El dilema de la nueva serie de The Witcher: ¿Satisfacer a Sapkowski o a los fans?

La showrunner hace equilibrismo para seguir los deseos del autor pero también los de la comunidad de fans

El dilema de la nueva serie de The Witcher: ¿Satisfacer a Sapkowski o a los fans?
 

Una de las principales preocupaciones que tienen los fans al ver cómo adaptan una de sus obras favoritas a otros medios, es la pérdida de identidad. Con un equipo completo de guionistas, la showrunner de la nueva serie de “The Witcher” está teniendo que hacer malabarismos para crear algo original, pero al mismo tiempo no contradecir los deseos del propio Andrzej Sapkowski, quien de una u otra forma está supervisando todo el proceso. Lauren Schmitd ya aseguró que pese a no haber leído los libros, cualquiera podrá acercarse a la adaptación sin perderse, sin embargo ¿eso encaja con la intención del escritor?

Siguiendo la actitud mantenida hasta ahora, la guionista respondió en redes sociales a la posible división de la comunidad ante este hecho, e intentó esclarecer algunas cosas. “He discutido en profundidad con Mr. Sapkowski sobre sus inspiraciones para el mundo de The Witcher, sus alusiones geográfico-sociales, y sí, la composición cultural de la población“, explicaba. “La pregunta es: ¿Qué es más importante? ¿La intención del autor o la interpretación que tienen los fans de su intención?

La respuesta a esa cuestión viene de la simple originalidad de lo que están creando. Pese a que la serie esté basada en las novelas, al igual que el videojuego tendrá entidad propia. “Mi visión, la visión que estoy construyendo y perfilando con los guionistas, el director, el casting, y todo el equipo, es lo más importante“, confiesa. “Esta es nuestra adaptación, nuestra creación, y estamos increíblemente orgullosos de ella. Pero la cuestión permanece: cuando se cruzan ¿honramos al autor o a los fans?

Aunque la pregunta sea complicada de responder, lo más seguro es que ni una parte ni la otra queden del todo satisfechas. Encontrar un punto intermedio siempre implica sacrificar posturas para compartir espacios, y de ahí surgirán muchas críticas. No obstante Schmitd ya ha demostrado estar al margen de todo eso, y con voluntad se aproxima a la esperada fecha de estreno prevista para 2020.


Contenido relacionado