El final de Juego de Tronos iba a llegar con una trilogía de películas

Juego de Tronos

En emisión

El final de Juego de Tronos iba a llegar con una trilogía de películas

La cadena terminó tumbando la idea de los creadores

El final de Juego de Tronos iba a llegar con una trilogía de películas
 

Ni el autor original, ni el reparto, ni parte siquiera del equipo de producción estaba conforme con el final que tendrá la serie. Aunque a día de hoy ya está aceptado que “Juego de Tronos” se despedirá con sus 6 últimos episodios de la octava temporada, para llegar hasta esa decisión HBO tuvo que debatir, consensuar, y pensar mucho sobre cómo poner fin a la serie. George R.R. Martin reveló ya hace varias semanas que él quería en un principio que la adaptación llegara hasta las 10 o incluso 11 temporadas, y algunas de las estrellas del show se negaban a aceptar que todo terminaba. Sin embargo, estos no fueron los únicos con dudas sobre el cierre de la serie.

Junto al primer vistazo revelado ayer, Entertainment Weekly también publicó una entrevista con los creadores de la saga en la que confiesan cuáles eran sus planes reales para lo que finalmente ha sido una temporada de duración reducida. “Los productores tenían una idea: La temporada final duraría 6 horas, y sería estrenada como una trilogía de películas en los cines, al igual que ya hizo El Señor de los Anillos”, escribe el medio. “No es que la pareja quisiera hacer las películas per se, sino que parecía la única manera de conseguir el dinero y el tiempo necesario para hacer el final“.

Benioff y Weiss ya han mencionado en distintas ocasiones la complejidad técnica que ha ido alcanzando “Juego de Tronos” con el paso de las temporadas, y esa situación habría desembocado en pensar saltar a la gran pantalla. No obstante tras plantearlo con detenimiento, se terminó optando por mantener las cosas como estaban. “Por eso trabajamos en un mundo perfecto“, confesaba Weiss. “Terminamos haciendo una historia épica fantástica, pero con el nivel de familiaridad e inversión en personajes que normalmente es imposible de alcanzar en una película de dos horas“.

Parece que fueron los directivos de la cadena los que finalmente se impusieron sobre su propia franquicia haciendo valer la forma de trabajar que hace funcionar la industria del streaming. “Juego de Tronos” había nacido para televisión y no para ninguna otra cosa. “El problema de este plan era que HBO trabaja para servir a sus subscriptores, no para hacer apuestas en taquilla“, apuntaba. “Entre bastidores, los jefes de la cadena tumbaron gentilmente la idea de la película“, y eso les terminó dando carta blanca a los showrunners.Los ejecutivos les aseguraron a Benioff y Weiss que tendrían todo lo necesario para conseguir que el final fuera ‘un espectáculo veraniego gigante’“.

¿Hubiera funcionado un final en la gran pantalla? Aunque la idea habría extendido el desenlace de la serie varios años mas en el calendario, las dimensiones del proyecto seguramente habrían terminado multiplicando los costes de producción. Para HBO era más sencillo cerrar una temporada de 6 episodios con un presupuesto cinematográfico, que llevar a cabo tres películas de primer nivel con las cifras necesarias para trasladar la calidad de la adaptación a los estándares de la gran pantalla. Sea como fuere, “Juego de Tronos” conseguirá sorprender de la misma forma en televisión, con un final que servirá de trampolín para las precuelas.


Contenido relacionado