Las estrellas comienzan a brillar con luz propia en Dragon Ball Super

Dragon Ball Super

Arco - Torneo del Poder

Las estrellas comienzan a brillar con luz propia en Dragon Ball Super

El Torneo del Poder ha comenzado por todo lo alto

Las estrellas comienzan a brillar con luz propia en Dragon Ball Super
 
 

Tras varios meses de espera y preparación, ha llegado el momento y el Sacerdote Supremo ha dado comienzo a la competición que lo decidirá todo. El Torneo del Poder promete ser el evento más importante de todo “Dragon Ball Super”, y uno de los torneos más decisivos junto con el famoso organizado por Célula. 80 guerreros se enfrentan en lo que a priori parece una lucha igualada por la victoria, pero que está quedando rápidamente desdibujada por los intereses de los distintos Dioses, y la parcialidad en contra del Universo 7. Desde que Goku diese pie a que los Reyes del Todo se animaran a organizar la competición, el odio por el Saiyajin no ha parado de crecer, siendo este visto como el máximo responsable de la posible destrucción de muchos universos. La simple aparición de Freezer solo fue un anticipo de la persecución que vivirá el equipo dentro del ring, y pone las cosas algo complicadas para los protagonistas.

La semana pasada por fin quedaba todo preparado para el inicio del Torneo del Poder, y esta semana ha dado comienzo por fin la competición. Ante la presencia de todos los universos, el Gran Sacerdote volvía a hacer un repaso a las peculiares normas que regirán los combates y que se resumen en : La duración será de 100 tk (48 minutos) y el tiempo se irá marcando mientras el pilar central de ring desciende. No se permiten armas ni ayudas externas, ni volar a menos que se cuente con alas propias. Las medicinas o cualquier otro tipo de objeto curativo quedan fuera (incluyendo las habichuelas mágicas), y si algún luchador pasa mucho tiempo sin moverse, quedará eliminado.

El conjunto de las normas hacía que Gohan se propusiera para lider del equipo en su estrategia de actuar coordinados. No obstante pronto quedó claro que esas directrices serían complicadas de seguir, y en cuanto ha comenzado el torneo todos se han dispersado quedando únicamente Krilin, Muten Roshi, Tenshinhan, Piccolo y el propio Gohan. Las ambiciones personales de cada uno parece que marcarán el devenir de los acontecimientos en “Dragon Ball Super”, y Goku es el más decidido a cumplir con unos deseos difícilmente de cumplir en un combate tan multitudinario y donde llama tanto la atención.

La gran cantidad de enfrentamientos simultáneos ha terminado provocando que solo se aprecien destellos y luces por todo el ring, y que la acción se focalice brevemente en distintos puntos del ring. En este episodio el protagonismo ha ido a parar al Universo 10, el cual cuenta con unas luchadoras provistas de alas que en un principio tendrían ventaja. No obstante para adquirir todo su poder estas deben transformarse, y Basil, del universo 6 no parece dispuesto a permitirlo. Con sus insistentes ataques hacia Libeu ha terminado por empujarla fuera de la plataforma y cayendo al vacío. Sin embargo cuando todos parecían seguros de que desaparecería, esta ha reaparecido en las gradas, dejando claro que nadie morirá en “Dragon Ball Super” al menos mientras dure la competición.

Mientras tanto Goku ha seguido intentando alcanzar a Toppo o Jiren, pero ha sido rápidamente interpuesto por Ganos del Universo 4. Al mismo tiempo Narirama del Universo 3 ha comenzado a ejecutar un remolino destructor que arrasaba a todos a su paso. Solo la intervención de Hit por un lado, y de Basil por otro han sido capaces de detenerlo antes de que alguien cayese en su trampa y fuera despedido fuera de la plataforma. El Universo 3 no parece que cuente con luchadores fuertes de forma individual, pero sí con distintas estratagemas que hacen honor a su propio nomrbe.

Los pocos que quedaban restantes del Universo 7 por su parte siguen manteniéndose unidos ante las acometidas de sus enemigos. El grupo de protagonistas ha sido rodeado con la clara intención de deshacerse de ellos desde el primer momento, y su estrategia no parece estar surgiendo efecto. Los destellos cegadores de Tenshinhan y las acometidas de Piccolo, Muten Roshi, Krilin y Gohan solo están consiguiendo ganar tiempo ante una caída que parece inevitable. Sin embargo, tal y como ya se adelantó en una de las sinopsis de las próximas semanas de “Dragon Ball Super”, Krilin no tardará en mostrar sus nuevas habilidades, y Gohan no debería tardar en hacer lo mismo.




Tras la eliminación de Libeu, Basil se ha crecido en orgullo y parece imparable. Su siguiente objetivo era Napapa, un luchador del Universo 10 que parece emplear técnicas de sumo. Sin embargo la estrategia no le ha salido bien esta vez al lobo del Universo 9, y este no ha conseguido ser eliminado fuera del ring. Paradójicamente el Universo 10, que en un principio debería ser el que contase con mayor ventaja por tener luchadores con alas, está siendo el más hostigado y perjudicado hasta el momento.

Goku por su parte parece seguir obstinado en su objetivo de enfrentarse contra el Universo 11, y lo ha convertido en un deseo personal. Para el protagonista parece no importar lo que hay en juego y solo tiene en mente probar el misterioso y sobresaliente poder de Jiren. Este sin embargo parece enormemente tranquilo y apenas se ha movido desde que ha dado comienzo el Torneo. Goku desconcertado ante el cruce de miradas con el obtuso luchador, ha terminado por bajar la guardia y caer a manos de Nink del Universo 4. La situación de peligro ha derivado en una prematura  breve transformación en Super Saiyajin y la consecuente eliminación del atacante.

“Dragon Ball Super” ha desplegado todas sus cartas tras varias semanas de escepticismo por parte de unos fans bastante impacientes. Las próximas semanas los fuegos artificiales se convertirán en destellos reales, y tanto antiguos personajes como actuales podrían brillar con intensidad. Hacía tiempo que una posible nueva transformación de Goku no llamaba la atención. ¿Será suficiente para sorprender a las Tropas del Orgullo?


Contenido relacionado