Un nuevo estudio indica que Por trece razones aumenta el riesgo de suicidio adolescente

La historia de Hannah Baker sigue trayendo dolores de cabeza a Netflix

Un nuevo estudio indica que Por trece razones aumenta el riesgo de suicidio adolescente
 

Ha sido una de las teorías que han estado sobrevolando la saga durante más tiempo, y ahora la ciencia parece ponerse de lado de todos aquellos que levaron primero las antorchas. “Por trece razones” no tardó demasiado en convertirse en uno de los fenómenos más grandes de Netflix, incidiendo con especial énfasis entre el público adolescente. Algo que llevó a numerosas asociaciones a presionar a la compañía para censurar de alguna forma el acceso a la misma y al tratamiento tan libertino que hacía del suicidio -desligándolo del plano clínico-, el bullying, y otros problemas sociales.

Países como Nueva Zelanda consiguieron limitar momentáneamente el acceso a la serie por parte de los públicos más sensibles, e incluso  Netflix terminó aprendiendo de los errores, implantando avisos tras el comienzo de cada capítulo de la segunda temporada. Todas estas medidas se aplicaron en base a suposiciones y razonamientos lógicos, pero ahora un nuevo estudio pone argumentos comprobables del peligro que supone para ciertos adolescentes seguir la historia de Hannah Baker.

De acuerdo a los resultados extraídos por Psychiatry Online, en una reciente investigación, el 51% de los jóvenes pertenecientes a la muestra, que habían visto “Por trece razones”, vieron incrementado el riesgo a suicidarse por encima de un grado “no cero” -superior al cero-. Para evitar distorsiones, los entrevistadores solo incluyeron en la prueba a adolescentes que ya habían manifestado algún tipo de preocupación en torno al suicidio. Esos comportamientos afloraron poco tiempo después de la premier de la serie.

Otro hallazgo del estudio fue que solo el 84% de los jóvenes pertenecientes al grupo de estudio vieron “Por trece razones”. Cuando se trataba de discutir potencialmente sus reacciones a la serie, el 80% dijo que era probable que hablaran de ello con sus compañeros. Mucho menos de la mitad, un 34%, aseguró que era probable que discutieran sus pensamientos con sus padres. Algo que se interpreta como una señal para que dicha conversación nunca llegue a ocurrir.

Las cintas que Hannah le dejó a sus compañeros tras quitarse la vida.

Durante las semanas posteriores al estreno de la primera temporada, numerosos psicólogos y expertos analizaron el peligro que podría suponer la historia de la protagonista para los espectadores más jóvenes, y aunque el debate social alcanzó un nivel considerable, Netflix logró surcar todos los problemas. Con la confirmación de la segunda temporada, la polémica se reavivó, pero el nuevo rumbo de la serie, enfocado en otros temas como el acoso escolar, quitaron alivió algo la presión sobre la compañía.

Mientras tanto, la tercera temporada de “Por trece razones” ya está en marcha, y aunque por el momento no hay una fecha de estreno confirmada, no hay duda de que Brian Yorkey seguirá metiendo el pie en asuntos delicados, para llevar su idea original hasta dónde le deje el estudio.

Ismael Moreno
Redactado por: Ismael Moreno
Escribo mucho y a veces bien. Lidero un equipo de patatas. Seguidor incondicional de Inio Asano. Otaku pero no mucho.