Colabora

Análisis Captain Tsubasa: Rise of New Champions

Fichas
Noticias
ANÁLISIS

Análisis Captain Tsubasa: Rise of New Champions

Bandai Namco toma el reto deportivo de la mano de una entrega que convence pero llega con luces y sombras

Publicado el 2
  • Plataformas: PC Nintendo Switch PlayStation 4
  • Fecha de lanzamiento: 28/08/2020
  • Género: Deportes
  • Desarrollador: Bandai Namco Entertainment
  • Editor: Bandai Namco Entertainment
  • Formato: Físico, Digital

Captain Tsubasa: Rise of New Champions fue anunciado meses atrás como la recuperación de una de las IPs más memorables de la industria del anime. Era así que personajes como Tsubasa Ozora y Taro Misaki - Oliver y Tom - volverían a la vida para la presente generación de consolas, buscando plasmar toda la epicidad que disfrutamos en la serie de antaño. ¿Han logrado Tamsoft y Bandai Namco dar con la tecla en este complejo ejercicio? Seguidamente os damos la respuesta en nuestro análisis de Captain Tsubasa: Rise of New Champions.

La espectacularidad en el gameplay

Esta curiosa apuesta deportiva de Bandai Namco tiene claramente sus luces y sombras. Por un lado, nos encontramos con que en los partidos podemos disfrutar de algunos momentos verdaderamente épicos. Estos, lógicamente, surgen por ejemplo de anotar un golazo con el tiro con efecto de Tsubasa, o por regatear a varios jugadores de manera consecutiva con Jun Misugi - Julian Ross -. Asimismo, hay que destacar que estas acciones especiales no se resumen solo a conceptos individuales.

Análisis Captain Tsubasa: Rise of New Champions

Captain Tsubasa: Rise of New Champions nos mostrará poco a poco cómo en el contexto adecuado podemos, por ejemplo, ejecutar la catapulta infernal de los gemelos Derrick o realizar la icónica secuencia de pases entre Oliver y Tom, lo que permite progresar entre las líneas defensivas del rival con suma facilidad - aunque siendo obviamente algo interceptable -. Por otro lado, también tendremos algunos instantes en los que en ir a luchar un balón dividido deberemos machacar los botones del mando como locos para ganar el balón al rival, surgiendo del duelo un disparo potentísimo contra la portería contraria.

Hay que destacar que a pesar de que no son controlables, los porteros más conocidos de Oliver y Benji también tienen sus movimientos más reconocibles. En este sentido, podremos disfrutar tanto de las acrobacias de Wakashimazu como de la 'mano dorada' de Gino Hernández. Afortunadamente, en Tamsoft han sabido no escatimar en los movimientos especiales de los jugadores, los cuales iremos desbloqueando cada vez a más a medida que juguemos.

Controles con margen de mejora

Si bien es cierto que Captain Tsubasa: Rise of New Champions da lugar a algunos momentos espectaculares por su naturaleza, no lo es menos que en ocasiones el gameplay puede hacerse un tanto incómodo. En esta visión negativa destacan dos apartados distintos: las entradas y los pases. Empezando con las primeras, el sistema defensivo es cuanto menos sencillo, teniendo que usar R1 o R2 - versión analizada en PS4 - para intentar quitar el balón al rival. Parece sencillo ¿no?, pues en ocasiones se hace inexplicablemente complejo.

Captain Tsubasa

Como puede apreciarse, el sistema defensivo de Captain Tsubasa: Rise of New Champions gira en torno a adivinar las intenciones del rival por tal de ejercer la defensa adecuada, un mecanismo que funciona bien. Sin embargo, dada la imprecisión que lucen los controles en ocasiones nos veremos simplemente pasando por al lado del rival pese a intentar realizar una entrada. Esto se debe a que los jugadores se mueven de una forma antinatural en ocasiones, y aunque lógicamente nadie desea un simulador de fútbol al hablar de Oliver y Benji, los controles pueden hacerse excesivamente 'arcades' por momentos.

Similar es el problema que nos encontramos con los pases de Captain Tsubasa: Rise of New Champions: la precisión en estos es a veces pésima. La cámara predeterminada del juego no siempre ayuda a tener a nuestros compañeros localizados en el campo, lo que nos llevará en más de una ocasión a tener que depender del minimapa para poder dar con ellos. Asimismo, de la misma forma en la que los movimientos de los jugadores se sienten en ocasiones antinaturales también lo hacen los pases, siendo el sistema uno en el que apuntar a un objetivo no es siempre la tarea más sencilla y cómoda de llevar a cabo.

El viaje, un modo historia que funciona... a veces

Captain Tsubasa: Rise of New Champions hace girar la mayor parte de su gameplay en torno a una opción de juego: el modo historia. Este, que recibe el nombre de 'El Viaje', nos presenta una historia con tintes originales en la que los jugadores pueden controlar a Tsubasa Ozora o hacerse un personaje de cero. Lógicamente, en pos de la originalidad recomendamos siempre la segunda opción - que nos permitirá jugar como delantero, mediocentro o defensa -, pues podremos disfrutar del modo en hasta tres ocasiones garantizando un desarrollo notablemente distinto - en tres ocasiones por la historia, el modo como tal no tiene límite de uso -.

El motivo de esto es que si escogemos realizar El Viaje con un jugador personalizado podremos adentrarnos en tres equipos: Furano, Meiwa y Musashi, lo que a su vez nos permitirá tener una estrecha relación con tres jugadores: Hikaru Matsuyama, Kojiro Hyuga o Jun Misugi. Dependiendo del conjunto que escojamos en Captain Tsubasa: Rise of New Champions compartiremos vestuario con unos u otros jugadores, competiremos en el torneo de los 'Héroes' con unas ambiciones distintas y podremos notar ciertas diferencias recurrentes en la historia. Asimismo, hay que destacar que un punto muy relevante de este modo historia en Captain Tsubasa: Rise of New Champions es, precisamente, el de las relaciones.

En El Viaje podremos escoger continuamente con qué jugadores deseamos mejorar una relación de amistad, sin importar si forman parte de nuestro equipo o no. Esto ayudará a que podamos adquirir técnicas y habilidades mediante las que mejorar poco a poco a nuestro jugador, lo que permite que podamos dar forma a una gran variedad de modelos de jugador distintos. Para adornar esto, una vez que la historia esté completa nuestro jugador no desaparecerá simplemente, sino que se trasladará al juego como tal para que podamos usarlo en cualquier conjunto que deseemos personalizar, algo en lo que entraremos en detalle seguidamente.

El principal punto negativo que hemos podido encontrarle a lo que ciertamente se trata de un ejercicio de originalidad es que, en ocasiones, los diálogos de Captain Tsubasa: Rise of New Champions se hacen excesivamente largos. Esto es algo que se hace notar especialmente durante el Torneo Mundial, el segundo episodio de la historia. A lo largo de este llegamos a encontrarnos con secuencias de 10 o 15 minutos en las que simplemente nos dedicamos a leer conversaciones o 'ver' partidos de los que no tomamos parte. Esta parte de la experiencia llega a hacerse ciertamente tediosa, aunque aquellos que no estén interesados pueden omitir la mayor parte del relato.

Online y personalización

Uno de los puntos fuertes de Captain Tsubasa: Rise of New Champions es el grado de personalización que presenta el título. Este, como hemos apuntado, comienza con nuestro jugador - o jugadores - personalizado, para el que también podemos desbloquear cosas como peinados o accesorios en una tienda in-game - cuya moneda se obtiene simplemente jugando -. Esto, como indicamos, es algo que se extrapola hasta las bases del juego, que permite editar equipos modificando nombre, escudo, equipación e incluso plantilla, lo que garantiza hacer nuestros equipos dentro del universo de Captain Tsubasa.

En caso de que exista duda, esto es algo que podemos hacer en el modo online, y de hecho se nos invita a ello. El modo online de Captain Tsubasa: Rise of New Champions funciona con un sistema de temporadas - además de sesiones privadas para jugar con amigos - en el que existen diversas categorías. Todos los jugadores empezarán siempre desde el nivel Principiante, cuyos emparejamientos se realizarán solo contra CPU a modo de preparación para tomar más tarde el reto del juego multijugador. En cada categoría tendremos siempre un límite de valor de equipo, lo que regulará que no nos encontremos siempre con los mejores jugadores del mundo - pues será necesario gestionar la plantilla en base al valor límite -.

Asimismo, nuestro desempeño online en Captain Tsubasa: Rise of New Champions nos recompensará con puntos para la tienda del juego, los cuales nos permitirán seguir comprando cosas para nuestros jugadores personalizados que, a su vez, podremos llevar al componente online - con un total de hasta 8 jugadores de esta clase por conjunto personalizado -. En esta línea, dejamos claro que Captain Tsubasa: Rise of New Champions cuenta con un claro enfoque a hacer énfasis en que los jugadores den forma a su propia experiencia, ya sea tanto a través del modo historia como mediante el modo online.

Una localización algo limitada

Captain Tsubasa: Rise of New Champions cuenta con subtítulos en castellano, lo que permite que todo jugador pueda disfrutar de la experiencia sin dificultades. Asimismo, tenemos todos los diálogos con el doblaje japonés, lo que es una delicia por tal de disfrutar de la que se trata de la experiencia original. Sin embargo, los seguidores españoles más clásicos se darán cuenta rápidamente de un detalle que puede no gustar a más de uno: incluso en la versión en español los nombres de los jugadores son los originales.

Esto implica que no tendremos nombres como Benji Price, Mark Lenders, Bruce Harper o el mismo Oliver Atom. Obviamente, esto no puede acabar de gestionarse como un punto negativo del juego como tal, pues depende enteramente de las expectativas y gusto del usuario. Sin embargo, es prueba de que aún podría haberse ido un pequeño paso más allá en la labor de localización.

Conclusión sobre Captain Tsubasa: Rise of New Champions

Captain Tsubasa: Rise of New Champions consigue mayormente ofrecer esa experiencia que gustará a los que disfrutaran del anime original. El título explora profundamente lo que hacía especiales a todos y cada uno de sus jugadores más destacados, y con la posibilidad de incorporar las técnicas favoritas de todos ellos en un jugador propio. Además, el modo online cuentan con algo más de atractivo que el de otros juegos de anime de la compañía, lo que ofrece una experiencia ciertamente sólida.

No obstante, ciertos problemas de gameplay así como en ocasiones la pasividad del modo historia hacen que el título no sea todo lo placentero que pudiera desearse. En cualquier caso, no deja de ser una opción recomendable para los que deseen recuperar el espíritu más fantasioso del fútbol.


Captain Tsubasa: Rise of New Champions

Analizado en PlayStation 4

VideoGame
7.2
Puntuación Areajugones:
Notable
Valorar este videojuego
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Captain Tsubasa: Rise of New Champions llega a la industria de los videojuegos con un claro objetivo: hacer justicia al fenómeno futbolístico que acompañó a muchos durante la infancia. El título, pues, logra por momento evocar toda la epicidad de jugadas tan espectaculares como el tiro del tigre de Mark Lenders o la catapulta infernal de los gemelos Derrick. No obstante, hay varios aspectos que deberían ser trabajados de cara a una posible nueva entrega en el futuro.

Gameplay

Historia

Sonido

Contenido

  • Los tiros, regates y demás habilidades especiales
  • Un claro enfoque a que los jugadores formen parte del universo
  • Un online que permite mucha libertad en cuanto a cómo y con quién jugar
  • La rejugabilidad del modo historia
  • La sencillez de los controles
  • El doblaje japonés
  • El sistema de entradas y pases puede ser bastante impreciso
  • El modo historia peca de introducir diálogos demasiado extensos
  • Algunas posiciones son bastante más sencillas de dominar que otras
  • La ausencia de una localización con los nombres que conocíamos en España
Duración: 10-15 horas (Historia)
Jugadores: 1-4
Idiomas: Inglés, Japonés (subtítulos en castellano)

Política de puntuación

Redactado por:

Graduado de Estudios Ingleses en la Universitat Autònoma de Barcelona. ¿Kiryu-chan?