Hayao Miyazaki volvió de su retiro para que su nieto le recuerde

El cineasta dejó su jubilación para trabajar en la futura película del estudio

Hayao Miyazaki volvió de su retiro para que su nieto le recuerde
 
 

Para muchos “El viento se levanta” fue la gran despedida del padre del estudio que revolucionó la animación. Hayao Miyazaki se había convertido en todo un símbolo de la industria, y si de él dependiese, lo seguiría siendo muchos años más. No obstante el fundador del Studio Ghibli a sus 72 año por aquel entonces, había decidido dejar paso a las nuevas generaciones, y mantener su legado para la historia. Así anunciaba su retiro entre una gran conmoción de los fans, con la promesa de seguir al pie del cañón pero en cuestiones internas del estudio, y no al mando de más películas. Hasta que llegó el pasado año, cuando sorprendió a todo el mundo anunciando su regreso, pero ¿por qué?

Studio Ghibli reabre sus estudios para la llegada de la nueva película

La opinión de Miyazaki no ha cambiado desde que decidiese tomar su merecida jubilación. La animación ha cambiado mucho en los últimos años, y el estilo de trabajo del estudio no permitía sostener a una plantilla de animadores como antaño. “Si dijera que quiero hacer una película, sonaría como un viejo diciendo algo estúpido”, declaró en el momento. A pesar de ello, y contradiciendo sus propias palabras, el padre de la animación japonesa anunció su regreso y despedida final, con una película que promete estar lista para los Juegos Olímpicos de Tokio en 2019. Ahora la producción de esa cinta ya ha comenzado y muchos todavía se preguntan qué pasa por la mente del artista.

Toshio Suzuki, el productor que ha acompañado a Miyazaki en su carrera durante muchos años, reveló en una entrevista para el programa de televisión Nichiyobi Bijitsukan (vía Shukan Josei Prime) una conversación que mantuvo con el cineasta sobre los motivos de su regreso. “Él dijo: ‘Lo estoy haciendo por mi nieto’, detalló Suzuki sobre las motivaciones del director. “Su nieto diría algo como: ‘mi abuelo pasó al otro mundo, pero dejó su trabajo‘”.

No hay duda de que los fans de Miyazaki y del Studio Ghibli le tienen un gran aprecio por todos los años de magia que ha regalado al mundo, pero ese amor parece que el cineasta lo recoge de su propia familia. Su apellido lo llevarán sus descendientes con orgullo, recordando con cariño su última y esperada película.


Contenido relacionado