La película de Dragon Ball Super estará repleta de flashbacks y fanservice

La película de Dragon Ball Super estará repleta de flashbacks y fanservice
 

Hace ya más de un mes que “Dragon Ball Super” dijo adiós, y aunque no se han vuelto a tener muchas más noticias de la franquicia de Toriyama, el trabajo para sorprender a los fans estas Navidades está siendo arduo. Toei Animation se reestructuró el pasado marzo de cara a la preparación de la nueva película y del todavía desconocido futuro del anime, creando una sala exclusivamente dedicada a brainstorming. Es ahí donde Shintani y el resto de directores de la cinta plantaron la semillas originales de la historia, y donde el propio Toriyama dio sus directrices. Ahora parte de todo ese proceso ha salido a la luz, evidenciando los esfuerzos del mangaka para que todo esté a la altura.

Un Saiyajin milenario, un planeta helado, y un estilo de animación fluido. Esto es todo lo que mostró el teaser oficial y todo lo que se sabía hasta el momento de la trama. La cuenta oficial de la franquicia en Twitter (vía Todd Blankeship) ha decidido poner solución a eso revelando algunas de las fases de preproducción tempranas y las conversaciones que se dieron en ellas. “Según Akio Iyoku, jefe de la Dragon Ball Room, la película de Dragon Ball Super tendrá una historia “multicapa” con partes ambientadas tanto en el pasado como en el presente, y múltiples escenarios.”, explicaba. “Toriyama ha proporcionado la historia y más de 20 hojas de diseños, incluyendo personajes, máquinas y al menos un nuevo planeta.”

Es de suponer que esta estructura narrativa se debe al hecho de la propia temática de la película. Se necesitará mucho metraje para mostrar el origen de los Saiyajin, y parece que será combinado con la propia acción presente de Goku y compañía. Aunque parece obvio, la reuniones para llegar a la idea entre Akira y el equipo no fueron sencillas. “La elaboración de la historia con Toriyama se hizo principalmente vía email, con ellos reuniéndose en persona aproximadamente una vez cada dos meses.”, apuntaba. “Todo comenzó alrededor de la primavera de 2017 cuando le proporcionaron a Toriyama varias propuestas para una nueva película, que aunque en su mayoría fue rechazada, le hicieron pensar.”

Mientra los espectadores veían el increíble final de la saga de Zamasu, el equipo trabajaba para poner las bases de la película. Cosa que permitiría un avance posterior rápido. “Las cosas se aceleraron una vez que se decidió hacer la historia de los Saiyajin. Toriyama presentó una historia inicial en mayo de 2017, pero le preocupaba que fuera demasiado corta“, lo cual no es extraño si pensamos que se parte de cero. “Se amplió, pero luego se hizo demasiado larga. Toei ahora está trabajando para unirlo todo.

Sin embargo, la historia propuesta por el autor no es totalmente perfecta. Es sabido que a Toriyama le gusta escuchar a los fans, y en ese sentido en muchas ocasiones pierde de vista el objetivo. “Iyoku asegura que la historia de Toriyama incluye mucho fanservice… aunque en contexto creo que se refiere más en el sentido de ‘complacer a la multitud’ que en el sentido de ‘sensualidad’“, remarca. “Aún así, dice en otra parte que Bulma y el resto del elenco femenino esta vez serán extra monos.”

Toriyama está plenamente implicado en la producción, pero de cara a la galería eso no se verá muy reflejado. Y es que la llegada de Shintani generó todo tipo de comentarios, algunos positivos, otros negativos, pero ninguno indiferente, acerca de lo que será uno de los cambios más importantes en toda la historia de la franquicia. ¿Logrará “Dragon Ball Super” en la gran pantalla asegurar el futuro del anime? Saldremos de dudas en unos cuantos meses.


Contenido relacionado