La cuarta temporada de Rick and Morty en peligro por problemas de contrato

Harmon abre el melón en redes sociales culpando a Turner del retraso

La cuarta temporada de Rick and Morty en peligro por problemas de contrato
 
 

La tercera temporada de “Rick and Morty” aterrizó en Netflix España hace menos de una semana, y por el momento eso es todo lo que veremos de la serie en nuestro país. La falta de información en torno al estado de los nuevos episodios ha sido una constante desde que finalizó la última temporada, y los fans han comenzado a sospechar no sin motivos, de problemas graves entre bastidores. Justin Roiland y Dan Harmon siempre han tenido ciertos problemas con Adult Swim a la hora de trabajar, y en esta ocasión no está siendo diferente. Y es que, a pesar de que el tiempo que pasó entre la segunda y tercera temporada fue muy doloroso, parece que la situación va camino de repetirse.

Solo unos pocos días después de que Harmon revelara que la cadena todavía no ha ordenado los nuevos episodios, ahora llega una noticia más preocupante si cabe. El co-guionista ha vuelto a romper el hielo en Twitter, revelando a qué se deben los retrasos y la falta de información. “Para todo el mundo que me está diciendo que vuelva a trabajar en ‘Rick and Morty’ (temporada cuatro), centrad vuestra atención sobre Turner“, apuntaba haciendo referencia el conglomerado al que pertenece Adult Swim. “¡Estoy esperando igual que vosotros mientras hago algún que otro videojuego guay en Squanch Games!“.

Esta sin embargo no es la primera vez que el creador apunta hacia problemas legales. Hace varios meses durante el podcast Kevin Smith and Scott Mosier’s SModcast (vía Newsweek), el guionista volvía a reparar en la misma cuestión. “La razón por la que no estamos trabajando en ‘Rick and Morty’ ahora mismo no es porque piense que no tenga que impresionarte”, explicaba. “Es porque hay una pequeña cuestión llamada negociación de contratos que se ha puesto complicada últimamente“.

¿Veremos los nuevos episodios antes de que acabe el año? No parece posible si nos detenemos a observar la situación. Harmon y Roiland están más que curtidos en estos tipos de lides, y la situación podría terminar derivando en un retraso indefinido. No obstante habrá que estar atentos a cualquier posible novedad que arroje un poco de luz sobre el asunto.


Contenido relacionado