detroit: become human

Detroit: Become Human

PlayStation 4

Detroit: Become Human, en el punto de mira por el maltrato infantil

Creen que puede acarrear consecuencias en la vida real

detroit: become human
 
 

Si hace un par de días hablábamos acerca de cómo desde Quantic Dream pretendían presentar a los jugadores una reflexión acerca de la condición humana, algo que buscaron hacer mediante el tráiler de la Paris Games Week de Detroit: Become Human, esto mismo se habría vuelto rápidamente en su contra, con miembros del parlamento británico y contra el maltrato infantil alzándose ante las imágenes del juego.

Damian Collins ha sido uno de los representantes que más alto y claro ha hablado acerca de este tópico, e indica que bajo ningún concepto algo como el maltrato infantil debería estar permitido en un videojuego. Argumenta que ello no es algo con lo que poder jugar e incluirlo de semejante forma en un título no hace más que trivializar un tema de lo más complejo.

Aunque eso no es todo, pues el señor Collins cree que uno de los grandes riesgos al introducir algo así en un videojuego es que las personas pueden verse tentadas a reproducir sus actuaciones en la vida real. Esto es algo que durante años se ha debatido de forma constante, el cómo los juegos pueden afectar a la conducta de aquellos que disfrutan de los mismos, y parece ser que sería uno de los grandes temores de Damian Collins.

Por otra parte tenemos a Esther Rantzen, fundadora de una organización contra el maltrato infantil, y la cual muestra una postura bastante cercana a la expuesta por el señor Collins. La señora Rantzen argumenta que en efectivo algo como el maltrato infantil no puede trivializarse hasta situarlo como un apartado del entretenimiento.

detroit: become human

Si bien Esther Rantzen emula las palabras de Damian Collins en cuanto a que puede suponer un riesgo que se repita en la vida real, ella va un paso más allá, y pide a Sony que busque una forma de acabar con ello, ya sea prohibiendo la venta del videojuego o por lo menos eliminando la escena que está causando una controversia cada vez más notoria.

Cabe destacar que en una reciente entrevista con los compañeros de Eurogamer, David Cage, el director de Detroit: Become Human expone una de sus reglas de oro, y esa es la de no hacer nada que no tenga un claro sentido, un propósito tras su sola presencia. Su objetivo, con ello, es el de ofrecer a los jugadores algún tipo de esperanza a la que poder aferrarse.

Específicamente acerca de la escena del maltrato infantil, Cage explica que para él es una escena tan fuerte como emotiva, y que existe una razón de su presencia en la historia. Con ello tiene la intención de que Detroit: Become Human sea la muestra de que un videojuego tiene tanta validez como una película o un libro para poder tratar situaciones tan cruentas como la representada.

Por el momento desconocemos si toda esta polémica acabará teniendo algún impacto a largo plazo, pero no parece que Sony esté preocupada, pues han confirmado al medio VG24/7 que tienen plena confianza en sus desarrolladoras para tratar estos temas. Detroit: Become Human se pondrá a la venta en 2018 como un lanzamiento exclusivo de PlayStation 4.





Contenido relacionado