El spin-off de Han Solo era demasiado cómico para Lucasfilm

Han Solo: Una historia de Star Wars

El spin-off de Han Solo era demasiado cómico para Lucasfilm

La fecha de estreno se mantiene inalterada

El spin-off de Han Solo era demasiado cómico para Lucasfilm
 
 

Si por algo se han caracterizado siempre las producciones de Star Wars, ha sido el secretismo. Aunque cada año logran ocupar los momentos más importantes para las carteleras, y sus estrenos son todo un acontecimiento, el desarrollo de las cintas siempre queda fuera de las cámaras. No obstante hace unos días Lucasfilm parece que llegó a un punto límite y decidió prescindir de la pareja que se estaba haciendo cargo del esperado spin-off de Han Solo. Chris Lord y Chris Miller fueron una extraña elección por parte de la compañía, y aunque los fans abalaban sus anteriores trabajos, parece que el estilo de los cineastas ha terminado por confrontarse con el guión original propuesto, y ha llevado a la producción a una situación complicada.

El spin-off de Star Wars centrado en Han Solo se queda sin directores

Ahora que Ron Howard se ha puesto al mando, deberá finalizar las pocas escenas que quedan por rodar de aquí al 10 de julio, fecha en la que el rodaje llegará a su fin. El guion de Lawrence Kasdan será el timón a seguir si el director no quiere encontrarse con los mismos problemas que Lord y Miller. Y es que según revela  EW, el principal motivo del despido fue la libertad que se tomaron los cineastas en el rodaje respecto a los planes originales. Pese a contraer un acuerdo con Lucasfilm, los directores de “La LEGO película” decidieron improvisar algunas escenas e incluso introducir un humor excesivo en la historia de Han Solo.

Star Wars se hizo famosa no solo por una historia del héroe llena de momentos memorables, sino también por sus alivios cómicos. Durante la trilogía original ese papel lo ocupaba un socarrón Han Solo y su compañero Chewbacca. Es razonable pensar que tanto Lord como Miller quisieran explorar esa vía en su propia película llevándolo al extremo, sin embargo Lucasfilm pretendía algo más clásico con pequeños tintes humorísticos. El estudio creía que “los directores tenían la responsabilidad de escribir la historia como estaba escrita”, y su esfuerzos por alejarse del trabajo de Kasdan, provocó momentos tensos durante el rodaje. Tanto Donald Glover como Phoebe Waller-Bridge fueron incitados para que improvisaran, e incluso Alden Ehrenreich afirmó tener dudas sobre cómo se estaban haciendo las cosas.

Con menos de un año por delante, y unas pocas semanas para solucionar el problema, Ron Howard debe hacer ahora con Han Solo lo que ya tuvo que hacer Tony Gilroy con “Rogue One” el pasado 2015. La jugada le salió bien a Lucasfilm en aquella ocasión, ¿conseguirá repetirlo esta vez? Este verano podríamos ver más novedades del spin-off en el D23, y será entonces cuando sepamos si el nuevo director ha conseguido salvar el barco.


Contenido relacionado