Xbox One X podría vender más de 600.000 unidades durante este año

Así lo proyectan desde la NPD

Microsoft Xbox One X
 

Hace menos de un mes que Xbox One X, la nueva apuesta de mercado de Microsoft, se puso a la venta para todos los públicos, convirtiéndose así en la consola más potente jamás creada. A pesar de que las predicciones iniciales sobre esta no fueron demasiado positivas en la mayoría de los casos, eso es algo que podría estar cambiando recientemente.

Mat Piscatella, uno de los máximos analistas del equipo de NPD (referencia en cuanto a datos de videojuegos en América del Norte), ha compartido en el sitio web Resetera (vía DualSHOCKERS) que muy posiblemente Xbox One X podría acabar vendiendo más de lo que consideraron en un principio, superando sin demasiadas dificultades las 600.000 unidades en únicamente este tramo final de 2017.

Aparentemente, el motivo principal que les ha llevado a pensar en esto no parece estar demasiado cercano a un cambio de mentalidad por parte del consumidor o similares, sino que indica que ello sería a causa de una mayor producción de la misma consola por parte de Microsoft de lo que habían augurado en los primeros compases, algo que lógicamente permitiría que esta llegara al alcance de más usuarios.

xbox one x

Por otra parte, el señor Piscatella decidió dedicar unas palabras a la que él mismo considera una absurda guerra de consolas. Bajo su perspectiva, este mes de noviembre va a ser tremendamente positivo para las tres grandes compañías, Sony, Nintendo y Microsoft, pero en cierta medida dice sentirse obligado a situar unos “ganadores y perdedores” ante el interés del público a leer sobre ello.

A priori se esperan grandes resultados para la venta general de hardware, y dice haber obtenido algunos resultados ya en relación a software que sitúan a Sony y Microsoft con grandes ventas digitales. A pesar de que desconocemos una acercación básica a los resultados de Nintendo, puesto que no comparten sus cifras con NPD, se espera que la dinámica sea similar.

Así pues, con todavía múltiples días restantes de “Black Friday” por delante, el mes de noviembre es un claro candidato a acabar siendo el más lucrativo para la industria de los videojuegos. En las próximas semanas recibiremos detalles de mayor profundidad, pero por ahora parece que tanto Sony, como Microsoft y Nintendo pueden respirar de alivio y felicidad.


Contenido relacionado