Microsoft entierra Kinect y cesa su producción

Microsoft entierra Kinect y cesa su producción
 

Después de que Kinect se pusiera a la venta en 2010 para Xbox 360 y fuera también uno de los estandartes del anuncio de Xbox One, el periférico fue quedando más y más en el olvido tanto por parte de desarrolladoras como de la propia compañía. Tras este camino Microsoft ha anunciado hoy a través de Co.Desing el cese total en la producción del dispositivo.

Con 35 millones de unidades distribuidas del periférico, el comunicado destacada que ha ofrecido una tecnología muy útil para el avance del sector a pesar del relativo poco éxito en relación a los videojuegos. De esta forma el dispositivo dejará de venderse y aunque Microsoft seguirá ofreciendo soporte, aunque el equipo detrás del proyecto irá derivándose progresivamente a otros campos de la propia compañía.

Aunque Kinect muere con su cese de producción, parte de él quedará vivo ya que su sensor central es el antecesor del que montará Hololens, dispositivo de realidad aumentada de la marca. Además Kinect ha sido clave en la creación de otras tecnologías como la propia Cortana, el servicio de reconocimiento de voz de Windows 10.

Aunque hasta hoy no se ha hecho oficial el cese en la producción del dispositivo, lo cierto es que era una noticia esperada dentro de la comunidad, pues la ausencia de puerto de conexión Kinect en la nueva Xbox One X ya hacía temer por la falta de apoyo interno para el dispositivo.

 


Contenido relacionado