Análisis PaRappa The Rapper Remastered

PlayStation 4
 

A menudo solemos clamar al cielo cada vez que anuncia la remasterización de algún título de antaño, quizás en su mayoría justificada por el poco trabajo realizado en vestirlo para los tiempos que corren, a las editoras conformistas, les basta con poner en las características que alcanza los 1080p. Pero con PaRappa the Rapper Remastered para PlayStation 4 hablamos de otra cosa.

Hay que admitir que la nostalgia juega su papel importante. Los que rondan la treintena de edad recordarán con entusiamo la MTV o los canales musicales en los que a menudo nos ofrecían aquella música Hip Hop que estaba denominada como la era dorada de este género con grandes nombres como: Eminem, Snoop Dogg, 2Pac o Jay-Z, por ello no es casual que un título como PaRappa the Rapper entrara en escena allá por septiembre de 1997, dando la oportunidad de disfrutar de este estilo de música en un título para todos los públicos.

Kick! Punch!

Lo que nos sorprenderá desde el primer momento en PaRappa the Rapper Remastered sin duda es la estética, donde nos presentan a unos personajes estilo cartoon y con forma de papel sobre unos escenarios dibujados al más puro estilo South Park. La remasterización de este título no podría haber llegado en un mejor momento, cuando están triunfando más que nunca las series de animación o dibujos animados del estilo de Gumball, Hora de Aventuras o Historias Corrientes, no cabe duda de que si antes mencionábamos una época dorada en el Hip Hop, ahora, este tipo de series están en su momento álgido tanto para los más pequeños como para los adultos. Y en esto se parecen mucho a PaRappa The Raper, donde podemos ver la inocencia del título desde los primeros coletazos que atraerá a los más pequeños hasta cierta profundidad, mensaje y sarcasmo en las letras que no son fácilmente entendibles para los más infantes.

A lo largo de los niveles debemos ayudar a Parappa a mejorar su flow para conquistar a su amada Sunny Funny y así poder acabar con su archienemigo Joe Chin, por ello, nuestro protagonista perruno recurre a la ayuda de varios de sus maestros, Chop el Mestro Cebollino, La Gallina Cocinera y varios más. Cada uno de nuestros mentores nos pondrá un reto, el de aprender artes marciales, aprender a conducir, ser un vendedor ambulante y hasta dar un concierto por todo lo alto. Conseguiremos nuestro propósito con una premisa bastante simple en su forma, pero más complicada en la ejecución, se nos plantea unas mecánicas muy al estilo de Guitar Hero, en el que debemos pulsar el botón que se nos indica en pantalla, manteniendo el ritmo que marca nuestro maestro con anterioridad, es decir, cada estrofa podemos observar como el mentor la realiza y justo después debemos seguir sus indicaciones.

Parappa y el Maestro Cebollino

Para nada es sencillo, hay que pulsar el botón justo en el momento adecuado, aunque una manera de hacerlo “más fácil” es pulsar cuando el indicador ya se está deslizando por el final del botón con el que tenemos que interaccionar, así conseguiremos pasar al siguiente nivel. Para hacerlo debemos mantener el indicador de forma positiva, puesto que si es al contrario debemos repetir. Tenemos hasta cuatro indicadores, desde -Cool- que sería la máxima puntuación, pasando por -Good y Bad- que serían los intermedios, por supuesto en Bad ya no promocionaríamos de nivel, hasta llegar a -Awful- que es la peor puntuación posible. Para intentar mantenerla arriba, debemos llevar bien el ritmo, y hasta podemos improvisar a modo freestyle cuando el indicador se haya alejado del botón que debemos pulsar, así nos servirá a nosotros mismos para ir marcando el tiempo perfecto y no tener que esperar a que nuestro maestro nos vuelva a ceder el turno de acción.

Los dos primeros niveles resultarán bastante sencillos hasta para los más iniciados, de hecho con repetirlos un par de veces hasta seguro que se consigue obtener el máximo calificativo. Es a partir del tercer nivel, cuando nos encontramos ante un nivel con un estilo de música más reggae, en el que debemos aprender a trabajar en un mercadillo donde la dificultad aumenta exponencialmente, nos encontraremos con secuencias muy rápidas de pulsar botones, aunque no debemos preocuparnos por no pulsar en el momento adecuado, ya que lo correcto es llevar un ritmo constante y que la canción fluya por sí sola, y lo podemos conseguir haciendo lo que antes hemos propuesto, hacer freestyle como si en una “Batalla de Gallos” nos encontráramos.

Nunca mejor dicho lo de “Batalla de Gallos” ya que casi todos o todos los personajes son antropomórficos, es decir animales u otros objetos con forma humana y actuando como personas dentro de su simpleza como entes planos dentro de un panorama tridimensional con un dibujado y un colorido que lo otorga con una estética que brilla con luz propia y que en esta remasterización se han encargado de que parezca por completo un juego nuevo, al menos visualmente que luce espectacularmente en una PlayStation 4 Pro en resolución 4K y a 1080p en PlayStation 4 estándar.

Sin duda alguna lo mejor de PaRappa the Rapper Remastered es su selección musical, algo que debería ser obvio en un título de este género pero que destaca especialmente por su traducción al español, donde no pierde ni pizca de gracia y sátira en una labor encomiable, que aunque las voces sigan estando en completo inglés de Shakespeare, los textos sí que se encuentran en nuestro idioma, aunque si queremos centrarnos en conseguir una buena puntuación será complicado que le podamos prestar atención a los textos a no ser que tengamos un nivel de inglés decente. Pero, si se le quiere prestar atención a las vocales, no tendremos problema en volver a repetir niveles, ya que son algo escasos y debemos realizarlos varias veces para conseguir los trofeos. Ya que el Trofeo Platino de este título es especialmente sencillo de conseguir y teniendo cierta habilidad, hay que atreverse a decir que en menos de dos horas podíamos tener este cotizado trofeo.

Conclusión

Si te gustan las series de animación de veinte minutos por capítulo estilo Gumball u Hora de Aventuras, PaRappa the Rapper Remastered es tu juego, pasarás un buen rato animado por los simpáticos personajes y sus rítmicas letras, sobretodo si lo haces en compañía de los más pequeños de la casa. Aunque para partidas rápidas en momentos en los que hay poco tiempo para jugar también es perfecto, ya que si eres algo paciente podrás dominar al cabo de repetir varios niveles, pero si desde el primer momento no consigues entrar te va a conseguir frustrar ver lo delgada que es la linea entre el -bien y el mal- y no dejarte avanzar porque en el último momento la pifiaste.

La nota negativa es su corta duración, ya que los añadidos no son suficientes para alargar la experiencia de juego mucho más de lo que proponía su original, y es que un juego que en unas dos horas teniendo una experiencia de juego normal te va a otorgar su trofeo más preciado, ya habla mucho de PaRappa the Rapper Remastered, aunque teniendo en cuenta su precio, 14,99€ ó 11,99€ si eres miembro de PlayStation Plus es una muy buena opción para el tiempo entre quehaceres.

En defintitiva:

Ser rapero no se aprende, es algo innato,
y Parappa para ésto tiene mucho olfato.
Si tu meta no es ganar ningún campeonato,
entonces debes quedarte con este dato:
Ponte ahora mismo con el aparato,
porque PaRappa The Rapper para PlayStation 4
os va a hacer disfrutar y pasar un buen rato.


Positivo

  • Visualmente se parece a los dibujos que triunfan ahora
  • Las canciones siguen siendo fantásticas, son atemporales
  • Las buenas vibraciones que transmite te pueden hacer pasar un buen rato
  • Es muy satisfactorio dominar cada uno de las piezas musicales

Negativo

  • Puede resultar algo pobre de contenido
  • Hasta que coges el ritmo puede ser algo frustrante
  • Si ya lo tienes en otras plataformas no es necesario adquirirlo
6.5

Jugable

Política de puntuación

SEGA does what Nintendon't
 
X