Disney despedirá definitivamente a John Lasseter a finales de año

La compañía toma la decisión después de meditar el reporte de sus empleados en el que se la acusaba de dar "abrazos inapropiados"

Disney despedirá definitivamente a John Lasseter a finales de año
 

Tras meses de dudas, cuestionamientos, y la mancha progresiva de la imagen de la compañía, por fin ha llegado una resolución. John Lasseter, creativo jefe de Pixar, y uno de los padres del estudio desde su fundición, abandonará Disney el próximo 31 de diciembre. Esta decisión llega después de que el pasado 21 noviembre Lasseter se retirara del cargo tras mandar un comunicado de disculpas por comportamientos indebidos a su plantilla. El cineasta contaba con una reputación tóxica entre las trabajadoras, a las que solía tocar inapropiadamente, y con las que se sobrepasada incluso llegando a los besos no consentidos.

Disney había pasado las dos últimas semanas sopesando una decisión, y soportando las presiones del público a través de las redes sociales con campañas a favor de la salida permanente de Lasseter. Hace unos días se celebró la premiere mundial de “Los Increíbles 2”, y el director, que ejerce como productor ejecutivo de la secuela, no estuvo presente. Con la nueva decisión tomada, Lasseter pasará a ocupar un puesto de consultor creativo hasta que finalice el año, cuando deje para siempre la compañía en la que llevaba trabajando desde 1984.

John tuvo un recorrido remarcable en Pixar y Disney Animation, reinventando el negocio de la animación, tomando riesgos impresionantes, y contando historias originales y de alta calidad que durarán para siempre,” asegura el CEO Bob Iger en el comunicado. “Estamos profundamente agradecidos por sus contribuciones, que incluyeron un cambio de rumbo magistral y notable de The Walt Disney Animation Studios. Uno de los mayores logros de John es haber reunido a un equipo de grandes narradores e innovadores con la visión y el talento para establecer el estándar en animación para las generaciones venideras“.

John Lasseter era uno de los animadores más destacados de Walt Disney, hasta que en 1984 decidió unirse a Pixar, por aquel entonces todavía división de Lucasfilm. Junto a Ed Catmull y otros, fue uno de los pioneros de la animación por ordenador en varios cortos. Fue el principal artífice de la histórica “Toy Story” en 1995, y estuvo como supervisor de todos los proyectos del estudio hasta que en 2006 pasó a formar parte de Disney tras la compra de la multinacional por 7.400 millones de dólares.  Durante esos años Lasseter se ganó la imagen de líder severo debido a su personalidad dominante, y su manifiesto egocentrismo. Era conocido por beber en exceso en fiestas, y por mostrarse cariñoso en exceso en su oficina.

Disney no ha anunciado que el cineasta vaya a disponer de ningún despacho, ni que vaya a tener reemplazo hasta que al menos se efectúe su salida. Algunos empleados de la compañía aseguran sentirse muy incómodos trabajando a su lado, una opinión que compartía Rashida Jones cuando abandonó su puesto de guionsita en “Toy Story 4”, dando inicio a los sucesivos retrasos de la producción. Jones aseguraba que en Pixar se había desarrollado “una cultura en la que las mujeres y la gente de color no tienen la misma voz creativa.


Contenido relacionado