Netflix consigue la custodia compartida de Friends con HBO

La sitcom se podrá disfrutar en ambos servicios al mismo tiempo

Netflix consigue la custodia compartida de Friends con HBO
 

Mamá o papá. ¿Quién tiene los mejores juguetes? ¿Quién da más cariño? La disputa legal entre Netflix y HBO ha mantenido en vilo a todos los fans de “Friends” durante las últimas semanas. Los segundos daban un zarpazo a los californianos al hacerse con la serie seis meses antes de lo previsto a pesar de los 100 millones de dólares invertidos para evitarlo. Chandler y compañía harían las maletas a partir del próximo 1 de julio.

Este mismo miércoles sin embargo los de Reed Hastings volvían a devolver la pelota al otro lado de la pista. En un inesperado tuit publicado a primera hora de la tarde la compañía anunciaba la permanencia de la sitcom en el catálogo. Sí, “Friends” estará disponible tanto en Netflix como en HBO, aunque por el momento se desconocen los detalles del acuerdo entre ambas partes.

Esta situación se ha terminado dando a pesar de las palabras que profesó Kevin Reilly, el presidente de TBS y TNT  en los últimos TCA. Donde aseguraba ver inviable que varios servicios compartieran las mismas bazas. Los dos canales, pertenecientes al conglomerado de comunicación nacido de Time Warner y AT&T, se posicionaban como punta de lanza en la guerra del streaming frente a los californianos. Pero por extraño que parezca, en la guerra también hay treguas.

Y no es para menos. “Friends” no representa solo una época de la televisión. Su valor va más allá de los simbólico, traduciéndose en más de 100 millones de espectadores al año solo en Estados Unidos. Los beneficios y el prestigio que sigue aportando la serie dos décadas después de su finalización han terminado derivando en un acuerdo insólito que sirve de paradigma para el intercambio de balas que se producirá a finales de este 2019.

Ismael Moreno
Redactado por: Ismael Moreno
Escribo mucho y a veces bien. Lidero un equipo de patatas. Seguidor incondicional de Inio Asano. Otaku pero no mucho.