Comienza el entrenamiento en el episodio 2 de la temporada 3 de My Hero Academia

My Hero Academia

Comienza el entrenamiento en el episodio 2 de la temporada 3 de My Hero Academia

El viaje hacia el lugar de descanso está lleno de sorpresas y peligros

Comienza el entrenamiento en el episodio 2 de la temporada 3 de My Hero Academia
 
 

Tras un inicio de reencuentros, flashbacks, y poca acción, Midoriya y compañía por fin comienza su verdadera aventura. El curso escolar terminó con una grave amenaza por parte de La Liga de Villanos, y por eso Aizawa quiere fortalecer a los alumnos de la manera más rápida posible. ¿Cómo? Haciéndoles pasar el verano en un albergue forestal repleto de retos y amenazas. Sin embargo, en ese camino no estarán completamente solos, ni por amigos, ni por otros personajes inesperados.

Este segundo episodio comienza con una visita bastante sorprendente. Sugaraki sigue preparando su plan de venganza junto a Kurogiri, y para ello planea terminar de consolidar su nuevo equipo. No obstante habrá muchas más personas que quieran sacar provecho de la movilización de todos los villanos del mundo, y es ahí donde entra Giran. Un mediador afiliado a la Liga que se encargará en el futuro de reclutar nuevos miembros. Por el momento lo único que busca es extorsionar a Sugaraki, presionándolo para que inicie pronto sus planes.

 

Mientras tanto, en la escuela Aizawa ha reunido a todos los alumnos en la entrada, para partir hacia el campamento de verano. El plan es viajar en autobús hasta medio camino, y desde ese punto soltar a Deku y el resto de compañeros para que demuestren su valía. Esto ellos todavía no lo saben, y mientras suben en el autobús se encuentran por sorpresa a la clase 1-B. Con un repaso rápido se presentan algunos de estos nuevos personajes, de los que por el momento solo conocemos a la profesora Itsuko Kendo, y a una alumna con fuerte carácter llamada Monoma.

Siguiendo lo preparado, el profesor Aizawa detiene el autobús escolar, y hace bajar a los alumnos pensando que se trata de un simple descanso. En ese momento aparecen dos nuevo personajes pertenecientes a las Pussycats, un grupo profesional de héroes con un look bastante felino. Pixie-Bob, Mandalay, y su primo pequeño Kota se presentan, mientras Midoriya comienza a emocionarse por dentro al estar delante de verdaderas heroínas ya en activo.

La alegría inicial dura poco, ya que el profesor descubre sus verdaderas intenciones, y el papel que cumplirán estas dos heroínas en él. Desde ese punto, los alumnos tendrán que llegar hasta el albergue forestal que se encuentra a unos cuantos kilómetros. ¿La sorpresa? Que en el camino deberán superar el Bosque de Bestias, un lugar que se define por su propio nombre. Así, sin previo aviso, Pixie-Bob empuja a la clase hacia el lugar con su kosei, y se queda desde la distancia vigilando.




El peligro no tarda en aparecer. Una criatura gigante hecha de barro surge entre la maleza cuando Mineta se adentra en el bosque para intentar mear. Por suerte, Midoriya es capaz de reaccionar a tiempo salvando a su amigo del ataque del monstruo. En ese mismo instante además se percata gracias a su capacidad de observación, de que la bestia en realidad es fruto de Pixie-Bob. Al parecer eso también forma parte de la propia prueba; tienen que superar el bosque derrotando a los enemigos y llegar al albergue antes del anochecer, sino quieren quedarse sin cenar. Para ello, claro, pueden utilizar sus koseis.

 

Sin demorarse los alumnos forman dúos y tríos, y comienzan a atacar de manera combinada a los monstruos que van apareciendo. El primero caer por la congelación de Todoroki, la patada de Lida, la explosión de Bakugo, y el puño fortalecido de Midoriya. Lo mismo va sucediendo con el resto, mientras el grupo al completo logra avanzar lentamente por el bosque. Así, tras 3 horas de combates, por fin logran alcanzar el albergue totalmente exhaustos.

 

Al llegar allí Aizawa, Mandalay, y Pixie-Bob les reciben con sorpresa ya que esperaban que se demorasen incluso más. Todos están satisfechos y contentos salvo Kota. Algo le sucede al niño, algo que le lleva a odiar a los superhéroes. Bakugo no tarda en simpatizar con él -bendito carácter del humor-, y Midoriya intenta acercarse para presentarse. Sin embargo la respuesta de Kota es de todo menos amable. Al menos se han ganado un descanso en forma de comida y baño.




Tras una cena reconfortante, los alumnos se dan un baño en los balnearios separándose entre chicos y chicas. Esto no parece satisfacer demasiado a Mineta, que poco tarda en sacar a relucir de nuevo su lado pervertido. Gracias a su kosei comienza a escalar la pared que separa ambas zonas del baño para ver lo que hay en el otro lado. Lo que no esperaba es que Kota estuviera esperándole arriba del todo, para empujarlo hacia el vacío por morboso. A esto las chicas le responden agradeciéndoselo, pero cuando mira fugazmente hacia ese lado también se distrae y pierde el equilibrio cayendo hacia el suelo.

Midoriya, quien siempre está atento a la situación, no duda en saltar a toda velocidad para rescatarlo del golpe. Como ha perdido el conocimiento, decide llevarlo junto a su prima para que se encargue de él. Pero sigue habiendo un duda en el interior de Deku. ¿Por qué siente tanto odio Kota? Mandalay apesadumbrada le revela la verdad. Hace tan solo 2 años, sus padres, dos héroes profesionales, murieron protegiendo la ciudad donde vivían. Para ellos ese sacrificio fue un honor; poder proteger a la gente con tu propia vida. Pero para un niño pequeño es incomprensible. Desde ese día Kota siente un odio irrefrenable hacia los héroes, hacia aquello que con comprende.

Izuku conoce en sus propias carnes lo que significa ser un incomprendido y marginado. Entiende que hay muchos puntos de vista de entender lo que es un héroe, de acercarse al concepto de justicia, y por eso siente lástima por el niño. Forja así el inicio de una relación de amistad que promete evolucionar y tener protagonismo en esta temporada de “My Hero Academia”. Pero por el momento continúa el entrenamiento.

A la mañana siguiente Aizawa se reúne con los alumnos delante del albergue, y les pone a prueba. Ellos están convencidos que han mejorado mucho sus habilidades con los koseis desde el último examen, y el profesor no duda en sacarlos de su error. Le entrega a Bakugo una pelota y le pide que la lance todo lo lejos que pueda, exactamente igual que en la última ocasión. Esta vez sin embargo la marca de Katsuki es inferior, y ahí es cuando todos se dan cuenta de que no. Su fuerza sigue siendo la misma, lo único que ha mejorado es su resistencia y fortaleza mental.




El objetivo del Campamento Escolar será precisamente mejorar la fuerza de los alumnos, y para ello Aizawa les hará pasar por pruebas muy complicadas. Al menos hasta que aparezcan por sorpresa de nuevo los villanos para acabar con ellos. Pero para eso todavía habrá que esperar algunas semanas más. “My Hero Academia” por fin ha comenzado a revelar su verdadera trama.


Contenido relacionado