Colabora

Análisis Kill la Kill IF

Fichas
ANÁLISIS

Análisis Kill la Kill IF

Un juego de lucha 'espectacularmente' breve

Publicado el 1

En los últimos años, hemos vivido un renacer del género de la lucha con sagas legendarias que han estrenado grandes entregas que suben el nivel: hablamos, por ejemplo, de Mortal Kombat 11, el estado actual de Street Fighter V, los últimos lanzamientos de Blazblue y, salvando las distancias de género, Super Smash Bros. Ultimate. En un segundo peldaño, se encuentran las adaptaciones de animes conocidos al mundo de la lucha.

Hablamos, en este caso, de títulos como Dragon Ball Fighterz, que se codea con los más grandes; My Hero One's Justice o el presente Kill la Kill IF. Este último está creado por Arc System Works, una de las grandes desarrolladoras de este género y que ha trabajado en numerosas licencias como la propia Dragon Ball. ¿El resultado? Espectacular, pero además, muy breve: no sabemos sí ha sido por cuestión de tiempo o por exigencias de la licencia, pero la gran sensación que nos deja a los mandos se disipa cuando descubrimos que hay 8 jugadores y 6 escenarios, junto a modos de juego muy escasos.

Kill la Kill The Game IF

Un modo historia interesante y muy "anime-tográfico"

Uno de los apartados que más nos ha gustado de Kill la Kill IF es su modo historia. No es largo; vuelve a ser una píldora que funciona como tutorial de su sistema de lucha y para hacerse con las combinaciones de ataques, pero nos ha gustado por ser muy fiel al anime. La historia se narra con muchas secuencias de animación entre combate y combate, pero como ocurre con otros apartados, parece que esté a medio hacer.

El problema es que esta modalidad trata solo la historia de los primeros episodios del anime; funciona como una presentación de personajes y conflictos, pero no profundiza en ellos. Es más, parece como una puerta de entrada para que los jugadores vean el anime antes o después.

Ryuko busca saber cómo ha muerto a su padre, y gracias a sus "tijeras", con las que corta los uniformes Goku, se hace con una prenda inédita y espectacular: el Senketsu, que está fabricado con fibras de vida. Tras dominar este poder, reta a la principal villana de este título, que no desvelaremos para no profundizar demasiado en la trama, que estará acompañada por un cuerpo de élite al que también habrá que enfrentarse.

La sorpresa llega cuando observamos el modo arcade: en este caso, no es una modalidad arcade tradicional, sino que se presenta con abundante contenido de historia que profundiza en lo que faltaba por ver en el modo anterior. Es aquí donde brilla la historia alternativa que ha supervisado el guionista del anime; una historia que parte del octavo episodio; es decir, necesitaremos conocer qué ha ocurrido antes. Es a partir de este punto cuando los seguidores del anime se encontrarán con un argumento no visto antes, que les animará a conocer qué ocurre en este universo paralelo. Y hay más sorpresas, puesto que tras superar la historia alternativa, se desbloquea una nueva versión desde el punto de vista de Ryuko, la protagonista real.

Como vemos, estamos ante un juego de lucha que se centra en presentarnos pequeñas dosis argumentales aunque sus modos no sean excesivamente largos; pero sí son exclusivos. No estamos ante repeticiones sin más del contenido del anime, sino ante una historia inédita que hará las delicias de los jugadores por contener toneladas de fanservice.

Combos y más combos

Kill la Kill IF no es un título difícil de aprender; es bastante asequible, y aunque hay bastantes combinaciones de botones por aprender, todos son bastante sencillos y se resumen en ataques a distintas distancias, saltos, defensa o evasiones... La diferencia principal respecto a otros videojuegos radica en un videojuego en el que debemos elegir entre tres opciones, como si se tratase de un piedra-papel-tijera.

Si nuestro rival ha ha escogido daño adicional, debemos conocer que esta opción es más peligrosa sobre otra, y nosotros debemos elegir una tercera para hacer frente a ella. Un punto estratégico que se complementa con un combate frenético que nos recuerda a otros videojuegos como My Hero One's Justice.

El problema llega en cuanto vemos el contenido que hay de inicio en el título: 8 personajes y 6 escenarios. La causa es sencilla de comprender: el anime no tiene una variedad ambiental enorme, y tampoco de personajes, algo que limita y mucho la plantilla y las arenas de combate. ¿Pero por qué no se aprovecha el haber creado un universo paralelo con el guionista del anime original para aumentar esto sin alejarse de la historia?

Por último: el modo online no deja de ser tradicional, con combates que puntúan y otros que no; también hay modalidades especiales como "Covers Challenge", que nos recuerda a un Dynasty Warriors... Todo ello se va desbloqueando mientras progresamos en la historia y arcade, por lo que la duración del título se alarga de esta forma; por otra parte, aunque el videojuego ha sido anunciado con traducción en español, hasta antes de su lanzamiento solo lo hemos podido disfrutar en inglés, aunque la distribuidora en España, Meridiem Games, ha prometido que llegará nuestro idioma mediante una actualización.

kill la kill the game: if

El apartado gráfico brilla sobre todo lo demás

Si hablamos del apartado gráfico, hablamos de lo mejor del videojuego: un dibujo trazado a mano que está renderizado de manera muy parecida al anime y que, por lo tanto, es muy fiel. Sorprende verlo más en movimiento que en imágenes estáticas, y en casi todo momento funciona como un roble: no hay caídas de frames, algo que, por otro lado, no se comprendería porque las arenas de combate no tienen interacción alguna con los personajes.

Este es el principal 'pero' de un título que nos ha entrado y enamorado por los ojos; pese a que hay efectos al movernos por el escenario, no hay elementos sobre el mismo para destruir; tampoco en los fondos. Tan solo hay numerosas secuencias de animación en los propios combates que generan momentos de espectacularidad sorprendentes.

En tierra de nadie

El modo historia alternativo, aunque breve, hará las delicias de los seguidores del anime original; la jugabilidad es frenética y se aprecia el talento de Arc System Works detrás, creadores de obras como Dragon Ball FighterZ o BlazBlue: Cross Tag Battle, pero la reducida cantidad de modos y de personajes/escenarios nos parece un despropósito que se carga un gran videojuego de lucha.

Redactado por:

Amante de los videojuegos y del cine. Quizás The Legend of Zelda y Final Fantasy ocupen un lugar más alto en mi corazón que otros videojuegos, pero amo a todos los que me divierten por igual. Cine de ciencia ficción como forma de vida

Comentarios: