Funimation mutila el Ultra Instinto en el mejor episodio de Dragon Ball Super

Por el momento no se tiene respuesta oficial de la compañía

Funimation mutila el Ultra Instinto en el mejor episodio de Dragon Ball Super
 

Se le acumulan las polémicas. Aunque el trabajo de Funimation con la franquicia de Toei Animation está siendo encomiable, durante los últimos meses no ha dejado de cosechar enfados de la comunidad. Lo hacía hace unas semanas con la edición 30 aniversario de “Dragon Ball Z”, su precio, y el cuestionable tratamiento del material -filtro verde y blur-, y lo vuelve a repetir ahora con uno de los momentos más icónico de todo “Dragon Ball Super”.

Dejando de lado el rechazo innato que produce en algunos fans el doblaje, este fin de semana el servicio streaming se convertía en la diana de todas las críticas por la calidad de la emisión del episodio 110 del anime. Sí, la batalla entre Goku y Jiren llegaba con toda su épica habitual, pero también con varios borrones importantes entre tanto lucimiento.

De acuerdo a múltiples espectadores -el servicio está restringido a Estados Unidos-, Funimation cometió dos importantes errores; el primero pasó por traducir el Ultra Instinto como “Ultra Instinto Autónomo” sin justificación alguna, y el segundo -y más sangrante- consistió en una bajada importante de frames durante las secuencias más importantes del enfrentamiento. Entre muchas otras cosas.

Otro usuario se percata de que determinadas tomas de Jiren aparecieron con las esquinas sombreadas, quizás en ese intento de reducir la carga de información para no perjudicar el streaming.

Otros resaltaban el tema sonoro ajeno a la producción original que el servicio incluía durante el fragor de la batalla. La pieza tan reconocible de Akira Kushida era sustituida por una canción de corte Occidental que no pasaba desapercibida para nadie.

¿El resultado? Lo que en su momento sirvió como punto de inflexión para que muchos indecisos regresaran a “Dragon Ball Super” tras abandonarlo durante sus primeros episodios, terminó convertido en un foco de polémica más.