Tenshinhan multiplica sus 3 ojos para arrasar en Dragon Ball Super

Dragon Ball Super

Finalizada

Tenshinhan multiplica sus 3 ojos para arrasar en Dragon Ball Super

El guerrero decide entrar en acción en un episodio algo menos llamativo que los anteriores

Tenshinhan multiplica sus 3 ojos para arrasar en Dragon Ball Super
 

Cada vez van quedando menos cartas en entrar en juego en el Torneo del Poder y el enfrentamiento deseado por todos se aproxima. Hace ya muchas semanas que comenzó la competición llamada a poner la guinda a una de los arcos más elaborados e interesantes de “Dragon Ball Super”, y las cosas están sucediendo bajo lo previsto. El Universo 7, que acudía con Goku a la cabeza, ha demostrado sobradamente ser uno de los más competentes del torneo. Sin embargo no solo el Saiyajin ha demostrado haber entrenado para el momento, sino que los androides, Krilin, Gohan, Piccolo e incluso el maestro Muten Roshi han probado ser duros rivales para sus enemigos. En ese sentido solo Tenshinhan y Freezer quedan por entrar en acción, y el primero ha decidido dar un paso adelante esta semana.

Tras un final muy emotivo la pasada semana, en el episodio 106 de “Dragon Ball Super” las cosas han seguido su curso. Con dos universos eliminados, otros en sus últimas, los combates se han ido recrudeciendo, y el ingenio de los luchadores también. Así lo han podido comprobar Gohan y Piccolo tras quedar atrapados en una peligrosa trampa tendida por el misterioso luchador que se hace llamar Prum, del Universo 2. Este equipo ya había demostrado su poder hace varios episodios con las extravagantes Ribrianne y compañía, y ahora ha vuelto a dejar claro que su estrategia no se basa tanto en la fuerza como en el ingenio.

Los primeros instantes del episodio nos deja la derrota del Doctor Rota del Universo 6 a manos de lo que parecen ser proyectiles disparados desde mucha distancia. Los siguientes en el objetivo del tirador eran Gohan y Piccolo, que ante la incapacidad de descubrir donde se situaba el enemigo, quedaban atrapados bajo el campo de acción del francotirador y sus extrañas esferas en las que parecen rebotar la energía. Tanto es así que a pesar de intentar evitar los ataques, el Namekiano era golpeado perdiendo uno de sus brazos, que rápidamente regeneraría.

Gohan y Piccolo sin embargo no eran los únicos que se estaban comenzando a agotar, y es que el propio Prum se veía obligado a dispersar más esferas sobre el terreno para encontrar a sus objetivos que ahora se habían escondido mejor. Tanto unos como otros se estaban metiendo así en un combate en el que el control del Ki era imprescindible para adelantarse a los movimientos y ganar ventaja, con el terreno como principal protagonista.

Piccolo, quien ya ha demostrado en muchas otras ocasiones su ingenio, volvía a sacar su lado estratega en “Dragon Ball Super”, ideando un plan de acción. Gracias a su extensión de brazos, el Namekiano lograba hacer de cebo para los ataques de Prum, pudiendo así descubrir en la lejanía el brillo desde donde emanaban los proyectiles. Una vez localizada la fuente, tanto Piccolo como Gohan comenzaban a romper rocas para utilizar el polvo a su favor y acercase hasta él.

Prum sin embargo tenía más de un secreto guardado y teniendo en cuenta que su estrategia era su principal seguro de vida, había desarrollado más de una mejora en su visión. Aunque el polvo del campo le impedían ver con claridad donde se escondían sus rivales, este era capaz de localizarlos mediante el calor que desprendían sus cuerpos, haciendo así la reducción de Ki un método inútil para escapar de él. Mientras tanto llegaban a la escena Goku, Vegeta y Tenshinhan, quienes estaban viendo como sus compañeros quedaban encerrados por la treta organizada por el Universo 2.

La situación no duraría mucho, porque Piccolo lograba darse cuenta de lo que estaba ocurriendo y volviendo a adelantarse a su enemigo, le instaba a Gohan a que calentara las rocas a su alrededor para confundir a Prum. Este a su vez comenzaba a enfurecerse cada vez más lanzando una lluvia de proyectiles sobre el campo de batalla ya sin ningún tipo de distinción ni lógica. Es entonces cuando Goku, Vegeta y Tenshinhan decidían entrar en acción para rescatar a sus amigos de una derrota segura.

Por un lado los Saiyajins decidían ir directamente a por Prum con el impetuoso Vegeta al frente. En uno de los momentos más épicos de todo el episodio, los dos guerreros lanzaban, de manera combinada sus Cañón Galick y Kamekameha. No obstante cuando ya todo parecía decidido, el enemigo descubría su verdadero poder absorbiendo todo el ataque de frente y haciéndolo reflejar. Es entonces cuando se daban cuenta de que en realidad Prum estaba actuando junto a su compañero Hermila, quien se dedicaba a lanzar ataques sobre el propio Prum mientras este los rebotaba hacia sus rivales.

A partir de ese momento Tenshinhan decide entrar en acción de verdad. Viendo que la estrategia de sus rivales se venía abajo, el guerrero liberaba todo su poder desvelando una nueva técnica debutante en “Dragon Ball Super”. Ante la mirada atónita de Gohan, Tenshinhan ejecutaba la Multiforma dividiéndose en cuatro copias iguales de sí mismo. Esta técnica que ya utilizó por primera vez contra Goku en el torneo 23 de las Artes Marciales, y contra Nappa tras su llegada a la Tierra, se diferencia de la Ilusión de Imagen en que las copias son tangibles y reales, pero obliga a su usuario a dividir también tanto su velocidad como poder.

Ahora los 4 Tenshinhan y sus 12 ojos se lanzaban contra Hermila de frente, mientras este continuaba atacando con proyectiles. De manera suicida las copias iban siendo eliminadas mientras el original Tenshinhan aprovechaba para acercarse lo máximo posible a su rival y colocarlo en su punto de mira. Llega un momento en el que los clones se acaban, pero ya era demasiado tarde para el guerrero del Universo 2, que ahora quedaba entre la espada y la pared.

Es entonces cuando Tenshinhan ha pecado de inocente, y es que en un alarde de honestidad y respeto por su enemigo, mostraba clemencia antes de eliminarlo. En un gesto de caballero, comenzaba a ejecutar su conocida técnica Kikoho para acabar con la vergüenza y sufrimiento de Hermila. Este sin embargo demostraba ser más ruin de lo esperado y con sus propios proyectiles disparaba contra el suelo haciendo caer esa zona de la plataforma hacia el precipicio y llevándose consigo a Tenshinhan.

Estaba ya claro que Tenshinhan era oficialmente el segundo eliminado del Universo 7 tras Krilin, pero antes de despedirse tenía una sorpresa guardada. Sus clones aparecían de manera inesperada agarrándose a Hermila en el vacío y llevándoselo con él. Así pues lograba eliminar a su rival, que junto con Prum, quedaban fuera de la competición gracias también a Vegeta y sus lanzamientos de rocas. De lo que no hay duda es de que “Dragon Ball Super” se aproxima a su temido desenlace y ahora que ya solo restan 32 minutos para el final del torneo, llega el momento de las traiciones.


Contenido relacionado