La U.A. se enfrenta al mundo en el episodio 55 de My Hero Academia

My Hero Academia

La U.A. se enfrenta al mundo en el episodio 55 de My Hero Academia

La situación va volviéndose cada vez más peligrosa para los alumnos de la 1-A

La U.A. se enfrenta al mundo en el episodio 55 de My Hero Academia
 

Los minutos van pasando y el cerco se estrecha sobre los alumnos de la U.A. Desde el primer momento quedó claro que Midoriya y compañía eran el principal objetivo a batir no solo por contar con una gran popularidad gracias a All Might, sino por ser los más débiles. Con sus poderes al descubierto, “My Hero Academia” está empujando a sus protagonistas a recurrir al ingenio. Una inteligencia de la que ya se ha servido Deku para librarse de la Academia Shiketsu, y que ahora ponen en prueba el resto de alumnos de la clase 1-A.

Mientras el grupo principal liderado por Midoriya ha conseguido aguantar las primeras embestidas de los rivales, y los trucos de Camie, ahora es Todoroki el que es puesto a prueba. En tanto que tomó la decisión de ir por su cuenta, ahora se ve en la obligación de defenderse con sus propios poderes. Cosa que logra hacer con soltura cuando varios rivales comienzan a arrojarle objetos gigantes fabricados con tungsteno. Este material, aunque logra soportar grandes temperaturas, no sirve para neutralizar a Todoroki.

¿Lanzando ninjutsus?

Pese a estar acorralado y en minoría numérica, el alumnos de la U.A. saca a pasear su ingenio llegando a la conclusión de que la única forma de salir airoso es utilizar el entorno a su favor. Si no puedes acabar con tus enemigos directamente, deja que el escenario lo haga por ti. Todoroki destruye un gran tanque de sustancias químicas que provocan la congelación instantánea de todo el grupo rival. Todavía no es capaz de controlar del todo su nueva habilidad especial, pero por el momento le basta para pasar la primera prueba.

Ni se ha despeinado para pasar la prueba

Todoroki se convierte en el primer miembro de la 1-A que pasa la prueba, pero todavía queda mucho por decidir en el campo de combate. Tsuyu, Momo, Shoji, y Jiro formaron otro grupo durante el caos inicial, y ahora intentan encontrar a sus compañeros sin mucho éxito. Con ya 56 alumnos aprobados, la presión sobre ellos va creciendo, y los enemigos se van acercando. Tanto es así que Saiko Intelli de la Academia Seiai no tarda en tenderles una trampa llevando a cabo una increíble estrategia para anular sus Koseis.

La Academia Seiai

Hasta el momento solo unos pocos alumnos habían demostrado estar un paso por encima del resto en cuanto a inteligencia, pero el caso de Saiko sobrepasaba todo lo anteriormente visto. Esta perversa enemiga conoce a la perfección las debilidades de sus enemigos, y no duda en neutralizarlas para pasar de fase. Encerrados en la habitación de un gran edificio, el grupo de la 1-A comienza a quedarse entre la espada y la pared. Necesitan una solución, y la necesitan rápido.

Inteligencia y maldad pura

El Kosei de Jiro queda neutralizado con música, el de Shoji es anulado cuando una enemiga rompe los cristales de las ventanas desde fuera, y el de Tsuyu es bloqueado descendiendo la temperatura de la sala. En tanto que es un anfibio, cuando el frío comienza a hacer mella en el grupo, esta pasa a hibernar. Todos y cada uno de ellos han sido de alguna forma inhabilitados, todos menos Momo. Ahora es ella la que analiza cuidadosamente la situación para intentar averiguar qué es lo que pretende en realidad Saiko.

Se acaba el tiempo

¿Qué haría Deku en una situación así? Momo sigue pensando hasta que llega a la conclusión de que el único objetivo de Midoriya en un caso así sería proteger a sus compañeros. Hasta ese momento había estado reservándose para poder gestionar su cantidad de Kosei, pero sin ninguna otra alternativa, decide apostarlo todo a una sola carta. Gracias a la grasa de su cuerpo empieza a crear auriculares para sus compañeros, así como un amplificador gigante. ¿Con qué propósito?

Jiro tiene un gran protagonismo en este episodio

Cuando Saiko se dispone a entrar con el resto de su academia para terminar el trabajo, se encuentra de manera frontal con el ataque amplificado de Jiro. Sus compañeras caen rápidamente al suelo inconscientes, pero ella es capaz de sobreponerse e intentar ejecutar una nueva emboscada. Por desgracia pese a que consigue hacerse con Momo y quedarse con ella a solas, los demás vuelven para rescatarla. Algo que no termina de comprender. “¿Por qué no la habéis dado por perdida?“. El espíritu de Deku vive en ellos. “Nosotros no dejamos atrás a nuestros compañeros, y tampoco nos rendimos“.

Tsuyu, Momo, Shoji, y Jiro también consiguen pasar la prueba y se dirigen a la sala de descanso para reunirse con Todoroki, pero sus compañeros todavía están en peligro. Bakugo, seguido por Kirishima, y en última instancia por Kaminari, buscan a rivales a los que poder lanzarles las pelotas, pero lo que se encuentran es al peor enemigo posible. Seiji Shishikura, de la Academia Shiketsu, se interpone en su camino. A su alrededor yacen muchas sustancias viscosas que parecen alumnos deformados.

Kirishima se sacrifica por su “amigo”

En un abrir y cerrar de ojos Kirishima salva a Bakugo -el fandom salta de alegría-, y queda reducido a otra de esas masas de carne extrañas. Ahora Kacchan sí está emocionado, y su enemigo no parece tenerle ningún miedo. “Te mataré“, le asegura Bakugo pocos segundos antes de que Seiji comience a embestir con un extraño Kosei. El espíritu sin embargo del alumno de la 1-A le permite mantenerse al frente y dar inicio a uno de los combates más importantes de todo el examen. Seiji es uno de los tres alumnos más poderosos de la prueba, y sus habilidades son totalmente desconocidas para el resto.

En otro punto del campo de exámenes Midoriya, Ochaco, y Sero, aguantan escondidos los ataques simultáneos de los enemigos. La Academia Ketsubutsu con Shindo al frente no ha parado de hostigar desde el principio sin por el momento mucho éxito. Pero la situación es insostenible para la U.A., deben pensar algo pronto si no quieren ser eliminados. El ingenio de Deku vuelve a salir a la luz, y en vez de tomar la vía fácil enfrentando al enemigo directamente, opta por esperar a que ellos mismos terminen dividiéndose por sus diferencias. La idea es buena, pero el contexto no es propicio.

Piensa rápido

El cerco se va cerrando, y al final no queda otra opción más que pasar a la acción. Ochaco y Sero deben encargarse de atacar a los enemigos distraídos con Midoriya. Con la estrategia clara pasan a la acción, pero ¿saldrá bien el plan? La U.A. está consiguiendo resistir con dificultades la maldición que pesa sobre ella en el examen, y es evidente que Deku y Kacchan han tenido mucho que ver en la mentalidad de toda la clase, pero “My Hero Academia” todavía tiene muchas sorpresas preparadas para los protagonistas.


Contenido relacionado