Docenas de veteranos han abandonado BioWare por casos de depresión y ansiedad

La desarrolladora habría sido cuna de severos casos de problemas de salud

anthem
 

A estas alturas parece obvio que BioWare no atraviesa su mejor momento a nivel de creatividad. Después de conseguir increíbles éxitos en la industria de la mano de toda una variedad de lanzamientos, como Dragon Age: Inquisition o más anteriormente la trilogía Mass Effect, recientes lanzamientos como Mass Effect: Andromeda y Anthem han demostrado no alcanzar los estándares a los que habían acostumbrado a su público. En el día de hoy, sale a la luz la historia de cómo las oficinas de la compañía han sido un completo caos en los últimos años.

Jason Schreier, periodista de Kotaku habitual en la práctica de ofrecer grandes exclusivas con respecto a la industria de los videojuegos, ha expuesto en un profundo reportaje cómo docenas de trabajadores, algunos de ellos grandes veteranos, han abandonado las oficinas de BioWare en los últimos dos años. Aparentemente, el motivo de estos abandonos venía derivado, de forma principal, de profundas depresiones así como casos de ansiedad. Tal era el punto que se llegaba a alcanzar que los doctores acababan por acordar períodos de descanso obligatorios que podían extenderse durante semanas e incluso meses, todo con motivo de intentar que los pacientes -desarrolladores de BioWare– lograran recuperarse de su desgastado estado mental. Un exdesarrollador del estudio indicó a Schreier que las mencionadas ansiedad y depresión eran como una epidemia en la compañía, y que no era extraño ver a gente encerrarse en una sala para, simplemente, ponerse a llorar.

Lógicamente, dado el período en el cual comenzó esta sucesión de bajas -recordamos, hace un par de años-, los desarrollos de Mass Effect: Andromeda y Anthem se vieron también afectados. Así lo descibría otra de las fuentes anónimas empleadas por el señor Schreier: “La verdad es que no puedo ni contar la cantidad de bajas por estrés que sufrimos durante Mass Effect: Andromeda y Anthem. Una ‘baja por estrés’ en BioWare implica que tienes tal problema a causa del estrés que acabas desapareciendo por un período de entre 1 y 3 meses. Algunos acaban por volver, otros no“.

BioWare, por su parte, no ha tardado demasiado en emitir un comunicado al respecto del artículo de Schreier, y a pesar de que optan por no tratarlo de forma directa, buscan demostrar cómo han tenido siempre en cuenta la salud de sus empleados: La salud y bienestar de los miembros de nuestro equipo es algo que nos tomamos muy seriamente. […] Somos conscientes de las críticas recibidas por aquellos que participaron en el artículo del día de hoy, y estamos revisando tanto eso como el feedback que recibimos en encuestas de nuestro propio equipo. Ponemos gran énfasis en mejorar las planificaciones para evitar el ‘crunch time’, y lo cierto es que este no fue uno de los grandes puntos a nivel de feedback durante nuestras reuniones. […] Hacemos todo cuanto podemos para conseguir un proceso saludable y sin estrés, pero también sabemos que siempre hay margen para mejorar“.

En última instancia, desde BioWare indican también que el contenido del artículo publicado por Kotaku tiene un efecto negativo sobre el trabajo realizado por los desarrolladores que se implicaron en Anthem, y bajo ningún concepto desean que nadie se vea ninguneado tras el proceso de trabajo que enfrentaron. El estudio concluye con que seguirán intentando hacer que Anthem sea lo mejor posible para su comunidad, y que todo el trabajo que llevan a cabo es precisamente para que esta pueda disfrutar.