Super Mario Maker 2

Super Mario Maker 2

Nintendo Switch

Impresiones finales de Super Mario Maker 2: Crear, compartir y competir

Se pondrá a la venta el próximo 28 de junio

Super Mario Maker 2
 

El medio del videojuego ha crecido a un ritmo tan vertiginoso en los últimos años que han ido apareciendo numerosos avances en el sector ya no solo con respecto al aspecto tecnológico, sino al desarrollo de nuevos conceptos. Así, la industria encontró un gran filón en aquel primer genio que pensó en que, al menos para un porcentaje de los jugadores, crear ciertos aspectos en videojuegos puede ser igual de placentero que jugarlos. Y, precisamente, uno de los mayores estandartes con los que Nintendo planea demostrar que esto es cierto se presentará en un futuro próximo y recibirá el nombre de Super Mario Maker 2.

La cosa es que, aunque ya tuvimos la oportunidad de probarlo y contaros nuestra opinión en unas primeras impresiones, lo cierto es que, una vez que le hemos podido echar mano a más aspectos del juego, este se torna como uno más grande y completo de lo que imaginábamos en primera instancia. Por ello, hemos querido preparar este artículo para poder profundizar más en las numerosas posibilidades que ofrecerá una propuesta que parece conformarse como mucho más que un editor de niveles de Super Mario.

El modo historia al descubierto

Tal y como mencionamos en aquellas primeras impresiones a las que os hemos enlazado unas líneas más arriba, Super Mario Maker 2 contará con un modo historia formado por un gran puñado de niveles, los cuales no solo se mostrarán como un mero contenido creado por la propia Nintendo, sino como un escaparate del que coger ideas para dar forma a nuestras propias creaciones en el editor. De esta manera, cada fase girará en torno a un elemento o mecánica concreta para que podamos aprender maneras alternativas de darle uso a ciertos objetos en el modo creativo.

Y, si bien es cierto que la entrega original también contaba con estos niveles creados por los desarrolladores, Super Mario Maker 2 da varios pasos hacia adelante; sobre todo porque, además de que los niveles en este modo son más numerosos que en el primer título, esta vertiente se centra en dar una estructura coherente a los escenarios que debemos ir completando.

Super Mario Maker 2
Toad nos ofrecerá un buen puñado de niveles en los que conseguir monedas

La premisa que utiliza Nintendo para conseguir esto último es bastante simple: deberemos reconstruir el castillo de Peach contratando a obreros a cambio de monedas. Estas las iremos consiguiendo en los distintos contratos que nos propondrá Toad y que harán las veces de estas fases. Al completarlas y contar con dinero suficiente, podremos hablar con Toadette para contratar los servicios de los albañiles y así ir dando forma a la fortaleza. Sin embargo, una vez hayamos elegido construir un área concreta, esta requerirá a su vez que completemos algunos contratos más para verla finalizada.

Y es que esta mecánica de construcción no solo se yergue a partir de una premisa meramente pragmática, dado que también vendrá de la mano con una serie de recompensas para el jugador. De este modo, conforme vayamos culminando las diversas alas con las que cuenta el bastión de la princesa Peach, irán apareciendo varios personajes para proponernos contratos nuevos. Y es, precisamente, en estos niveles en donde Nintendo ha aprovechado para introducir las mecánicas más extravagantes y alejadas de la fórmula original creada por Miyamoto, por lo que constan como un aliciente más por si mismos.

Super Mario Maker 2
El castillo de la princesa Peach contará con numerosas zonas

La creatividad como principal estandarte

A pesar de haber podido trastear unas horas más con él y haber valorado sus posibilidades de manera más calmada, el editor de niveles de Super Mario Maker 2 vuelve a sorprendernos al mismo nivel que la primera vez que lo probamos. Algo que se debe a la idea de que son tantos los nuevos elementos que han sido introducidos con respecto al concepto original que es imposible que, tras haber experimentado con algunos de ellos, no se nos vayan ocurriendo decenas de ideas nuevas con las que hacer malabares. Por ello, y para poder ser más claros y concretos en estas impresiones finales, a continuación pasaremos a hablaros de algunas de las opciones que suponen los mayores avances de esta versión y que, sin muchos miramientos, permiten dotar a los niveles de condiciones con las que no contaba el Super Mario Maker original

La primera de ellas tendría que ver con algo que sí que se ha dejado ver en las entregas clásicas del fontanero y que hace que los niveles adquieran un nuevo color: la posibilidad de controlar el nivel del agua y de la lava. La cosa es que en Super Mario Maker 2 se nos da la posibilidad no solo de añadir estos elementos, sino de controlar algunas de sus características específicas como, por ejemplo, la altura hasta la que ascenderán o la velocidad a la que lo harán, lo cual puede generar numerosas dinámicas nuevas que cambian por completo la manera en la que el jugador ha de comportarse dentro del nivel.

Super Mario Maker 2
Podremos controlar el nivel del agua dentro de los niveles

En segundo lugar, nos encontramos con una de esas maravillas que solo podían ser posibles en Super Mario Maker 2: la opción de crear niveles nocturnos. Y con esto no queremos limitarnos a decir que simplemente cambiará el aspecto visual del nivel al hacer que sea de noche en él, sino que esta posibilidad traerá consigo variaciones en el gameplay en función del tipo de escenario que estemos creando. Así, jugar de noche nos dará la posibilidad de saltar con menor gravedad en los niveles ambientados en el cielo, mientras que en el desierto hará que corra un viento que nos empuje intermitentemente en una dirección, por poner algunos ejemplos. Además, diversos enemigos y objetos también responderán de forma distinta a la habitual, por lo que el modo noche se antoja como una variable capaz de generar numerosas alternativas jugables por sí solo.

Super Mario Maker 2
El modo noche introduce interesantes variaciones en la jugabilidad

Por último, nos vemos en la imperiosa necesidad de hacer mención a lo que quizás sea el elemento más novedoso de esta secuela. Uno que muestra cómo Super Mario Maker 2 ha querido ir más allá de lo que se le podría exigir en primera instancia. A dicho respecto, esta secuela nos dará la oportunidad de hacer que dentro de los niveles haya objetivos específicos que se añadirán al típico de llegar a la meta final. Asimismo, estos se situarán en un rango amplio de opciones que irá desde las situaciones más esperables hasta cumplir con algunas condiciones más interesantes; desde conseguir un determinado número de monedas o acabar con ciertos enemigos hasta tareas más alocadas como, por ejemplo, no levantar en ningún momento los pies del suelo.

Tendremos la oportunidad de añadir objetivos específicos a las fases

Todos estos elementos que hemos mencionado muestran esa querencia del propio Super Mario Maker 2 de demostrar que se ha ganado a pulso el derecho de llevar ese ”2” en el título. Al introducir ya no solo nuevos objetos para diseñar desde dentro los niveles, sino condiciones que alteran las fases a un nivel más global, no podemos evitar pensar en las demenciales posibilidades que las mentes más ingeniosas y creativas pondrán en práctica para darnos a entender que, efectivamente, el editor de niveles es mucho más ambicioso y completo.

Compartir es vivir, pero competir también

Una de las principales novedades que Super Mario Maker 2 esconde en su interior tiene que ver con un modo competitivo para varios jugadores. Y, tras haber podido jugar a esta vertiente durante unas horas, podemos decir con casi total seguridad que se trata de uno de los mejores añadidos que llegan con la secuela. Si decimos esto es por las sensaciones que se transmiten en cada partida y, sobre todo, porque la diversión aumenta de manera exponencial.

Este modo competitivo nos llevará a poner a prueba nuestra habilidad en partidas de hasta cuatro jugadores que se ambientarán en los niveles creados por la comunidad. El principal objetivo a cumplir tendría que ver simple y llanamente con ser los primeros en llegar a la meta. Y no nos duelen prendas al deciros que la forma en la que se disfruta Super Mario Maker 2 mediante esta modalidad aporta unas experiencias muy frescas a la fórmula. Una serie de sensaciones que provocan situaciones en las que la frustración y la alegría se juntan para dar lugar a un fenómeno sumamente especial: en numerosas ocasiones, nos descubrimos dando un puñetazo a la mesa a la vez que nos reíamos, dando lugar a ese cosquilleo tan especial que hace que el cerebro no sepa hacia qué emoción dirigirse.

El modo competitivo es uno de los mejores añadidos de esta secuela

Conclusión

Como podéis observar, Super Mario Maker 2 se guarda muchos ases bajo la manga. Y una buena señal de ello es que, a pesar de haberos mostrado algunos de ellos en este artículo, lo cierto es que aún guarda mucho más en su interior. Sin duda, la nueva entrega de la francuicia de Nintendo no dejará a nadie indiferente, dado que se muestra tremendamente agradecida con los nuevos añadidos y, como consecuencia directa, absolutamente generosa con las enormes posibilidades que ofrece a cambio. Todo ello para demostrar que, en esta ocasión, el límite está solo donde nuestro ingenio quiera ponerlo.

Ramón Baylos
Redactado por: Ramón Baylos
Crecí rodeado de naturaleza y campos de trigo, pero con la cabeza llena de historias sobre dragones y planetas lejanos. Después me hice psicólogo para poder fascinarme con las historias de los demás.