Análisis Metal Gear Solid V: The Phantom Pain

PC PlayStation 3 PlayStation 4 Xbox 360 Xbox One
 

A pesar de todos los cambios que ha podido sufrir durante todos estos años, la saga Metal Gear de Hideo Kojima ha marcado a una generación de jugones. Tendrán sus detractores y sus fans incondicionales, pero lo que es seguro, Metal Gear, desde el primer juego lanzado en 1987, nunca ha dejado indiferente a nadie gracias a una historia extremadamente bien construida, y la introducción de una mecánicas jugables novedosas.

Ahora llega su capítulo final, la última pieza de un puzle que durante años hemos esperado y que marca el final de una época dorada de la historia de los videojuegos, una época de la que debemos sentirnos orgullosos haber disfrutado de principio a fin de una de las mejores sagas de la historia.

metal gear v

El final de una historia

Los acontecimientos de Metal Gear Solid V: The Phantom Pain se sitúan nueve años después de lo ocurrido en el polémico prólogo “Ground Zeroes”. Un prólogo que vuelve a abrir multitud de incógnitas, preguntas y teorías que supuestamente deben ser resultas en Metal Gear Solid V. ¿Quiénes son el grupo armado XOF? ¿Quién es Skullface? ¿Qué ocurrió con Big Boss y por qué ese rol que tiene en los juegos originales?

Sin embargo, y a pesar de que normalmente ofrecemos unas grandes pinceladas de lo que va a contar el título, creemos que la magnitud del mismo y de la historia que lleva detrás, es de vital importancia centrarnos más en los aspectos jugables y los cambios que ya se vieron en un principio en Metal Gear Solid: Peace Walker, y que continuaron en “Ground Zeroes”, que en contar, aunque sea parcialmente, parte de una trama de un juego tan importante y esperado.

Metal Gear Solid V (7)

¡Ahora ve! Trae a la leyenda de vuelta a la vida

Lamentablemente para algunos -y seguro que para otros no-, la forma de contar la historia toma un nuevo curso (formula) narrativo que toma como base el usado en “Peace Walker” y “ Ground Zeroes”, y es que esta nueva entrega prescinde de las grandes y largas cinemáticas y conversaciones a través del códec tan características de la saga. La trama se desarrollará a principalmente a través de los casetes que podremos escuchar durante el desarrollo del juego, y que nos permitirá, además de avanzar en la historia, resolver las lagunas que todavía hay en la saga, y lo que es mejor, hacerlo de manera progresiva y con la profundidad que nosotros estemos dispuesto a asumir. Por lo tanto, podríamos decir que el título tiene una serie de capas narrativamente hablando.

También será de suma importancia, además de escuchar los casetes, estar atento a cualquier fuente de información que podamos encontrar durante el desarrollo de cualquier misión, ya que no solo los personajes principales o los casetes nos darán pistas acerca de la trama o de acontecimientos pasados, sino que tanto nuestros soldados en la Mother Base, como los soldados enemigos, tendrán conversaciones entre ellos muy jugosas. Aunque parezca que no.

Metal Gear Solid V (6)Sin embargo, y no os asustéis, seguiremos teniendo cinemáticas y escenas espectaculares que solo un director como Kojima es capaz de llevar a cabo, y la prueba la tendremos durante el prólogo, en el que el aspecto jugable está reducidos al mínimo y en donde las cinemáticas son las protagonistas. Tan solo se le resta un poco de protagonismo, pero seguimos teniendo ese punto épico y espectacular, y con bastantes escenas milimétricamente estudiadas, con muchos detalles y pistas. Por supuesto, el codec desaparece por completo, y tan solo nos comunicaremos a través de él para obtener información o ayuda, y algún que otra breve conversación, pero nada que ver con lo visto en títulos como “Snake Eater” o “Sons of Liberty”.

Muchos de vosotros os preguntaréis si es realmente necesario haber jugado a los anteriores juegos para poder jugar a Metal Gear Solid V. La respuesta es ambigua y quizá os vengan de nuevo la dudas. Por una parte, sí que es necesario e imprescindible haber jugando tanto a Metal Gear Solid 3, como a Metal Gear Solid: Peace Walker por el peso que tienen estos, y para comprender el estado en que se encuentran todos los personajes y la historia de Metal Gear. Sin embargo, las menciones a ambos juegos los tendremos con cuentagotas, y será a través del “sistema de casetes” la forma que tendremos de ir hilando de manera progresiva los anteriores acontecimientos con los nuevos, y los ocurridos entre el prólogo –Ground Zeores– y Metal Gear solid V.

Mother Base

Este sistema heredado de “Peace Walker” es la base -nunca mejor dicho- en la que está cimentado la quinta entrega de la saga, y alrededor del cual gira tanto la historia, como el desarrollo del juego y su sistema jugable. La Mother Base será una instalación “física” y que podremos explorar, además que continuará teniendo las características que ya pudimos experimentar en el juego originalmente lanzado en PlayStation Portable, aunque con muchas más opciones.

Mother Base será el punto de “reunión” antes y después de cada misión, y será, por lo tanto, desde donde prepararemos todo antes de partir hacia el mundo abierto. Es de suma importancia preparar bien cada misión, puesto que aunque posteriormente podamos conseguir armas de los enemigos, estas no serán las mismas. Sin embargo, si que podremos pedir apoyo, aunque nos costará dinero del juego. Todo los pasos que demos, incluso la evacuación, significará tener que invertir una cantidad monetaria, por lo tanto tendremos que gestionar nuestra base de forma eficiente.

El desarrollo está basado en misiones, al igual que  su anterior entrega -como si de una serie de televisión se tratase-, así como un sistema de misiones secundarias bastante interesante que, aunque no formen parte del entramado principal, si que nos facilitarán el desarrollo de equipo y armas, y la incorporación de nuevos soldados a nuestro ejército. Todo esto sigue igual, aunque con la obvia magnitud que ha tomado el cambio de género y lo que ellos conlleva, ya que recordemos que Metal Gear Solid V es un sandbox.

Las principales novedades que vamos a encontrar, giran entorno a este cambio de género y mecánicas, por lo que “nos obliga” a explorar y movernos por un amplio mapa -que aparentemente nos puede parecer vacío- para poder desarrollar la Mother Base a través de recolección de materias primas de diferente tipo.

Lo interesante de todo esto, es que tendremos que solventar no solo de la mejor manera posible y con todas los objetivos secundarios de las misiones principales y secundarias, sino que debemos explorar, y lo que es mejor, muchas veces adentrarnos en las ciudades y puestos de control militares, para robar material u obtener información acerca de donde hay alijos o posibles enemigos que nos interesa extraer (especialistas) a través de sistema Fulton. 

Ya sabéis, en Metal Gear se bonifica cada vez más el hecho de interrogar a los soldados enemigos, aunque la libertad de la que gozaremos, nos permite que lo hagamos como queramos, es decir, silenciosamente, o con otro el ruido que nos permitan nuestras armas.  Tu decides.

Como íbamos diciendo, la Mother Base seguirá teniendo su características, es decir, podremos ir desarrollándola aunque esta vez, y además de hacerlo a través de los soldados que se nos unan, y a la moneda del juego, tendremos que hacerlo a través de la recolección de materias primas.

La moneda cobra un papel fundamental en esta nueva entrega, mucho más de lo que parece a primera vista. Como hemos dicho líneas más arriba, debemos gestionar la Mother Base de manera eficiente, y esto implica no malgastar el dinero, recoger recursos y optimizar el desarrollo de la base y del material. No todo va a ser infiltración en bases enemigas.

Jugando a Metal Gear Solid V: The Phantom Pain

El aspecto jugable del título está a un nivel superior, y estamos seguros que hará disfrutar a cualquier jugador que aprecie un control bien depurado.

Cuando se lanzó Metal Gear Solid: Ground Zeroes, algo que alabamos durante el análisis fue el sistema de control tan depurado, aunque si que consideramos que podría pecar de algunas animaciones algo toscas cuando el personaje se encontraba en carrera, o cuando intentábamos acercarnos sigilosamente tras un enemigo. A pesar de estos “peros”, nos pareció muy bueno y difícilmente mejorable.

En Metal Gear Solid V: The Phantom Pain se han “solucionado” y depurado todos los aspectos de control que vimos defectuosos en el prólogo, lo que se traduce en un control total sobre el personaje. Algo que debemos destacar por encima de casi todo los apartados que puedan flojear o gustar más o menos. Estamos ante un juego de infiltración, y el control sobre el personaje es más que importante. Es imprescindible.

Mover al personaje será una delicia. Por fin tendremos una animación progresiva real en un stick analógico. La inclinación de este, determinará, sobre todo cuando estamos agachados, la velocidad de movimiento con un precisión espectacular y difícilmente repetible en otro título.

Además de todo el sistema de control, con todo lo que ello conlleva (arrastrarse, lanzarse a coberturas, rodar, etc), nos vemos obligados a comentar el magnífico uso de elementos dispuestos en el juego como son los objetos como hierbas o piedras, casas con elementos que pueden hacer ruido y alertar a los enemigos, los elementos climatológicos aleatorios, así como el ciclo día/noche.

Todo lo que rodea al personaje puede servirnos para ocultarnos, o simplemente para llamar la atención. Debemos adaptarnos al entorno y usarlo a nuestro favor. Eso sí, nunca sabremos cuándo ocurrirán los eventos aleatorios como las tormentas de arena, por lo que tenemos que estar preparados y adaptarnos cuando ocurran.

Otro de puntos fuertes del juego, y que juega un papel fundamental en el aspecto jugable, es el sonido -además de la gran calidad general que tiene-.

Como hemos comentado, estar pendientes de lo que tenemos a nuestro alrededor, y usarlo para la consecución de nuestros objetivos es muy importante, pero también es importante el usar las fuentes de sonido, tanto para evitar ser visto por alguna patrulla aleatoria en tareas de reconocimiento, como para llamar la atención o desviar la misma hacia un determinado lugar.

En cuanto a la IA, uno de los puntos fuertes jugablemente hablando, y que quizá solía “patinar” en otras entregas, se ha mejorado muchísimo. Los enemigos tendrá un terreno predeterminado para moverse, pero en ocasiones, y sobre todo cuando se alertan o nos detecta y suena la alarma, estos cambiarán de recorrido, por lo que no servirá de mucho aprendernos lo pasos que van a realizar. Sin duda uno de los mejores avances, y que dota al juego de un realismo bastante interesante.

Sumando todos los elementos hasta ahora descritos, Metal Gear Solid V, es sin lugar a dudas uno de los mejores juegos que se han lanzado hasta el momento, y sin duda uno de los juegos que perdurará en el recuerdo de todo “jugón”.

Aspectos gráficos y valoración final

El aspecto gráfico es el punto en el que mayor temor podríamos tener a pesar de que la saga Metal Gear Solid siempre ha sido un exponente en todas las plataformas por las que ha pasado. Una vez probado el título terminado, podemos asegurar que seguirá siendo así a pesar del cambio de género y todo lo que ello conlleva.

Tendremos un buen juego de luces, buenos modelados, y está muy bien optimizado para ser un juego de mundo abierto, donde las zonas de carga no existen. Sin embargo, si que encontramos algunos “peros” como la aparición de elementos en la lejanía (arboles, puestos de control, etc), aunque debemos decir que a pesar de la calidad gráfica que tiene, eso se produce a una distancia mucho mayor que otros títulos con una menor extensión que visitar  y con muchos menos elementos en pantalla -incluidos los eventos aleatorios-.

También encontramos un poco de “niebla blanca”, muy típica en estos títulos en algunas situaciones, que bien podría confundirse con motas de polvo del ambiente, sin embargo, y como decimos, el juego goza de un nivel gráfico más que envidiable, por lo que no podemos poner pegas a los distintos “errores” gráficos que hemos podido ver, pues el resultado general es espectacular.

Metal Gear Solid V (1)

Una experiencia jugable realmente expectacular

Podríamos estar escribiendo sobre el juego muchas y muchas líneas acerca de lo miles de detalles que encontraremos en el título. Un título que quizás haya perdido algunas de sus seña de identidad como las conversaciones mediante el codec, las grandes cinemáticas “peliculeras” (parcialmente) o también podríamos echar de menos que Snake interactuase mucho más con los personajes principales. Sin embargo, Koijma ha sabido reinventar la saga, dándole una vuelta de tuerca y que, aún eliminando todas estas tradicionales características, seguimos sintiendo las mismas sensaciones que cuando jugamos al primer Metal Gear.

A pesar de que la fórmula narrativa ha cambiado, y que nos encontrasmo a un Snake menos expresivo, es quizá esta inexpresividad la que nos permite interactuar y empatizar con él como jamás lo hayamos hecho antes. Durante el desarrollo del juego comprenderéis el por qué de todo y el por qué esas decisiones que Kojima ha tomado. Es la evolución de una saga, que su creador termina termina por todo lo alto.

Cuando comenzábamos este análisis, comentábamos que debíamos “sentirnos orgullosos de haber disfrutado de principio a fin de una de las mejores sagas de la historia“, una vez terminado, valorado y disfrutado de Metal Gear Solid V: The Phantom Pain, añadimos que debemos sentirnos afortunados de poder jugar a un juego de tal magnitud.

La nueva y última entrega de la saga Metal Gear -muy posiblemente de Hideo Kojima– va a formar parte de esa élite de juegos que toda generación de jugadores acabará experimentando, y será recordado como una obra maestra de los videojuegos, un juego que bien podría considerarse como uno de los máximos exponentes del que nosotros consideramos “El octavo arte”.

A Hideo Kojima Game

metalphantompain


Positivo

  • Control depurado al extremo
  • Buen desarrollo de la historia
  • Un gran mapa
  • Todas las mejoras van orientadas a mejorar la experiencia Metal Gear
  • Gestión de la Mother Base
  • Libertad absoluta en la realización de misiones
  • El sistema de casetes, eliminación del codec

Negativo

  • Algún defecto gráfico
  • La separación entre misiones como capítulos no acaba de convencer
10

Obra maestra

Política de puntuación

Álvaro Giménez
Especialista en Nintendo y portátiles. Apasionado de los videojuegos, cine y la fotografía.