Crítica del episodio 10 de Mob Psycho 100 II: Comienza el asalto

Los enfrentamientos entre espers vuelven a lo grande

mob psycho 100 II
 

Si alguien deseaba que el enfoque de “Mob Psycho 100 II” pasara a ser uno centrado en la más pura acción entre espers -o, en su defecto, psíquicos-, tiene que estar de gran enhorabuena. Tal y como parecía indicar todo en el capítulo de la pasada semana, el episodio 10 nos ha dejado ya con unos cuantos enfrentamientos a destacar. La Garra se ha puesto a pleno movimiento, impulsada esta en especial por la participación de los miembros del grupo ‘Los Supercinco’, y sus devastadores efectos se han hecho notar de manera inmediata.

Toca comenzar hablando, cómo no, de un personaje tan singular como Reigen Arataka. Sí, es cierto que su trato y perspectiva sobre Shigeo han cambiado de forma notable tras el conflicto que vivieron ambos amigos, pero lo que no ha cambiado lo más mínimo es su forma generalizada de afrontar la vida. ¿Cuál es la diferencia entre hacer frente a ‘Los Supercinco’ o no? Pues contar con un seguro que pague el incendio de la oficina, algo que desafortunadamente no parece que vaya a ocurrir dada la naturaleza extrasensorial del fuego. ¿Deber? Innecesario, ¿Dinero? Una obligación. Con Reigen decidido, la alianza de espers decide poner rumbo a defender la ciudad de los ataques de La Garra, la cual cuenta también con un ejército de espers artificiales que se está dedicando a hacer el trabajo sucio de la organización. Enfrentar a estos parece ser una tarea muy viable, pero el verdadero desafío se origina, lógicamente, en la fuerza élite sobre la que el dirigente de La Garra -recordemos, padre de Sho- deposita toda su confianza.

Reigen, cumpliendo con su propio ‘deber’

De este modo, Reigen decide dividir los movimentos de coalición en dos grupos, uno bajo tierra y otro que actúe de señuelo en plena luz del día. A pesar de que el plan sobre el papel parece estar funcionando, los problemas llegan cuando ‘Los Supercinco’ comienzan a dividirse de una forma similar. En el caso del propio Reigen, así como Shigeo, que sigue durmiendo plácidamente, se ven sorprendidos por la presencia de uno de ‘Los Supercinco’ con la capacidad de potenciar de forma inmensa los músculos de su cuerpo. Por otro lado, Ritsu, que se encuentra aún con Sho, halla a otro miembro de la fuerza élite cuyos poderes se originan en la capacidad para controlar todo tipo de plantas. En este segundo caso, Ritsu y Sho se ven relevados por unos acompañantes de la pequeña unidad de Sho, aunque no con demasiada suerte, pues pese a la adecuada composición no acaban teniendo oportunidad alguna ante el usuario de plantas. Más interesante resulta el tramo sobre el usuario de los músculos, al cual Hoyuelo logra acabar venciendo en una espectacular batalla que acaba viendo como protagonista a uno de los ‘senpai’ de Shigeo. Aun así, es este último el que acaba poniendo punto y final a la acción tras finalmente abrir los ojos.

¿Ha cambiado Shigeo en este tramo de incapacidad? Resulta necesario resaltar una línea de diálogo de Hoyuelo en la cual este indica que, de haber estado simplemente durmiendo, Shigeo no habría necesitado tantos días de recuperación. Esto, por ende, debería implicar que el personaje ha pasado algún proceso de ‘hibernación’ derivado no por causa natural, sino por el uso extremo de sus poderes. Como ya indicamos en la anterior crítica, el hecho de que Shigeo estuviera fuera de combate durante tanto tiempo podía acabar teniendo implicaciones aún ocultas, una posible teoría que, aferrándonos a las palabras de Hoyuelo, podría perfectamente acabar reflejando la realidad por venir. En cualquier caso, el despertar de Shigeo otorga una nueva esperanza a las fuerzas aliadas, a pesar de que hemos visto que ni el propio Reigen las tiene todas consigo incluso con Shigeo de su lado. Esta inseguridad no llegó a ocurrir ni durante el enfrentamiento con ‘El mayor psíquico del siglo XX’, lo que demuestra que nos encontramos ante el desafío más peligroso que nuestros protagonistas han enfrentado hasta la fecha.

Shigeo despierta finalmente

Con el avance del siguiente capítulo se establece una narrativa bien clara: los espers más poderosos de ambos lados comenzarán a enfrentarse uno a uno. En la pequeña muestra observamos a Ritsu, Sho, Shigeo y Teruki ante diversos miembros de ‘Los Supercinco’, los cuales cuentan ahora solo con 4 miembros disponibles -recordamos que aquel al que Hoyuelo derrotó con la ayuda de uno de los ‘senpai’ pertenecía a dicha fuerza élite-. Aun así, todo apunta a que el conflicto se alargará hasta el final de esta segunda temporada, la cual recordamos que contará con 13 episodios y no 24, como se pensara inicialmente. Dicho esto, solo nos queda esperar que los enfrentamientos finales no se vean recortados por las prisas de la producción, aunque hasta ahora no hemos podido tener queja alguna para con el resultado de la temporada.

Redactado por: Cristian M. Villa
Graduado de Estudios Ingleses en la Universitat Autònoma de Barcelona. Sir Francis Drake me enseñó que no hay recompensa sin esfuerzo.