La crítica destroza a Death Note y vaticina un completo desastre

La película se estrenará el próximo 25 de agosto

La crítica destroza a Death Note y vaticina un completo desastre
 
 

A 3 días para el estreno de la película más esperada de Netflix para el verano, las críticas comienzan a llegar, y parecen respaldar las sospechas. Y es que desde que se anunció que el famoso anime de Tsugumi Ōba llegaría a la plataforma en streaming, la sospecha se puso sobre el amateur Adam Wingard. “Death Note” es una de las obras más influyentes de los últimos años y su anime es uno de los mejores valorados entre los aficionados a ese arte. Su adaptación como live-action debía corresponder a esas expectativas pero el whitewashing y la apropiación cultural de la historia original despertaron muchas preocupaciones. Los fans aun así siempre la concedieron un margen de confianza hasta poder ver un resultado final, que sin embargo parece corresponderse con las advertencias de aquellos que vaticinaban el desastre.

“Death Note” (2017) llega tras las negativas críticas de la adaptación de “Ghost in the Shell”, y en un ambiente de gran escepticismo. El afán de Hollywood por aprovechar las obras más influyentes de la cultura nipona no está dejando muy buenos resultados hasta el momento, y la película de Wingard parece seguir ese camino. En esta ocasión el filme, escrito por Jeremy Slater (“Los Cuatro Fantásticos”) no tiene lugar en Japón, sino en Seattle, y cuenta con el famoso Light Turner interpretado por Nat Wolff. Veamos lo que dicen las criticas de esa combinación.

“Los cineastas aportan el típico pastiche de Hollywood sobre los peligros de la justicia vigilante y las seducciones del poder absoluto, pero esos pobres mensajes se diluyen frente al resto de la película. Las muertes tampoco tienen suspense ni son divertidas de ver -curioso para un director de películas de terror como Wingard, quien ha dirigido films del género tan bien recibidos como `Tu eres el siguiente’ y ‘The Guest’. A excepción del desenlace sobre la noria, el conjunto apesta a trabajo pagado”.

“La única razón para coger una historia japonesa tan única y trasladarla a Seattle, es explorar cómo sus complicadas cuestiones morales podrían inspirar diferentes respuestas en un contexto norteamericano. Para eso se simplifica todo y reduce a Estados Unidos a su raza blanca, indicando más que nada, una ausencia de contexto. Es el síntoma más evidente de una película que falla completamente al investigar su premisa, que desperdicia un puñado de malas actuaciones y un descarado grado de violencia al servicio de un desenlace mortal.”

“‘Death Note’ ignora a sus personajes eligiendo poner énfasis sobre los horrores físicos relacionados con con las habilidades que tiene el cuaderno, en vez de hacerlo sobre el drama fisiológico que se desarrolla alrededor. El anime original se convertía en una historia común y corriente de terror americana , y no una buena. Sería bueno si Death Note lograse conseguir su objetivo tomando otra idea y adaptándola a una estética de terror. Pero eso no es lo que hace la película. Su vaga, nada ambiciosa y olvidable película carece de cualquier imaginación, corazón o valores de entretenimiento”.

Parece que ni el propio William Dafoe ha sido capaz de evitar lo que muchos se temían. Al igual que ya le ocurrió a Rupert Sanders hace unos pocos meses, Wingard se ha separado demasiado del material original por designios de las formas y gustos hollywoodienses. Ahora la última palabra la tienen los fans, pero todo apunta a que “Death Note” se seguirá recordando como un gran manga y anime, lejos de las garras occidentales.


Contenido relacionado