Goku y Vegeta se hermanan para desatar su poder en Dragon Ball Super

Dragon Ball Super

Arco - Torneo del Poder

Goku y Vegeta se hermanan para desatar su poder en Dragon Ball Super

El trabajo en equipo ha terminado pesando más que sus orgullos

Goku y Vegeta se hermanan para desatar su poder en Dragon Ball Super
 
 

El esperado Torneo del Poder de “Dragon Ball Super” está sacando a relucir todas las fortalezas y debilidades de sus participantes, en una situación de peligro máximo. Ante las peculiares normas de la competición, Gohan acordó ser líder sobre el campo de batalla,  organizar una estrategia de trabajo en equipo que permitiese explotar esas reglas por encima de la fuerza bruta. Sin embargo algunos participantes del Universo 7 no parecían estar totalmente de acuerdo, y las consecuencias de sus actos han comenzado a verse esta semana. Goku, Vegeta, y Freezer están convencidos de sus propias habilidades para salir victoriosos, pero los oponentes no trabajan solos en pos de eliminar al presunto responsable de la competición.

Con el episodio número 100 a la vuelta de la esquina, la situación comienza a complicarse para el protagonista. La semana pasada veíamos como Goku, en su obsesión por enfrentarse a Jiren y el Universo 11, quedaba separado del resto del equipo. La supuesta colaboración entre todos quedó rápidamente disuelta ante el egoísmo de Vegeta y los planes de traición del Emperador del Mal. Todo ello terminó provocando que el Universo 9 ejecutase sus planes y acorralase a Goku en una situación de clara desventaja.

Como ya ha ocurrido en otras ocasiones en el pasado, el Saiyajin ha comenzado el combate probando el nivel de sus oponentes. Y es que aunque el Universo Improvisado ya se mostró a pleno rendimiento hace algunas semanas, y fuese el que menor rango de poder obtuvo de entre todos los equipos, sus intenciones para eliminar a Goku pasaban por trazar una estrategia secreta. Tanto Bergamo como Basil y Lavender por separado no suponen una amenaza, pero en conjunto conforman lo que ellos llaman el “Trío de Dangers”. La combinación las tres fuerzas, más el hecho de que el propio Lavender utilizase de nuevo su veneno como ya lo hizo con Gohan, han terminado por poner a Goku entre la espada y la pared.

Cuando ya todo parecía perdido para el protagonista, Vegeta ha aparecido en su ayuda situándose junto a él en medio de la formación destructiva. Aunque el príncipe de los Saiyajins ha demostrado en numerosas ocasiones sentir un gran odio y envidia de Goku, lo cierto es que su sangre le empuja a defender a uno de los suyos, y en esta ocasión lo ha vuelto a demostrar. Los dos rivales siempre han sido de los más poderosos en la saga, y en “Dragon Ball Super” están volviendo a demostrar que juntos son prácticamente invencibles.

Sin embargo, lo que en un principio parecía ser la elección lógica, ha terminado por empeorar la situación, y es que el resto de miembros del Universo 9 han visto la oportunidad perfecta para eliminar a las principales amenazas del Universo 7 de una sola vez. Eso ha provocado que al Trío de Dangers se uniesen también el resto de luchadores, terminando de conformar una completa avalancha de peligro para los protagonistas. El contexto, como era de esperar, ha terminado por forzarlos a transformarse en Super Saiyajin para poder hacer frente a tantos enemigos al mismo tiempo. Vegeta además por su parte ha imitado la barrera que ya estaba utilizando Goku, para protegerse del veneno de Lavender.

Mientras todo eso ocurría, los comentarios del Gran Sacerdote, de Bills y Whiss, y del propio Sidra han proporcionado el toque que le faltaba al Torneo del Poder por la ausencia de un comentarista. Y es que aunque esta competición es la de mayor envergadura de la historia de la serie, es una de las pocas veces que el famoso anunciador no está presente, haciéndose evidente su ausencia en “Dragon Ball Super”. Ese papel parece que lo recogerá el Gran Sacerdote mientras observa los combates desde las alturas, y vigila que todas las normas se cumplen.




Por su parte Freezer ha terminado por colaborar con Goku y Vegeta casi de forma involuntaria al eliminar bajo su propia cuenta al resto de miembros del Universo 9. Desde que llegó al Reino de la Nada dejó clara sus intenciones de formalizar un pacto con Frost para traicionarlos a todos, dejando clara la mala decisión que suponía devolverlo a la vida. No obstante no hay que olvidar que su paso por el Reino de los vivos es limitado, y que el halo que flota sobre su cabeza limita sus ambiciones personales de echarlo todo abajo de forma inmediata.

Goku y Vegeta mientras tanto continuaban aguantando las embestidas de sus oponentes, y la aparición del resto de miembros del Universo 9. Mientras que el trío de Dangers cerraba el espacio con sus posiciones y ataques físicos, Hyssop, Oregano y Chappi lanzaban ofensivas a distancia. Este último siendo realmente peligroso por su habilidad de lanzar fuego por la boca y su fortaleza de hierro a cortas distancias. Sin embargo, y como ya había puesto de manifiesto el perspicaz Whiss, los luchadores no estaban actuando en equipo, y esto ha terminado por pasarles factura.

En un momento de despiste Vegeta conseguía zafarse de la embestida simultánea de dos oponentes, provocando el desconcierto entre sus filas, y favoreciendo que Goku eliminase a dos rivales de forma súbita. A partir de ese momento todo ha comenzado a venirse abajo y la situación se ha dado la vuelta en favor de los luchadores del Universo 7 para sorpresa de todos los allí presentes. Tanto Goku como Vegeta han vuelto a demostrar en “Dragon Ball Super” que sin enseñar todo su poder son capaces de valerse por sí mismos y permanecer sobre el ring.

Los dos Saiyajins ya empujados por la euforia se han terminado transformando en Super Saiyajin Blue ante el ataque especial de Bergamo, Basil y Lavender llamado Triangle Danger Beam. Goku y Vegeta por su parte han respondido combinando sus ya famosos Kamehameha y Final Blast en un ataque devastador que ha arrasado con todo lo que tenía por delante y ha terminado de expulsar de la plataforma a los tres lobos del Universo 9.

Las consecuencias no han tardado en aparecer, y tal y como prometió el Gran Sacerdote, el universo eliminado ha sido hecho desaparecer para sorpresa de todos. Sin explosiones ni grandes aspavientos todos los allí presentes del Universo 9, y el resto de habitantes de sus planetas, se han evaporado instantáneamente dejando claro que “Dragon Ball Super” se encuentra en uno de sus momentos más importantes. La semana que viene será el momento de que Krilin y C-18 y demuestren por qué han sido elegidos, defendiéndose del Universo 4. ¿Conseguirán lo mismo que los protagonistas?


Contenido relacionado