Impresiones jugables de World of Final Fantasy

World of Final Fantasy

PlayStation 4 PlayStation Vita
7.8

Bueno

Impresiones jugables de World of Final Fantasy

El juego nos presenta un nuevo sistema de torres con mucho potencial

Impresiones jugables de World of Final Fantasy
 

Final Fantasy es una saga que, prácticamente, ha hecho de todo lo que podría hacer una saga. Desde aquel rol clásico por turnos que tan famoso hizo al juego de la actual Square Enix, hasta vérselas en el mundo de los combates en tiempo real como lo hará en Final Fantasy XV. Sin olvidar sus cameos en el género de la lucha e incluso el género musical. Y en todos ellos ha conseguido, al menos, un resultado bueno.

Y World of Final Fantasy es otro de los spin offs de la saga, presentándonos un novedoso sistema de lucha (dentro de lo que conocemos de Final Fantasy) combinado con un sistema de “torres”, que luego explicaremos, y captura de monstruos. Después de tener la oportunidad de probar la versión de PlayStation 4 en las oficinas de Koch Media, os contamos cómo ha resultado el nuevo experimento de Square Enix.

WOFF_Screenshot_Bahamut1_25082016_1472140675

Uy, esto me recuerda a algo

World of Final Fantasy supone una nueva perspectiva de la saga, pero no dentro de los videojuegos. Este título parece una mezcla de varios conceptos que podemos ver en otros juegos: un sistema de combate por turnos que son dados por un “línea” del tiempo, captura y entrenamiento de mirages (monstruos) que evolucionan y mejoran…

Dicen que las comparaciones son malas, pero en este caso es imposible no hacerlas. En primer lugar, encontramos un sistema de combate que inmediatamente nos recodará a juegos como, por ejemplo, Child of Light. Tenemos que esperar nuestro turno y según la velocidad de nuestros personajes y los enemigos podremos realizar dos turnos seguidos o más. A parte de esto, el sistema es el clásico. Podemos atacar, realizar habilidades, utilizar objetos, etc. El sistema debe mejorar mucho, la mayoría de combates se hacen lentos e increíblemente repetitivos (incluso acelerándolo). Provocando que los primeros compases del juego sean tediosos y evitar que puedas disfrutar del juego.

Pero la gracia del juego no reside en el sistema de combate, sino en la combinación entre los personajes y los mirages. Nosotros contralamos a Reynn y Lann, una pareja de gemelos mellizos que tienen la capacidad de capturar y educar a mirages, monstruos que habitan por todas partes. Y sí, podéis pensar en Pokémon. El sistema de captura es muy similar: debilitar a los mirages en combate para poder capturarlos con más facilidad. Una vez capturados, nosotros podemos utilizarlos en combate gracias al sistema de las torres.

El sistema de torres es sencillo: no luchamos solos. Sobre nuestras cabezas podemos llevar a estos mirages según su peso y tipo (podemos tener encima hasta dos) y si nos “encogemos” uno de los mirages puede llevarnos a nosotros. Aquí es muy importante combinar bien los tipos de los mirages y sus pesos, para ser más efectivos durante el combate. A medida que ganemos, tanto nuestros personajes como los mirages irán subiendo de nivel y consiguiendo PH. Con éstos podremos desbloquear nuevas características (pasivas) para los mirages y según vaya aumentando su nivel también aprenderán nuevas habilidades. Los Tableros mágicos es el “árbol de habilidades” en el que podremos elegir qué características desbloquear para nuestro mirage. Cuando completemos una línea de los tableros, tendremos la opción de transfigurar a nuestro mirage. Es decir, evolucionarlo. Sí, se pueden evolucionar a los mirages y éstos aumentarán su poder y habilidades.

Town_of_Cornelia_fix_1443187458

Un mapa de altura

World of Final Fantasy tiene un mapeado increíblemente vertical. No encontraremos llanuras ni descampados rectos donde perdernos mirando al horizonte, sino que tendremos que subir, o bajar, por el escenario para alcanzar nuestro objetivo. Este tipo de escenarios hace que el mapa se divida por zonas con cargas entre ellas, aunque la verdad no son demasiado molestas.

La cámara del juego es fija, y entendemos el por qué: pretende enseñar la cara más bonita de los escenarios. Pero la verdad es que a veces es algo incómodo no tener libertad a la hora de mover la cámara, pero te acabas acostumbrando. Durante nuestra hora y media (algo más) de juego no pudimos pasar una cosa: el mapeado es muy aburrido. La belleza y arte característicos de la saga Final Fantasy están ausentes en este spin off. Los escenarios se hacen muy repetitivos y, excepto las misiones, nada te incita a explorar. Es cierto que el estilo cartoon le da un aire fresco e infantil, pero los diseños (sin contar a algunos mirages) no son especialmente bonitos ni atractivos.  Eso sí, la banda sonora sigue estando al nivel de la saga. Pero sólo se salva esto del juego.

World_of_Final_Fantasy_event_03_fix001_1434487707

En definitiva, a Wordl of Final Fantasy le falta algo de ideas. Es verdad que el juego no es malo, pero no te invita a jugar durante horas y horas. Más bien a jugar un ratín cada día. Encontramos un título que peca de repetitivo, al menos en los primeros compases del juego (que es lo que pudimos probar). Tanto en su sistema de combate como en sus escenarios. El mayor atractivo del juego es el de capturar, mejorar y coleccionar a los mirages. La verdad es que parece haber un gran número de ellos y un gran número de combinaciones y habilidades para las torres, lo que nos da bastante esperanza para que Square Enix acabe de mejorar el juego antes de su salida en PlayStation 4 y PlayStation Vita.


Contenido relacionado