Harry Potter: Hogwarts Mistery es una nueva víctima de los micropagos

Disponible en Android e iOS

y Potter: Hogwarts Mistery
 
 

Desde el pasad 25 de abril se encuentra disponible Harry Potter: Hogwarts Mistery, el título para dipositivos Android e iOS inspirado en la franquicia de J.K. Rowling que permite a los usuarios vivir la experiencia de ser un miembro más de la gran escuela de magia. Nos situamos en una línea temporal en la que Harry Potter no es más que un mero infante, y tenemos ante nosotros un gran universo por descubrir. El título, sin lugar a dudas, sería una aventura de lo más interesante de no ser por el engorroso uso de las microtransacciones.

¿Free to play?

Cierto es que el juego permite su descarga sin abonar un solo crédito, pero poco tarda uno en darse cuenta de que sin invertir dinero el tiempo de diversión se limita rápidamente. Durante los primeros compases de la historia podemos realizar multitud de acciones gracias al uso de la clásica mecánica de energía, la cual se regenera a un ritmo muy notable. Sin embargo, a partir de cierto punto los valores de consumo y regeneración se intercambian completamente, provocando que nuestra energía desaparezca “por arte de magia”.

Como es de esperar, si queremos recuperar la energía sin pasar por los largos (y numerosos) tiempos de enfriamiento no tendremos otra alternativa que comprar la moneda premium del juego, la cual puede adquirirse también jugando, pero muy lentamente. Otros son los casos reportados en los últimos días que apuntan a que el juego obliga a pagar si uno desea salvar a su personaje de una muerte segura. A pesar de que esta afirmación no es correcta, lo cierto es que puede ser interpretable de dicha manera, pues dada la imposibilidad de superar el reto con la energía base no podemos hacer otra cosa que o bien pagar, o bien dejar a nuestro protagonista en una posición nada agradable.

harry potter: hogwarts mistery

La magnitud de estas situaciones incrementa acorde avanzamos en la historia principal, tal y como hemos resaltado anteriormente, hasta alcanzar un punto en el que para superar una mera clase debamos organizarnos en tandas de varias horas para obtener las máximas recompensas posibles. Harry Potter: Howgarts Mistery permite escoger, por así decirlo, la ‘dificultad’ de las clases que realizamos, y lógicamente, a mayor dificultad mejores son los premios que podemos ganar. No obstante, la dificultad no se basa en un mayor reto de habilidad para los jugadores, sino en tener que repetir más veces las mismas acciones. Eso causa un consumo mayor de energía, lo cual derivará en requerir de múltiples horas para poder cumplir con un solo objetivo (y eso si nos organizamos bien).

Uso de marcas como reclamo del consumidor

Viendo la situación de Harry Potter: Hogwarts Mistery, la cual no ha pasado desapercibida a los ojos de los jugadores, uno no puede evitar recordar lo vivido varios meses atrás con Star Wars Battlefront II. La obra de EA recibió algunas de las mayores críticas que se recuerdan en la industria debido a un abusivo sistema de micropagos que invitaba a los gastos extras si se pretendía obtener buenos resultados en partida. A pesar de que la compañía parece haber aprendido de sus errores, no parece que otras se lo hayan tomado igual.

Es cierto que en Harry Potter: Hogwarts Mistery no pagas por quedar por encima de otros jugadores, pero sí puedes llegar a hacerlo por el simple hecho de querer seguir jugando. En este sentido acaba surgiendo la pregunta: ¿Tiene sentido situar un título en categoría de free to play si los usuarios van a acabar pagando más por poder seguir jugando que si lo hicieran inicialmente como una obra de adquisición estándar? Desde luego la acogida, al principio, no sería de igual manera en cuanto a número de descargas, pero la satisfacción de los jugadores y éxito a largo plazo podría tomar un giro más que notable.


Como punto aparte indicaremos que aquellos interesados en probar Harry Potter: Hogwarts Mistery pueden hacerlo sin miedo alguno. La oportunidad de experimentar la vida de un estudiante en Hogwarts es verdaderamente interesante, pero de decantarse por ello deberán tener en cuenta que, a menos que estén dispuestos a desembolsar dinero de forma constante, el juego no tendrá demasiada consideración para con sus deseos.


Contenido relacionado