Colabora

Crítica de Space Force, la serie del creador de The Office para Netflix

Fichas
Noticias
CRÍTICA
Cabecera juego

Crítica de Space Force, la serie del creador de The Office para Netflix

La nueva serie de Steve Carell se estrena el próximo 29 de mayo y se presenta como el gran proyecto de comedia de la plataforma

Publicado el 0
  • Fecha de estreno: 31/5/2020
  • Duración: 30 min/Cap
  • Pais: Estados Unidos
  • Género: Comedia
  • Productora: 3 Arts Entertainment
  • Distribuidora: Netflix
  • Director: Greg Daniels (Creator), Steve Carell (Creator), Paul King, Tom Marshall
  • Guionista: Greg Daniels, Steve Carell, Shepard Boucher, Aasia LaShay Bullock, Brent Forrester, Yael Green, Connor Hines, Lauren Houseman, Maxwell Theodore Vivian

Una de las series que más ha triunfado en Netflix ha sido, curiosamente, "The Office", un show con varios años de antigüedad y fue lo más visto de de la plataforma el pasado 2018 antes de que la sitcom migrara a Amazon Prime Video, plataforma donde se puede ver al completo en la actualidad. Es por ello que el servicio de Reed Hastings lleva años buscando un éxito similar, enfocado a la comedia y capaz de engullir a una gran cantidad de seguidores para así poder planificar un show a largo plazo. Y para ello ficharon a Greg Daniels, creador de "The Office", y a Steve Carell, protagonista de la misma para producir "Space Force".

La serie está escrita por ambos y protagonizada por el segundo bajo una premisa más que atractiva: la creación, por parte de los Estados Unidos, de una división en el ejército dedicada al espacio. Para ello, el general Mark Naird tendrá que hacerse cargo del departamento y avanzar, paso a paso, al objetivo que le ha marcado el presidente: Colocar tropas estadounidenses en la luna en el año 2024. ¿Será suficiente esta historia para justificar una de las producciones más ambiciosas de Netflix en el mundo de la comedia?

A fuego lento

Comparar esta serie con "The Office" es casi inevitable, pues al fin y al cabo, Greg Daniels tiene esa gran responsabilidad en su currículum. Quizá uno de los problemas de la oficina de Scranton es que le costaba arrancar, era difícil comprender a esos personajes al principio del show, y no es hasta bien entrada la primera temporada cuando ya estamos al día con, al menos, los más importantes. Se nota que Daniels ha perfeccionado su trabajo en "Space Force". Esta serie se toma mucha más molestia en conocer a los personajes, y así descubrimos a Mark Naird, un general inseguro, con una buena carrera militar a sus espaldas pero que no sabe nada de ciencia y al doctor Mallory, su mano derecha, científico capaz de todo pero que no sabe bien relacionarse con su entorno.

Los personajes de Steve Carell y John Malkovich son los que llevan la batuta en "Space Force", y con gran acierto. Ambos hacen un tándem perfecto entre locura y razón aliñado con Putony, el personaje interpretado por Ben Schwartz que sirve como alivio cómico además de generar alguna que otra subtrama absurda en varios episodios que ayudan a recordarnos que esto es una comedia. En general, la serie está muy bien construída y son unos buenos cimientos para ver más aventuras de este curioso departamento de defensa de los Estados Unidos. Deja con ganas de mucho más.

Una parodia de la realidad

Uno de los fuertes de la serie es que se atreve a tocar muchos temas y personajes de la actualidad. En "The Office" eso era más difícil, pues una de las claves de la serie era encontrar lo maravilloso dentro de la vida cotidiana de un grupo de empleados de una oficina vendedora de papel. Aquí hay muchas más posibilidades, hay contacto directo con las élites y esto provoca que se puedan ver parodias de algunos de los líderes del país como la congresista Alexandria Ocasio-Cortez o, de forma mucho más sesgada, Trump. Aquí hay un cambio de tono respecto a "The Office" y es que el humor es más mordaz y no se sujeta tanto a los propios personajes. Aquí hay tramas interesantes... y otras que no tanto, pero lo cierto es que cada episodio es un mundo.

El problema de jugársela a esta carta es que hay episodios brillantes y otros más flojos no como en "The Office" que, aunque algunas tramas no eran tan atractivas, los personajes las lideraban por ellos mismos. Lo bueno es que es solo la primera temporada y los cimientos para que se llegue a ese nivel están ahí, pero es un humor que no gustará a todo el mundo aunque, personalmente, lo he encontrado más que disfrutable y con varios momentos muy divertidos que ya merecen la pena el visionado.

Si eres fan de The Office...

Si eres fan de "The Office" no te esperes lo mismo con "Space Force" porque te vas a decepcionar. Sí, hay mucho de Michael Scott en el General Naird, pero el sentido de "Space Force" es totalmente distinto, y se agradece. La serie es fresca, con una idea original y atractiva y que sienta mimbres para ser uno de los proyectos importantes de la plataforma. Las tramas son divertidas y varios capítulos son sobresalientes por lo que, por mí parte, no puedo esperar para que llegue la segunda temporada. "Space Force" es más que recomendable y se agradece que se distancie de lo que era "The Office". Todos hemos pasado por esa búsqueda de algo parecido a la oficina de Scranton, pero "Space Force" es sangre fresca dentro de la comedia, y se agradece.


Space Force

Puntuación Areajugones:
Sobresaliente
Valorar esta serie
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Space Force consigue sentar la base de un gran proyectos gracias a una ida original, divertida, con infinidad de posibilidades, y a unos personajes que viven. El humor es fresco, satírico y algunos episodios son brillantes. La serie está llamada a ser uno de los caballos ganadores de Netflix, y con razón.

  • Humor actualizado y fresco
  • Malkovich y Carell, pareja de oro
  • Un universo lleno de posibilidades
  • Algunas de las tramas son muy originales y divertidas
  • Los capítulos son algo irregulares

Política de puntuación

Etiquetado en :

Netflix Space Force Steve Carell

Redactado por:

Periodista amante del cine. A veces antepongo la forma al fondo... Pero no siempre.