El director de Death Note justifica las diferencias con el manga

Las críticas por la reinterpretación de la obra continuan

El director de Death Note justifica las diferencias con el manga
 
 

Netflix parece que apuesta abiertamente por algunas de las obras pop más populares de los últimos años con sus próximos estrenos. De entre ellas, la que más expectación y revuelo ha levantado durante estos últimos meses ha sido “Death Note”. El manga de Tsugumi Ohba que fue adaptado a anime por Tetsurō Araki hace ya más de una década volverá a la televisión en forma de live-action con todo lo que eso conlleva. La historia de la animación nipona y su traslado a personajes de carne y hueso no tiene una gran fama y acumula desastre tras desastre. Muchos son los que aún recuerdan el olvidable episodio con “Dragon Ball”, “Gantz” o “Ataque a los Titanes”. Todas estas adaptaciones siempre se han encontrado con el enfado de los fans que veían cómo sus personajes quedaban desdibujados por el factor económico o la apropiación cultural.

Death Note y la polémica del whitewashing

Los últimos tráilers de “Death Note” no parecen indicar que la tendencia vaya a cambiar, y es que el trabajo de Adam Wingard lleva bastante tiempo despertando el enfado de más de un seguidor de la obra original. Todo el material visto hasta el momento mostraba una clara reinterpretación de la historia original de Light y Ryuk, e incorporaba sus propios conceptos de guión con un palpable whitewashing típico de Hollywood. Tanto la elección de protagonistas no japoneses, como el traslado de la historia fuera de la isla han generado todo tipo de comentarios. No obstante Wingard se ha mostrado orgulloso de lo que es uno de sus trabajos más importantes de su carrera y parece obstinado con su propuesta original de modificar el anime. “En esencia la película está basándose en quiénes son los personajes, pero explorándolos en un nuevo contexto , explicaba el director en una entrevista para IGN.

“Al final las personalidades de los personajes son un poco diferentes… L no es el mismo. Hay muchas similitudes; le gustan los dulces y a veces deambula sin zapatillas. Ese tipo de cosas se mantienen, pero finalmente el tratamiento sobre él y la evolución de su personaje son muy diferentes”, argumentaba Wingard al medio. Los cambios en los personajes y su estética han sido una parte importante de las quejas y sin embargo no parecen decisiones casuales. “Sigue siendo un chico raro, y lo mismo se aplica para casi todos los personajes del reparto. El único personaje que probablemente sea igual que en el anime es Ryuk.”

En la obra original Light era considerado como un chico bueno y todos le veían como un gran estudiante. Se pasaba horas encerrado en su habitación y no era muy ducho con las relaciones interpersonales. L por su parte era un detective en las sombras y en muy rara ocasión se le veía en lugares públicos. Todo eso parece haber sido eliminado en la nueva película de “Death Note”, que ha emprendido un camino del que pocas producciones salen bien paradas. Habrá que esperar al próximo 25 de agosto para averiguar si la estrategia les ha salido bien, o si por el contrario estamos ante un nuevo caso de fracaso hollywoodiense.


Contenido relacionado