Análisis Yoshi’s Woolly World

Wii U
 

– Desde el anuncio oficial del su desarrollo, Yoshi’s Woolly World ha destacado, sobre todo, por su interesante apartado artístico, una canción pegadiza y el genial amiibo de lana con el que iba a venir acompañado. Lo que no sabíamos, es que estábamos viendo el que posiblemente sea el mejor juego de Yoshi que hasta ahora ha llegado a nuestras manos. Yoshi’s Woolly World no solo es fachada, también tiene un fondo grande e interesante que disfrutaremos gracias al buen hacer de Good-Feel, el encargado de llevar a cabo de llevar a cabo otros juegos de Nintendo como Kirby’s Epic Yarn.

Yoshi Woolly World (8)

La lana será el nuevo material en que se han basado para desarrollar este juego. Sumamente importante no solo por la belleza y mimo con la que está tratado, sino por que todo gira alrededor de él.

Un bonito mundo de lana

Esa es la fachada a la que nos referimos en la introducción. Esta nueva aventura de Yoshi se nos presenta dentro un un vistoso y colorido mundo de lana muy bien recreado. Sin florituras pero lo suficientemente detallado como para que nos den ganas de abrazar a nuestro querido y “molloso” dinosaurio verde.

Ahora, Yoshi vive en Isla remiendos, situada en el océano “hechoamano” -si, un nombre que le viene  que ni pintado-, un lugar tranquilo y apacible para nuestros amigos los Yoshi hasta que Kamek llega para perturbar esta paz y tranquilidad. Como siempre, este personajillo malévolo llega con un plan al nivel de su maldad y pensando que se va a salir con la suya. Este, mediante un hechizo, convierte a todos los Yoshi en ovillos de lana,  aunque algunos como es de prever, algunos de ellos consiguen escapar, lo que hace que comience la persecución para ayudar a los que han caído en manos de Kamek. Sin embargo y previsimeblemente, lo que parecía un plan genial no lo es tanto.  Kamek -si, sigue siendo un villano un tanto torpe- va dejando caer los convertidos yoshi por lo ancho y largo de las fases, lo que aprovechan los Yoshi que  han ido en su caza para ir liberando a sus amigos.

Yoshi Woolly World (1)

Es quizás el juego donde el Wii U GamePad tiene menos protagonismo de todos, de hecho podremos jugar sin problema con otro mando compatible.

Esta es la premisa principal, que se introduce en modo narrativo mediante textos mostrados en unos carteles, como es tradicional en la mayoría, sino todos, juegos de Nintendo, es la que permite introducirnos en un juego de corte muy clásico, y tan divertido como lo juegos de antaño.

Sistema jugable y novedades

El hecho de que un juego haga uso de una de unas mecánicas más clásicas o más modernas no esta reñido con la diversión, y Yoshi’s Woolly World es un claro ejemplo, pues las mecánicas jugables siguen siendo las tradicionales en los juegos del dinosaurio de Nintendo, e hilando un poco más fino, podríamos decir que no difiere de cualquier juego clásico de la época de NES o Super Nintendo. Ahí están los juegos “indies”, donde disfrazados de una estética retro, se inducen mecánicas jugables clásicas con alguna que otra más moderna y funcionan perfectamente. Algo parecido pasaría con este nuevo juego de Yoshi.

Yoshi Woolly World (2)

El colorido mundo del océano hechoamano

Nuestro dinosaurio favorito, y seguro que el de muchos, sigue manteniendo unos movimientos más o menos similares que siempre. Seguiremos teniendo la capacidad de tragar a los enemigos y convertirlos en ovillos de lana de diferente tamaño que podremos lanzar -en vez de los clásicos huevos-, aunque con obvias modificaciones y ajustes en las físicas propias del “material” usado en esta entrega. Esta modificaciones no son demasiado agresivas, pero si lo suficientes como para adaptarse al nuevo estilo gráfico del juego.

Yoshi’s Woolly World funcioan como un confunto que gira alrededor del estilo gráfico, que a la postre es el principio activo de todo el juego. El nuevo material, como ya sabréis desde hace meses, ha permitido a Good-feel hacer un uso interesante, aunque más que interesante nos gusta describirlo de genial, de las posibilidades que brinda. Tendremos muchos objetos y caminos escondidos tras este material tan blandito y esponjoso, y que podremos descubrir  tirando de un hilo con la lengua, empujar para “aplastar” una zona “mullidita” o usar los ovillos de lana resultantes de tragar a los enemigos para descubrir plataformas que no se ven a simple vista, lanzarlos para recoger algún objeto a distancia, o para “romper” las nubes que algunas veces tienen diamantes, coleccionables o nos muestran caminos alternativos.




Continuando con las mecánicas, el juego reúne todas las características jugables clásicas, es decir, estamos ante un título que se desarrolla en un interesante scrooll lateral. Esto es, desplazamiento de izquierda a derecha en unas fases no muy grandes pero que hacen que el juego sea realmente rejugable, sobre todo gracias a los coleccionables que encontraremos escondidos de manera magistral y muy inspirada.

Yoshi Woolly World (9)

Los jefes son, quizás, el punto más flojo del juego, aunque reconocemos que son bastante variados. Son sencillos y fáciles de derrotar pues mas o menos todos tienen las mismas mecánicas.

Son precisamente estos coleccionables, la parte más importante del juego. Realmente Yoshi’s Woolly World no tiene un dificultad excesiva -aunque no es fácil-, ni es necesaria una habilidad fuera de lo común, pero lo que si tiene es un curva de dificultad que va de más a menos y que convertirá la recolección de los citados items en todo un reto.

Para completar y descubrir todos los secretos, debemos superar las fases con todos los ovillos, con todas las flores, cogiendo los  diamantes que contienen parches -un total de 20 por fase-, y llegar al final de la fase con todos los corazones de Yoshi intactos. Conseguido esto, y os aseguramos que a partir de la mitad del segundo mundo no es nada sencillo, podremos desbloquear, por un lado otros Yoshi, lo que a la postre son tan solo colores -esto se consigue mediante los ovillos-, y por otro fases secretas mediante la recolección de soles.

En el juego se han  introducido las variables necesarias como para dejar a este Yoshi en juego mucho más pulido e interesante que otros de la saga. En este sentido se han cambiado, por ejemplo, el indicador de daño de nuestro personaje, por uno más sencillo y basado en corazones (se agradece, y no sabéis de que manera) o la introducción de la posibilidad de que Yoshi se mantenga aún más tiempo en el aíre mediante la introducción de una hélice después del famoso “pataleo” del salto. 

Yoshi Woolly World (5)

¡Aplasta Yoshi, aplasta!

Las transformaciones de Yoshi siguen estando presente en el título. En esta ocasión nos encontraremos con alguna que otra fase cronometrada dentro de la fase principal y es en ella en donde Yoshi adoptará una forma gigante, al más puro estilo New Super Mario Bros. o de moto, que son sin duda las dos más divertidas de todo el título, por lo menos a nuestro parecer.

Estas “minifases” aportan al juego un punto variable y sorprendente, algo que ya queda patente todas durante todo el recorrido de Yoshi’s Woolly World. Estamos antes un juego muy variado e inspirado que nos propondrá continuos retos gracias a los ya citados coleccionables.




Si por si todas las bondades de este juego fueran pocas, tenemos un apartado musical muy interesante llega de melodías pegadizas y con mucho ritmo que aderezan y complementan los demás apartados ya comentados anteriormente. Tendremos tanto temas versionados de otros títulos, pero lo suficientemente “remodelados” como para que tan solo los oídos más finos sean capaces de reconocerlos, como temas nuevos. Un punto muy fuerte en un título que intenta hacer del juego un conjunto inseparable de tal forma, que de fallar algo, la valoración no sería la misma.

Yoshi Woolly World

Nuestro fiel amigo nos ayudará sortear algunos obstaculo, coger objetos, derrotar enemigos y eliminar bloques. Es uno de los elementos que esa variedad que tanto nos ha gustado de Yoshi’s Woolly World

Extras, añadidos y multijugador

Quizás el apartado más flojo del juego es sin duda los extras que trae. Por un lado, nos plateamos que las “recompensas” por conseguir todo los coleccionables y completar el juego al cien por cien es algo escasas, pero por otro, es quizás una forma de no alargar el juego innecesariamente, y que acabe por aburrir. Un debate debate interesante que sin duda gozará de diferentes puntos de vista. El nuestro es bastante obvio: sin duda Yoshi tiene los añadidos y recompensas suficiente para que, por un lado no se haga largo, y por otro juguemos lo suficiente al juego pero que no llegue aburrir.

Yoshi 2

Siguiendo con el contenido extra, no queda otra que hablar del Alfiletero de yoshi, un lugar creado en exclusiva para ver y seleccionar todos los colores de Yoshi que hemos ido desbloqueando gracias a recolección de los ovillo de lana que Kamek ha ido dejando caer en cada una de las fases (hasta un total de 5). Como decíamos, podremos seleccionar con que Yoshi queremos jugar en ese momento, pero no solo eso, si que también podremos guardar nuestro diseños o combinaciones favoritas en nuestro amiibo de lana, si es que hemos sido de los afortunados de poder adquirir uno.

Esto nos lleva al otro alfiletero que tiene Yoshi en el título, y que esta dedicado a los amiibo. Se trata de otro lugar que quizás podrían haberse ahorrado de incluir por separado, y en el que tan solo podremos usar si tenemos otro amiibo compatible con el juego, ya que recordad, que el juego tendrá compatibilidad con un motón de figuras que actualmente están en el mercado.

Eso sí, cada que salimos el juego y volvemos a entrar, y si queremos cambiar de color (o traje) debemos volver a pasar por el alfiletero amiibo para seleccionar el que queramos. Nos parece un tanto molesto, aunque  tampoco es que sea un punto demasiado importante la compatibilidad con los amiibo más allá de la curiosidad de ver como son los trajes. Por cierto, el de Super Mario es toda una “cucada”.

Finalmente, tenemos la Carpa de la nostalgia. Un sitio donde los más nostálgicos y los amantes de los extras tendrán su rincón favorito, sin duda.




Situada en la Isla de los remiendos junto a los alfileteros, encontramos esta carpa en la que podremos tan “solo”, ver todos los diseños de los enemigos a los cuales les hemos lanzado algún ovillo (recordad que es importante hacer esto para que aparezca aquí, o escuchar las música del juego, que como ya hemos comentado, se trata de unos de los apartados que más destacables en el título.

Como decíamos, el título no destaca por tener grandes cantidades de contenido, algo que por un lado podremos valorarlo inicialmente como algo negativo, pero que a la postre agradeceremos, pues ayuda a centrarse en lo que interesa, que es jugar y divertirse, algo que consigue el título sobradamente.

Por otro lado, y que merece mención aparte, es que el juego no tiene multijugador en línea aunque si local. El hecho de poder jugar con otro compañero de juegos hace sin duda el juego más divertido, aunque también hubiese sido aún más divertido el poder jugar con hasta dos compañeros más a través de modo en línea y un chat de voz. Imagináos tres Yoshi en pantalla, una delicia aunque sin duda es la politica de Nintendo en este aspecto la que suele primar y ya sabéis, casi siempre optan por el multijugador local como es el caso de Kirby y el Pincel Arcoíris.

Valoración

Yoshi’s Woolly World es quizás el título que menos caso se le ha hecho desde su lanzamiento, y es por ello que quizás estemos antes uno de los tapados nos sólo en Wii U, sino también de cualquiera de las plataformas que actualmente están en el mercado.

Este nuevo Yoshi te gustará, lo saborearás y querrás abrazarlo hasta ver ver el fin de toda su propuesta. Sin duda estamos antes uno de los mejores juegos de Yoshi desde su aparición como personaje, y uno de los más interesantes del actual catálogo de la consola de sobremesa de Nintendo.

Yoshi es adorable, y si juego también lo es ¡Yoshi!


Positivo

  • Inscreíble apartado artistico
  • Increible banda sonora
  • Jugabilidad pulida y exquisita
  • Curva de dificultad moderada y progresiva
  • Un montón de coleccionables por conseguir
  • Variedad e inspiración en los niveles y sus situaciones

Negativo

  • Quizás peque de pocos extras al completarlo
  • Se echa de menos un cooperativo en línea
  • Las característica del Wii U GamePad son testimoniales
9

Increíble

Política de puntuación

Álvaro Giménez
Especialista en Nintendo y portátiles. Apasionado de los videojuegos, cine y la fotografía.