Análisis Black Clover: Quartet Knights

PC PlayStation 4
 

Hace tan solo tres años que Yuki Tabata iniciara el manga de Black Clover, pero ello no ha impedido que la popularidad de su creación haya crecido significativamente hasta el punto de ver durante el pasado año el lanzamiento de su anime. La expansión de la serie de animación no paraba de crecer y lo mostraba anunciándose Black Clover: Quartet Knights, un proyecto de Bandai Namco. Gracias a este título, los Caballeros Mágicos del Reino del Trébol, con Asta al frente, disfrutan ahora de un título divertido y dinámico que complacerá especialmente a sus fans.

Una historia digna de un buen OVA

Black Clover: Quartet Knights nos presenta una historia original y totalmente desconocida incluso para aquellos más acérrimos fans tanto del anime como del manga. Sin entrar en demasiado spoiler, y basándonos en lo que Bandai Namco ha mostrado abiertamente hasta la fecha, destacaremos que sin lugar a dudas el gran protagonista de la historia es ni más ni menos que Yami, el líder del escuadrón Toros Negros. También podríamos decir, en su defecto, que el verdadero protagonista es en realidad una versión más joven de sí mismo.

Nuevamente sin la intención de revelar nada destacable con respecto a la historia, hay que reconocer que esta es digna de un buen OVA del anime original. Si bien es cierto que la animación de las escenas dista de lo que hemos llegado a presenciar en los combates del anime, el contenido resulta interesante. Pese a que en una primera instancia se producen diversos escenarios y situaciones que pueden llegar a confundir ligeramente, Black Clover: Quartet Knights nos complace con una historia redonda que, quién sabe, puede que en un futuro nos deje alguna que otra sorpresa en el propio anime.

Posiblemente la única nota negativa que podría dársele a la historia es que esta, en cuanto a duración, es un tanto breve. Aunque presenta ciertos elementos de rejugabilidad, la mayoría de usuarios podrá superar la base de la misma en una sola tarde. Ciertamente, el modo historia se utiliza también como un pretexto para introducir a los usuarios a las bases jugables, enseñando los controles básicos así como los distintos modos de combate que pueden hallarse en partida. Para aquellos que quieran algo más de práctica tras superar la historia, los Desafíos se muestran como una buena alternativa, pues nos llevarán a ganar un buen control de las técnicas de cada uno de los personajes disponibles.

Una jugabilidad que brilla en su modo multijugador

El otro gran atractivo de Black Clover: Quartet Knights lo hallamos indudablemente en sus combates multijugador. El modo historia supone un buen temtempié como primera toma de contacto, pero no será hasta pasar a enfrentarnos a otros usuarios que descubramos el verdadero valor del combate en la obra de Bandai Namco. En enfrentamientos de cuatro contra cuatro, sin importar realmente la modalidad de juego, disfrutaremos de partidas divertidas, dinámicas y en definitiva muy entretenidas para los usuarios.

La diversión del modo multijugador deriva principalmente del diseño de combate llevado a cabo para Black Clover: Quartet Knights, en el que pese a no tener un amplio abanico de personajes sobre el que escoger, todos ellos se muestran notablemente diferentes los unos de los otros. Los jugadores podrán seleccionar entre cuatro clases distintas (guerrero, tirador, sanador y apoyo) para desplazarse por el mapeado y combatir codo con codo con sus compañeros. Posiblemente lo mejor del combate de Black Clover: Quartet Knights es que incluso dentro de las mismas clases, los personajes tienen estilos únicos de combate. Por ejemplo, Luck poco tiene a ver con Asta, mientras que lo mismo puede decirse entre Gauche y Magna.

Un punto a tener en cuenta acerca del multijugador es que dado el caso de que nuestra partida no haya encontrado a suficientes jugadores (8), la propia CPU se encargará de convertirse en nuestro acompañante. En ningún momento deben saltar las alarmas por esta medida, pues el juego no solo adaptará su elección al rol o los roles que necesitemos para completar un conjunto equilibrado, sino que su impacto en partida será de lo más positivo para nosotros. Sin llegar a ser una fuerza inamovible, la CPU sabrá perfectamente qué hacer en todo momento, lo cual dará siempre oportunidades de victoria incluso para aquellos que no cuenten con tanta compañía de usuarios reales.

En total hallaremos tres modalidades de juego distintas: control de zona, caza del tesoro y captura la bandera. Dado que estas fueron explicadas ya en nuestras anteriores impresiones del juego, nos centraremos en destacar que ciertamente no afectan demasiado a nuestra elección de personaje. El contexto del combate realmente será algo que marquen los propios usuarios, por lo que a pesar de que ciertos mapas o modos de juego pueden favorecer ligeramente a un guerrero u otro, aquellos que deseen centrarse en su personaje favorito podrán hacerlo sin problema alguno.

Personalización, apartado técnico y homenaje a los fans

Siguiendo el orden establecido en el titular, nos centraremos ahora en las posibilidades de personalización que ofrece Black Clover: Quartet Knights. Estas se dividen en dos apartados: cosméticas y con impacto en partida. Las primera simplemente se limita a atuendos alternativos (incluyendo el DLC de playa) y pueden ser adquirirdas mediante la moneda del juego, que obtendremos a raíz de disputar partidas. El segundo de los apartados nos permite potenciar ciertas habilidades de nuestros personajes favoritos (únicamente afecta al modo multijugador). De esta forma, cada personaje cuenta con tres modos: estándar, ofensivo y defensivo, y dentro de cada uno de estos existen diversas cartas que podemos aplicar para obtener efectos múltiples. Gracias a ello, incluso un mismo personaje puede ser jugado de una gran variedad de formas dependiendo de los gustos del usuario en cuestión (las cartas de personalización se adquieren también mediante la moneda del juego).

A nivel técnico Black Clover: Quartet Knights no es realmente nada del otro mundo, y simplemente se encarga de cumplir con los mínimos que se esperan de un título de la presente generación. Si un caso, se puede argumentar que los modelos creados para los distintos personajes se mantienen fieles a lo que ha sido posible ver tanto en anime como manga, pero desde luego no nos hallamos ante una maravilla visual. Como punto a favor señalaremos que el título se desarrolla de manera estable, sin ningún tipo de caídas de frames que puedan causar un problema durante el combate.

En última instancia indicaremos que pese a que amantes del género de la lucha en general pueden encontrar en Black Clover: Quartet Knights un título realmente interesante, sin lugar a dudas serán los fans aquellos que se muestren más agradecidos. Bandai Namco ha hecho un gran trabajo a la hora de ofrecer una creación fiel que permita revivir los combates del anime. Si un caso, lo único que podría reclamarse sería la presencia de más personajes, como el resto de capitanes de los Caballeros Mágicos, aunque con suerte estos acabarán llegando en forma de DLC o quizás en futuras entregas.

Conclusión

Black Clover: Quartet Knights

Como hemos ido resaltando a lo largo del análisis, Black Clover: Quartet Knights es un título divertido y dinámico que posee a su vez una historia disfrutable pese a su brevedad. Los que llevan tiempo siguiendo el manga y anime tienen ante sí una gran oportunidad para tomar el control de los poderosos Caballeros Mágicos y sus distintas habilidades, mientras que aquellos que simplemente busquen un desafío, especialmente contra otros usuarios, también deberían considerar la opción de adquirirlo.


Positivo

  • Un gran título para los seguidores del anime
  • Los combates en línea son dinámicos y divertidos
  • Personajes con sets de habilidades muy distintos
  • La historia es breve pero interesante
  • Se agradece la presencia de los dobladores originales

Negativo

  • Técnicamente poco destacable
  • La historia puede superarse fácilmente en una tarde
  • Los desafíos son más bien una especie de entrenamiento avanzado
7.5

Bueno

Política de puntuación

Cristian M. Villa
Graduado de Estudios Ingleses en la Universitat Autònoma de Barcelona. Sir Francis Drake me enseñó que no hay recompensa sin esfuerzo.