Alfonso Cuarón se pone la corona en Venecia con su nueva película Roma

El viaje intimista del director enamora a la crítica presente en el festival

Alfonso Cuarón se pone la corona en Venecia con su nueva película Roma
 

Los cambios de registro no siempre funcionan bien, y no han sido pocas las ocasiones en las que un cineasta ha tenido que corregir sus pasos por una mala decisión. Cuando el mexicano Alfonso Cuarón presentó “Roma”, muchos se alarmaron al observar el cambio drástico de tono y tema que había dado director. La película nos traslada al barrio donde nació el cineasta en el México de los 70; un periodo de pobreza y revueltas sociales que marcaría enormemente su pensamiento y forma de entender el séptimo arte. Eso era precisamente lo que intenta plasmar ahora esta pseudobiografía, que aunque arriesgada, ha conseguido enamorar al público de Venezia.

El aterrizaje de Cuarón desde el espacio a su ciudad natal ha salido mejor de lo que muchos esperaban, y aunque el público todavía tiene que dar su veredicto, la crítica ha elevado las expectativas consensuando una opinión favorable hacia el largometraje. A continuación puedes ver una selección de los medios más destacados presentes en el festival que se celebra esta semana.

Variety sobre la sutileza del director:

“Cuarón no se equivoca, lo ha hecho todo por diseño. Presenta la vida en la revoltosa metrópoli mexicana como una experiencia inmersiva, un trance. Por lo que es, “Roma” está creada de forma bella, y sin embargo puedes sentirte más absorbida en ella que conmovido. Si la película fuera más vulgar no sería un objeto de arte, pero podría haber sido más dramáticamente galvanizante.”

The Hollywood Reporter sobre la recreación de la México de los 70:

“Bendecida con una sensibilidad excepcionalmente aguda hacia las cosas de la vida, Roma es una película conmemorativa de una belleza inusual que pone en primer plano lo que comúnmente se deja en un segundo. El drama de inspiración autobibliográfica de Alfonso Cuarón recrea de manera impresionista el barrio titular de la Ciudad de México en torno a 1970-71, pero se concentra menos en los niños que en el comportamiento a veces confuso de los adultos que los rodean. Un baño de inmersión en algunas de las imágenes en blanco y negro más exuberantes que jamás hayas visto, este es el trabajo de un gran cineasta que exhibe control absoluto y confianza en lo que está haciendo. Adopta una visión no sentimental, inesperadamente desapasionada, de los convulsos temas familiares, que se sitúan en el contexto más amplio de los asuntos sociales mexicanos y del paso del tiempo. Este inmaculado drama de Netflix podría puntuar igual entre los expertos en arte de alto nivel, y el público en general de habla hispana.”

Indiewire compara Roma con las anteriores películas de Cuarón:

“Gracias a la notable cinematografía de Cuarón en 65mm, parece que el cineasta está escribiendo sus memorias con imágenes en movimiento, produciendo un efecto hipnótico más cercano a la estética apagada de la autora argentina Lucrecia Martel, o “Jeanne Dielman” de Chantal Akerman. La “Roma” de Cuarón es, con mucho, la narración más experimental de una carrera llena de trucos audaces (y a menudo excesivos). Aquí, presenta la vistosidad de los ‘Hijos de los hombres’ y la ‘Gravedad’ a favor de la contención continua, creando un nuevo tipo de intimidad. Como un gran showman que trabaja horas extras para atenuar las cosas, atrae a los espectadores a una escena aparentemente sencilla, sólo para cogerlos desprevenidos con nueva información.”

The Playlist apunta hacia la profunda inmersión que produce la obra:

“El elogio más grande que se puede hacer es que, una vez más, no se siente como si este mundo hubiera sido creado, sino descubierto tal como es, como si hubiera estado atrapado en el ámbar durante cinco décadas, o atrapado en una súbita erupción vesubiana, con comida dejada en las mesas, libros a medio leer en las mesitas de noche y perros congelados en mitad de un salto hacia la puerta. El nivel de habilidad que se necesita para crear este efecto no puede ser literal: se trata de un cine personal llevado a un nivel tan extremadamente íntimo que a veces casi se puede sentir como si estuviéramos escuchando accidentalmente cosas demasiado privadas para nuestros oídos, como si hubiéramos interceptado un abrazo enviado a través del tiempo y que en realidad no era para nosotros en absoluto.”

“Roma” se estrenará en algunos cines de Estados Unidos el próximo 14 de diciembre, y posteriormente llegará a Netflix a nivel mundial.

SINOPSIS

“Un vívido retrato de las luchas domésticas y la jerarquía social en medio de la agitación política, ‘Roma’ sigue a una joven trabajadora doméstica Cleo (Yalitza Aparicio) de ascendencia mixteca y a su compañera de trabajo Adela (Nancy García García), también mixteca, que trabaja para una pequeña familia en el barrio de clase media de Roma. Madre de cuatro hijos, Sofía (Marina de Tavira), se enfrenta a la prolongada ausencia de su marido, Cleo se enfrenta a sus propias noticias devastadoras que amenazan con distraerla de cuidar a los hijos de Sofía, a quienes ama como si fueran suyos. Mientras intentan construir un nuevo sentido de amor y solidaridad en un contexto de jerarquía social donde clase y raza están perversamente entrelazadas, Cleo y Sofía luchan silenciosamente con los cambios que se infiltran en el hogar familiar en un país que se enfrenta a la confrontación entre una milicia respaldada por el gobierno y los estudiantes manifestantes.”


Contenido relacionado