God of War

God of War

PlayStation 4 PlayStation 4 Pro
9.9

Increíble

Uno de los momentos más icónicos de God of War estuvo a punto de no incluirse en el juego

Las dificultades técnicas en la creación del juego casi nos privan de una de sus mejores escenas

God of War
 

El hecho de que God of War sea uno de los mejores títulos de la actual generación de consolas es algo que nadie puede poner en duda. El cambio a la mitología nórdica fue algo que en principio se recibió de manera un tanto extraña aunque necesaria, ya que tras los eventos de las pasadas entregas no tenía mucho sentido continuar por el camino clásico de la franquicia. El producto final es un título indispensable para cualquier jugador, haya jugado o no a las anteriores entregas, ya que además de ser una excelente combinación de exploración, combate y aventura God of War cuenta una historia familiar de maduración y crecimiento personal que no ha dejado indiferente a nadie.

El director del proyecto, Cory Barlog, ha concedido una entrevista a GameSpot en la que ha tratado varios temas referentes a su última obra, y en la que ha sorprendido a todos al comentar que uno de los momentos más icónicos del título estuvo cerca de no incluirse en absoluto. Si no has jugado a esta joya lo primero que te recomendamos es hacerlo, pero también no continuar leyendo este artículo ya que contiene un spoiler importante acerca de la historia principal.

El director de God of War ha comentado que las clásicas espadas dobles de Kratos casi no llegan al producto final debido a lo complicado del diseño de las armas y al hecho de que en un principio el estudio se centró tanto en diseñar y optimizar el hacha Leviatán que casi no les dio tiempo a completar las míticas espadas del Fantasma de Esparta: “No hicimos las espadas hasta prácticamente el último año del proyecto“, comenta Barlog. “Trabajamos durante tanto tiempo en el hacha que nos enfrentamos a la posibilidad de descartar las espadas porque su creación estaba llevando demasiado tiempo. Todo el mundo dijo que si pasábamos casi cuatro años creando el hacha, nunca nos daría tiempo a crear las espadas a tiempo“. Y es que tras todo un año creando animaciones y tras varios resultados insatisfactorios debido al cambio de cámara en esta nueva entrega, el equipo se enfrentó al reto de que las espadas lucieran bien al estar permanentemente a la espalda de Kratos y por tanto a la vista del jugador, cuando en anteriores títulos éstas desaparecían de sus manos si no se estaban usando.

Por suerte para todos, el equipo de Santa Monica logró buenos resultados a tiempo, dándonos la posibilidad de luchar con dos tipos de armas distintos y también la de contemplar una de las escenas más emocionantes de la saga, en la que Kratos recupera las Espadas del Caos de un escondite en su casa, en el que además de las armas ocultaba su pasado, su rabia y todo lo referente a los eventos que tuvieron lugar en Grecia. God of War está disponible para PlayStation 4, y además puedes encontrar el resto de títulos de la saga a un precio rebajado en la PlayStation Store.