Crítica del episodio 5 de Dragon Ball Heroes: La hora de Vegetto Super Saiyan 4

Dragon Ball Heroes

Crítica del episodio 5 de Dragon Ball Heroes: La hora de Vegetto Super Saiyan 4

Continúa el carrusel de transformaciones con el combate mejor ejecutado hasta el momento de la serie

Crítica del episodio 5 de Dragon Ball Heroes: La hora de Vegetto Super Saiyan 4
 

Continúa la escalada de poderes, y el carrusel de transformaciones. Desde que “Dragon Ball Heroes” echó a andar cualquier atisbo de historia o referencia a ella ha ido desapareciendo en favor de un festival de fanservice ejecutado de forma algo mediocre. La serie parece estar alcanzando su clímax tras cuatro episodios y un largo tiempo de espera -el ritmo de emisión no le está haciendo ningún favor- pero sigue sin haber rastro de un cambio de dirección. Cumber ha servido para que el anime recurra al esquema ya conocido por los fans de la serie, comprimiendo lo que normalmente serían meses de transformaciones, en unas pocas semanas. ¿Funciona? Depende.

La naturaleza de esa producción promocional estuvo clara desde un primer momento, y si hay algo que no se le puede reprochar a Toei eso es la honestidad. Lo que aquí se prometió fue un entretenimiento ligero para los más seguidores de la franquicia, y eso es precisamente lo que está entregando el anime con cada vez mejores resultados. Y es que tras un comienzo algo tímido que no conseguía sacar provecho al limitado formato de los episodios, la llegada de personajes ajenos a la línea principal de la saga ha permitido aportar variedad y mayores posibilidades de sorpresas. Cumber sigue ahí, sí, y su desarrollo no parece ir más allá de lo visto, pero sus rivales han tocado el cielo del fanservice.

El cuarto episodio emitido esta semana nos lanza de nuevo al combate entre Goku Super Saiyan God y el villano, pero rápidamente comienza a soltar una bomba tras otra. Desde el principio había quedado claro que el protagonista no estaba al nivel de poder de su oponente, y era cuestión de tiempo que los guionistas recurrieran a la recámara para presentar nuevas armas con las que luchar. Así, tras un breve intercambio de golpes, aparecen en escena Goku Xeno y Vegeta Xeno, transformados ambos en Super Saiyan 4. Los flashbacks a “Dragon Ball GT” son inevitables, y los diseños de los personajes vienen a reforzar este sentimiento.

Mientras se van sucediendo los invitados, el equipo de producción va mostrando con con planos directos a las cadenas del Planeta Prisión, cómo la serie está alcanzando su posible desenlace. No era necesario que los héroes buscaran una forma de romper la jaula en la que estaban. Eso tan solo era un macguffing para dar paso al verdadero leitmotiv del anime; los combates. La llegada de los últimos guerreros viene a reforzar esta idea dando paso a un combate que cambia rápidamente de tornas y deja a Cumber entre la espada y la pared. El paso de los minutos va dejando claro que este episodio es el más competente de “Dragon Ball Heroes”, solo para terminar de confirmarlo con la aparición de Vegeto Super Saiyan 4.

El nivel de los diseños alcanzado en este episodio no tiene nada que envidiar al de la serie principal.

Hasta ahora habíamos visto a Vegetto, a Vegetto Super Saiyan, e incluso a Vegetto Super Saiyan Blue, pero la transformación heredada de la saga GT seguía siendo un sueño imposible de alcanzar dentro de la serie principal. Aquí los guionistas se permiten la licencia de tocar techo con la introducción oficial de Vegetto Super Saiyan 4 en la franquicia. De esta forma las dos fusiones existentes de Goku y Vegeta alcanzan el tan popular color rojizo, después de años de la aparición de Gogeta Super Saiyan 4 en “Dragon Ball GT”. Su poder por supuesto no decepciona, siendo un punto de inflexión que empuja al episodio ya hacia su desenlace; Cumber cae derrotado, ambos guerreros se separan, y entra en escena el verdadero enemigo del anime.

De cara a tener que evitar perder tiempo con presentaciones, “Dragon Ball Heroes” ya mostró brevemente de lo que era capaz Fuu hace un par de episodios. Con eso en mente los guionistas le recuperan ahora sí para iniciar lo que se prevé que sea el combate final de la serie. La destrucción de su laboratorio, y la ruptura de las cadenas que sostenían el Planeta Prisión, sirven de excusa para que el villano tenga en sus manos poder sorprender. ¿Le hemos visto ya? Sí, pero ahora está mucho más enfadado, y desatará su verdadero potencial ante un rival totalmente inesperado por estos lindes. Y es que no había muchas más soluciones para seguir alimentando la escalada de poder que incluir la transformación más poderosa hasta la fecha de la franquicia.

Aunque el combate dura poco y se resuelve de manera torticera, la fusión tiene un par de momentos realmente espectaculares.

El episodio número 6 introducirá de forma totalmente sorprendente el Ultra Instinto. Si creíamos que “Dragon Ball Super” no había tenido ninguna influencia en este anime, nos equivocábamos completamente. Toei tiene muy en cuenta en qué punto ha dejado el nivel de poder de la saga principal, y ahora sacará partido de eso para ponerle un poco de pimienta al desenlace final de “Dragon Ball Heroes”. Entendemos que este enfrentamiento se saldará con una clara victoria por parte de Goku -si no volvemos con las incoherencias- pero visto lo visto, no se puede descartar alguna otra sorpresa. Este anime está sirviendo como catálogo resumen de la saga, y aunque no está aportando mucho de valor, sí está logrando lo parecía imposible: divertir.


Contenido relacionado