El director de Death Note abandona Twitter tras recibir amenazas

La película se estrenó el pasado 25 de agosto

El director de Death Note abandona Twitter tras recibir amenazas
 
 

El pasado 25 de agosto aterrizó en Netflix la esperada adaptación del manga de Tsugumi Ōba, y como no podía ser de otra manera, las reacciones no se hicieron esperar. “Death Note” se unía así a la reciente corriente de obras niponas que se occidentalizan para entrar en el mercado de Hollywood, y lo hacía echando por la borda su historia original y cambiando tanto a sus personajes como el lugar de la acción. Desde los primeros tráilers se pudo apreciar la libertad que se habían tomado Adam Wingard y el resto del equipo a la hora de crear la película, y a muchos fans no les gustó lo que estaban haciendo con su anime favorito. No es de extrañar que tras el estreno las críticas se ensañaran con la adaptación y la colocaran como una de las peores tentativas de Hollywood de los últimos años. El director ha estado soportando quejas e incluso amenazas durante todo este tiempo, y parece que ha terminado explotando.

Tras lo ocurrido con “Ghost in the Shell”, la comunidad seguidora de las obras japonesas llegaban ahora a la nueva película de Netflix de manera muy excéptica, y lo que se encontraron refrendaba sus temores. Wingard había empleado la historia original como base para narrar su propia película manteniendo elementos referenciales muy vagos. No obstante el director optó por no esconderse y durante estas últimas semanas se había dedicado a contestar a cada uno de los fans que le estaban increpando. Lo siento trolls, pero el artista siempre gana a la larga, tuiteaba el cineasta. “Me encanta ver cuánta gente se ha sentido atacada por este tuit. Es casi como un troll bait”. Los fans sin embargo no de dieron por vencido y le continuaron agrediendo verbalmente hasta incluso llegar a las amenazas, hasta que han conseguido lo que pretendían.

Adam Wingard, sin previo aviso, decidió abandonar Twitter evitando probablemente llegar a mayores. El director ha terminado sucumbiendo una vez más a la toxicidad de las redes sociales y la libertad de opinión. Es perfectamente loable no estar conforme con la adaptación de “Death Note”, pero siempre hay un límite de expresión antes de llegar a los insultos y la falta de respecto. Las reacciones de manera lógica no se han hecho esperar, y aunque la mayoría de los mensajes son de apoyo, hay quienes continúan con la campaña de desprestigio. ¿Afectará esto a los posibles planes para la secuela? Lo cierto es que todos esperan que el cineasta termine regresando en algún momento.




 


Contenido relacionado