El episodio 129 de Dragon Ball Super solo contó con 2 minutos de escenas nuevas

Dragon Ball Super

Finalizada

El episodio 129 de Dragon Ball Super solo contó con 2 minutos de escenas nuevas

El inicio del combate entre Goku y Jiren estuvo repleto de refrito y planos estáticos

El episodio 129 de Dragon Ball Super solo contó con 2 minutos de escenas nuevas
 
 

Tantas semanas esperando la comida, para que al final lo único bueno fuera el postre. Toei Animation aprovechó el parón en la emisión de “Dragon Ball Super”, para inflar las expectativas respecto el episodio 129. Imágenes promocionales, avances, y sinopsis inundaban las redes y hacía complicado evitar la gran oleada de spoilers. Sin embargo llegaba el día, y los fans esperaban ver sino la mejor, una de las mejores batallas de todo el anime. Un enfrentamiento que debía incluso mejorar lo que se había visto en los episodios 109 y 110, y que serviría como inicio del clímax que veremos en el episodio 130. Lo que se encontraron en cambio fue una sucesión de material reciclado, planos estáticos, y un final que se hizo tremendamente escaso.

Esta no es la primera vez que vemos en “Dragon Ball Super” cómo se reutilizan los trabajos de algunos animadores para construir los nuevos episodios, pero sí podemos hablar del caso más flagrante en el momento más importante. La mejora en la animación vivida desde el especial de octubre parece que comenzó a resentirse desde hace varias semanas, y ha desembocado en un episodio más que decepcionante en términos técnicos. Y es que tal y como apunta Ajay, el episodio 129 solo contó con 2.05 minutos de escenas nuevas.

Sin contar ni el opening ni el ending, tenemos un total de unos 18 minutos que se dividieron de la siguiente forma: 2 minutos de escenas recicladas, 2.05 minutos de escenas nuevas, y 14 minutos de planos de las gradas, cabezas hablando, explosiones, y paneos a la zona de combate con Goku y Jiren parados. A pesar de esto, las sensaciones que tuvieron muchos espectadores tras ver el episodio fue satisfactoria gracias a la buena segunda mitad del mismo. Las secuencias de Tadayoshi Yamamuro dejaban paso a un desenlace espectacular que se agenció Hirotaka Nii. Este animador fue el mismo que ya se encargó del episodio 113, en el que Goku se enfrenta a Caulifla y Kale. Aquí despliega todo su talento con unos segundos muy convincentes en los que vemos el nuevo Ultra Instinto.

¿Es suficiente? ¿No se debería exigir más a un estudio tan reputado como Toei Animation? Tras este breve tropiezo muchos esperan que el verdadero núcleo del enfrentamiento se desarrolle durante el episodio 130. De hecho, las primeras imágenes del avance ya han dejado buenas sensaciones, y es probable que la situación mejore para entonces. No obstante, la verdadera magia la podemos esperar con el regreso de Yuya Takahashi durante el episodio 131 ¿Significa eso que la despedida no será similar a “Dragon Ball Z”? No parece que el estudio haya apostado por un animador de tanta calidad, para un episodio de diálogos. La posibilidad del cliffhanger es real, y no olvidemos que Freezer todavía sigue por ahí.


Contenido relacionado