Chris Miller y Phil Lord aparecerán acreditados en el spin-off de Han Solo

Han Solo: Una historia de Star Wars

Chris Miller y Phil Lord aparecerán acreditados en el spin-off de Han Solo

Los ex-directores también formarán parte final del equipo de producción

Chris Miller y Phil Lord aparecerán acreditados en el spin-off de Han Solo
 
 

Parece que finalmente habrá final feliz entre directores y estudio. Chris Miller y Phil Lord hicieron historia -no para bien- en Lucasfilm cuando el pasado verano terminaron saliendo de la dirección del spin-off de Han Solo después de numerosos problemas en torno a sus decisiones creativas. Lawrence Kasdan, quien llevó la voz cantante por aquel entonces, terminaría alegando que la película que estaban creando los cineastas, era demasiado cómica y estaba fuera del tono habitual en la saga Star Wars. La situación fue tensa sí, y quedaron mensajes y formalidades en los medios que no terminaban de aclarar lo ocurrido entre bambalinas. No obstante Lucasfilm ahora toma una decisión importante para no dejar una huella en su historial.

A pesar de que lo que llegará a la gran pantalla el próximo 25 de mayo será casi en su totalidad, obra de Ron Howard, los antiguos directores tenían la oportunidad de aparecer en los créditos con diferentes cargos, y ya se han decidido. “Estuvimos realmente orgullosos por las muchas contribuciones que hicimos a esa película“, explicaba Miller durante uno de los paneles del GLAS Animation Festival (vía Variety). “Teniendo en cuenta las diferencias creativas, elegimos tomar los créditos de productores ejecutivos“.

El Sindicato de Directores (DGA) marca en sus estatutos, que en caso de que una película tenga varios directores, corresponde al estudio, en este caso Disney, la decisión de acreditar a una sola de las partes, dejando abierta para los afectados, la posibilidad de apelar. Este último movimiento de Miller y Lord terminaría con los posibles cauces legales en tanto en cuanto las dos partes quedarían conformes. Recordemos que el spin-off de Han Solo fue rehecho prácticamente de cero cuando Ron Howard aterrizó en el set de rodaje, y lo más lógico que podía pasar era que los anteriores directores no quisieran acoger como propio un trabajo del que no se sienten responsables.


Contenido relacionado

Dejar un comentario