Colabora

Impresiones jugables de Journey to the Savage Planet: entre la épica y la sátira

Fichas

Impresiones jugables de Journey to the Savage Planet: entre la épica y la sátira

Nos ponemos a los mandos para jugar a la prometedora obra debut de Typhoon Studios

Publicado el 0
  • Plataformas: PC PlayStation 4 Xbox One
  • Fecha de lanzamiento: 30/1/2020
  • Género: Aventura, Exploración
  • Desarrollador: Typhoon Studios
  • Editor: 505 Games
  • Formato: Físico, Digital
  • Idioma: Ingles y textos en castellano
  • Multijugador:

Cuando uno escucha que varios desarrolladores que se han dedicado a trabajar en grandes nombres de la industria como Assassin's Creed, Far Cry o Batman Arkham fundan un nuevo estudio, es fácil pasar por alto lo más importante al dejarse llevar por la apabullante estelaridad de dichas franquicias. Lo verdaderamente relevante aquí no es qué pueden hacer estas personas para dar vida a un juego que se asemeje a las cotas de calidad de estas últimas, sino cuánto pueden alejarse de ellas para demostrar que su sombrero de las ideas aún tiene mucho fondo. Esa es, precisamente, las intenciones que nos han transmitido las palabras Reid Shneider, cofundador y productor ejecutivo de Typhoon Studios, al conversar con él y hablar de la obra debut del estudio: Journey to the Savage Planet.

Schneider y su equipo tenían claro desde el principio que querían engendrar una obra más personal, donde hubiera sitio para desmarcarse ampliamente de los protocolos establecidos en las grandes superproducciones y las maneras en las que estas construyen sus mundos y ambientaciones. Journey to the Savage Planet quiere darle un giro a todo esto, a cómo las epopeyas espaciales nos ponen en la piel de un intrépido galán que logra salir adelante en el rincón más recóndito del cosmos. Comenzando por establecer un punto de partida donde el sentido del humor es el pilar que sujeta todo lo que debería sostener esa épica tradicional.

Journey to the Savage Planet nos da la oportunidad de solaparnos a una misión de la cuarta compañía más importante dentro de la carrera espacial (sí, la cuarta) de cara a adentrarnos en los rincones de un planeta inexplorado. Y es que el simple detalle de no formar parte de una multinacional megalómana asienta las bases de una ambientación muy prometedora; una que se acerca a ese sentido del humor que hace una sátira de la ciencia ficción embarcándonos en una aventura que se acerca más a las películas de serie B que a la Guerra de las Galaxias.

Algo que, sencillamente, hace que Journey to the Savage Planet brille sobre cada broma que presenta al jugador, tanto en lo narrativo como en lo mecánico. Yendo desde la pasivo-agresividad de la inteligencia artificial que nos acompañará en el camino hasta la posibilidad de darle una patada en el culo (literalmente) a los bichos que nos encontremos por ahí; desde los ridículos mensajes de vídeo que nos manda el director de la compañía hasta la posibilidad de darle un sopapo a una planta para hacer que su néctar salte por los aires y podamos recuperar algo de salud.

Journey to the Savage Planet

Todo esto no implica, por otro lado, que el escenario en el que transcurre la aventura sea uno falto de interés. Y es que, precisamente, el segundo pilar que parece que aguantará el peso de Journey to the Savage Planet es esa capacidad que tiene para hacer germinar en nosotros las ganas de explorar todos los rincones de su escenario. Porque en cada suelo que pisemos habrá criaturas y flora que escanear y poder conocer más sobre el lugar al que nos han enviado; porque cada terreno parece esconder mucho más allá de lo que se ve a simple vista. Algo que demuestra que Journey to the Savage Planet sabe impulsarse más allá del desconocimiento humano sobre el universo que tanto nos engancha de cierta forma a los tropos de la ciencia ficción.

No obstante, la labor de Typhoone Studios de lograr que el jugador se interese por conocer el mundo que ofrece el juego va mucho más allá de los enigmáticos templos ancestrales que nos encontramos incrustados en rocas flotantes, o de las criaturas cuyas siluetas se retuercen sobre sí mismas para dar lugar a formas de lo más variopintas: el núcleo de Journey to the Savage Planet permanece candente gracias a su diseño de niveles, pero también a sus mecánicas.

Journey to the Savage Planet

En la estructura global que hay tras el título y a través de la cual se van ramificando las pequeñas acciones que se nos permite llevar a cabo en su mundo, se nota a la perfección que Typhoon Studios es un equipo conformado por gente que cuenta con una gran veteranía en el sector. Y si decimos esto es porque, a pesar de que hayan intentado alejarse de la corriente más viva actualmente de los Triples AAA en los apartados anteriormente mencionados, han querido apostar por un concepto que funciona sobradamente: dar vida a un título cuyo diseño de niveles se encuadre dentro del género de los metroidvania.

Un concepto que, en consecuencia, implica el correspondiente avance por zonas antes inaccesibles gracias a la creación de nuevas herramientas, a un sistema de recogida de recursos y crafteo que nos permitirá elegir qué elementos queremos mejorar, y a un sistema de combate que queda relegado a un segundo plano; demostrando, una vez más, que el conservadurismo no es malo per sé si las cosas se hacen bien. Porque, tal y como dice el dicho: ''si algo ya funciona, no lo arregles''. En cambio, lo que sí nos llamó la atención por ser algo que sobresalía sobre el resto de partes el juego es la sensación de que cada ítem y cada enemigo tienen algo que contar. Es decir, que existe un gran repertorio de especies que interactuarán de manera distinta con otras y con los objetos que usemos con ellas.

Journey to the Savage Planet

Como conclusión final a estas impresiones podríamos decir que el sabor de boca que nos ha dejado Journey to the Savage Planet es uno cuyos matices se encuentran en armonía o, dicho de otra manera, que los diferentes apartados de los que hemos hablado aquí encajan con soltura. Todo ello para dar lugar a una experiencia en la que se invita al jugador a acoplarse fluidamente a su sentido del humor, a sus proposiciones jugables y al deseo de resolver los misterios que esconde su planeta.

Typhoon Studios tiene entre las manos un producto que parece encontrar un buen equilibrio entre su faceta conservadora y su cara más alocada. Porque mientras que algunas obras abogan por ese ''hacia el infinito y más allá'', otras prefieren explorar el universo desde una visión más contenida y personal. Un suceso en el que la existencia se mira a sí misma a través de un grupo de ojos que saben ver la sátira de todo lo que nos rodea; uno en el que, por azares del propio cosmos, el big bang creó hace millones de años las partículas de carbono y calcio que darían vida a aquellas personas que han creado el juego; que nos darán la oportunidad con su obra de dar un guantazo del revés a toda aquella criatura que se aloje en sus biomas a partir del 28 de enero de 2020 en PC, PlayStation 4 y Xbox One.

Redactado por:

Crecí rodeado de naturaleza y campos de trigo, pero con la cabeza llena de historias sobre dragones y planetas lejanos. Después me hice psicólogo para poder fascinarme con las historias de los demás.
Consulta aquí nuestro calendario de lanzamientos y estrenos Así estarás al tanto de todas las novedades

Comentarios:

NOTICIAS RELACIONADAS

Journey to the Savage Planet nos ofrece nuevos vídeos, reservas y fecha de lanzamiento

Directamente desde Gamescom, Colonia, os traemos el nuevo material que el editor 505 Games y el desarrollador Typhoon Studios nos han preparado de su nuevo e interesante título, Journey to the Savage Planet. En Journey to the Savage Planet nos adentraremos en las peligrosas islas Jellywaft , el turbio pantano Gully y un imponente bosque […]

Publicado el 19 AGO 2019 0
Cargando la siguiente noticia...