y las expectativas creadas acerca de él, han sido muchas. Buena culpa de ello la tienen sus creadores, Crytek, quienes nos anunciaron que Ryse funcionaría a 1080p, y después pasó a 900p. También mostraron un vídeo en el E3, y más adelante se encargaron de reducir la calidad vista en ese vídeo… Todo un culebrón exclusivo para la consola de Microsoft, Xbox One.

La historia de Ryse nos lleva a encarcar a Marius Titus, un soldado de raso de Roma, quién poco a poco irá creciendo y escalando posiciones dentro del ejército romano. Marius irá en busca de venganza, pues delante de sus narices tendrá que despedirse de sus seres queridos de la manera más cruel que se pueda imaginar. La sed de venganza le llevará hasta el mismísimo Nerón, Emperador de Roma entre el año 54 y 68.

ryse-neron

Este es el aspecto que tiene Nerón en Ryse: Son of Rome

Ahora que ya conocemos un poco la trama del juego, vamos a pasar a mirar los aspectos técnicos del mismo, pues tampoco queremos hacer ningún spoiler ni desvelaros la historia principal. Queremos remarcar que el que nos cuenta la historia en todo momento y con gran acierto, es el protagonista del juego, Marius.

El apartado técnico – A gran nivel

Vamos a empezar a detallar qué definimos por apartado ténico. Empezaremos por los gráficos y después hablaremos del sonido.

En el apartado gráfico, a pesar del cambio de resolución, el motor CryEngine 3 luce de un modo espectacular. Crytek ha mimado mucho el resultado final para que todo parezca real. El modelado de Marius está tan bien hecho que durante la gran mayoría de momentos del juego no podrás disintinguir si es un personaje de videojuego o si estás viendo una película. Y es que hasta los pelos de la barba a medio salir, los labios, e incluso los dientes, punto flojo de muchos videojuegos, aquí parecen reales. Para ello no hay más que fijarse en la siguiente imagen, sacada directamente del juego:

ryse-marius

¿Imagen real o de videojuego?

Los efectos de luz, las partículas, los escenarios, los árboles… todo se ha recreado aprovechando el protencial de Xbox One y el motor CryEngine 3. Sin embargo, a pesar de las grandes calidades gráficas del juego, primero de los muchos que veremos como mínimo a este nivel, hay algunos momentos en que a los personajes secundarios se les vee como si fueran de la generación pasada, con unas texturas en la piel algo “flojitas”. Los enemigos tampoco son nada variados, y hay momentos en los que estamos luchando con varios enemigos iguales a la vez. Este es uno de los grandes puntos negativos de Ryse.

La música y la ambientación del juego son casi perfectas. El doblaje al castellano es digno de la mejor superproducción de Hollywood, y el resultado final sería perfecto si no fuera porque algunas veces las conversaciones se escuchan demasiado bajo y puedes llegar a perder el hilo. Por suerte, en el menú del juego puedes activar los subtítulos, aunque parece que el sonido está optimizado para jugar en Dolby Surround o con unos cascos especiales para Xbox One.

Los actores encargados del doblaje de los principales protagonistas han sido:

  • Juan Navarro Torelló como Marius Titus
  • Juan Carlos Lozano como Leonitus Titus, padre de Marius
  • Miguel Zuñiga como el emperador Nerón

El apartado jugable – justito

Teniendo más o menos claro el apartado gráfico, ahora tenemos que hablar por fuerza de la jugabilidad. Por desgracia, este apartado es de lo más flojo del juego. No porque el protagonista no responda bien a nuestras combinaciones de botones, sino porque se hace repetitivo hasta la saciedad. Siempre es lo mismo, combinación de botones, combo y movimiento de combo. Los enemigos se iluminarán en el color del botón que debemos presionar en el momento preciso para realizar el combo. Azul para el botón X y amarillo para el botón Y, pero no os preocupéis si falláis la combinación, el combo se ejecutará igualmente. Antes os comentábamos que hay veces que estamos luchando con varios enemigos a la vez, y es que el juego es todo el rato más de lo mismo. Empiezan a aparecer enemigos y cuando crees que terminas con ellos, te aparece una horda de 6 o 7 enemigos de los cuales suelen ser 3 más fuertes y 3 o 4 más flojos, llegando a hacerte aburrir de repartir tanta estopa de un modo tan igual. Incluso en los enemigos finales basta con aprenderte la combinación de botones o de movimientos a realizar para acabar con ellos sin ningún tipo de problema. Este detalle de la igualdad de enemigos no importaría si estuviésemos jugando a un hack and slash como Castlevania y los enemigos fueran meros orcos o criaturas no humanas, pero luchando contra humanos, y teniendo en cuenta el potencial desatado por la nueva máquina y el nuevo motor gráfico, podrían haber pulido más este aspecto. Parece como si hubiesen tenido prisa por terminar el juego.

 ¿Cómo se cuenta la historia?

Todos los videojuegos cuentan una historia, unos lo hacen mejor (como por ejemplo, Spec Ops The Line) y otros peor. En el caso de Ryse: Son of Rome, la historia es contada por el propio protagonista, de una manera épica y brutal, sin escatimar en ningún tipo de detalles no aptos para menores de 18 años. La ambientación para contarnos el relato es impresionante, aunque históricamente no es del todo correcta, pues Nerón murió antes de que se inaugurara el Coliseo Romano, y aquí aparecen juntos. Si no sois unos expertos en historia, este detalle lo podéis pasar por alto sin problema. En Ryse no faltan los momentos en que los sentimientos estarán a flor de piel, con especulaciones, muertes y venganza a sangre fría. El final del juego se va volviendo épico por momentos, y la última hora de juego no podrás parar de seguir avanzando hasta que llegues al final.

ryse-multi-1080

¿Preparado para salir a la arena del modo multijugador?

El modo multijugador

El modo multijugador de Ryse no es uno de sus puntos fuertes. Podemos luchar en el Coliseo con un amigo compitiendo contra hordas de repetitivos enemigos en escenarios que varían y con los que podemos interactuar. En él encontraremos lanzas, trampas que podrán jugar a favor nuestro o en contra nuestra.

En el modo online entran en juego los micropagos. Gracias a ellos, los jugadores que quieran invertir más dinero (comprando sobres) del que les ha costado el título dispondrán de nuevos escudos, cascos, brazaletes, botas y armas. Si escoges la opción de no pagar, podrás ir adquiriendo estas mejoras a medida que vayas subiendo de nivel, pues tu personaje irá en paños menores y deberás mejorar su vestimenta. Hay que decir que cuanto más divertido se lo pongas al público con ejecuciones y rachas de golpes, más dinero ganarás para invertir en tu personaje.


Positivo

  • Gráficamente es de lo mejor que veremos en mucho tiempo
  • ¡Sentirse un soldado romano!

Negativo

  • Muy repetitivo en muchas ocasiones
  • Una historia demasiado corta
8.3

Muy bueno

Política de puntuación

Josep Carceller
Subdirector y redactor senior en Areajugones. Aficionado al mundo de los videojuegos desde pequeño y amante de las consolas retro.