Colabora

Crítica de Kimetsu no Yaiba: El Tren Infinito, ¿Merece la pena ir a verla al cine?

Fichas
Noticias
CRÍTICA

Crítica de Kimetsu no Yaiba: El Tren Infinito, ¿Merece la pena ir a verla al cine?

La historia de Koyoharu Gotouge vuelve con un caleidoscopio de emociones que no dejará indiferente a absolutamente nadie

Publicado el 0
  • Fecha de estreno: Primavera de 2019 (T1) | Por determinar (T2)
  • Género: Acción, Fantasía
  • Productora: Ufotable
  • Distribuidora: Selecta Vision
  • Director: Haruo Sotozaki
  • Guionista: Koyoharu Gotōge (mangaka)

Cuando uno habla de "Kimetsu no Yaiba" hoy en día, lo hace de una franquicia que en el último año natural solo ha sabido hacer una cosa: romper récord tras récord. No importa si ante sí se encontraba a figuras generacionales como "Dragon Ball" o "One Piece", ni tampoco a obras de culto como "El Viaje de Chihiro". "Kimetsu no Yaiba: El Tren Infinito" fue la última demostración de este ejercicio histórico que ha puesto en movimiento la franquicia de forma constante, y ahora podemos decir que con toda razón.

A continuación trataremos cuáles han sido nuestras sensaciones en el preestreno de este largometraje -al que hemos podido acudir gracias a Selecta Visión-, y no si realmente merece la pena acercarse al cine para verla o no, sino directamente qué motivos hacen de "Kimetsu no Yaiba: El Tren Infinito" una absoluta obligación.

Un caleidoscopio de emociones

Se dice que uno de los aspectos más importantes en una producción artística es que esta sepa transmitir un algo al espectador o lector, que consiga motivar una serie de sensaciones de forma natural y orgánica. No importa tanto si estas tienen una respuesta negativa o positiva -aunque siempre mejor esta última, claro está-, pues el estímulo en sí es la mayor prueba de que el producto tenía realmente algo que contar. Esto es algo que "Kimetsu no Yaiba: El Tren Infinito" consigue hacer de forma sublime.

Durante las casi dos horas de largometraje me encontré en un ciclo constante que no paraba de repetirse: pelos de punta, sonrisa y cambios de respiración recurrentes. Este es el efecto que la dinámica entre Tanjiro, Nezuko, Zenitsu e Inosuke logran, y a la que se le suma magistralmente la presencia de Rengoku, el Pilar del Fuego. Cada personaje cuenta con un rol que ejecuta a la perfección para dejarnos con una combinación de sensaciones que se mezcla de manera perfecta.

Kimetsu no Yaiba: El Tren Infinito

Hay que decir que a esto ayuda también la selección de la banda sonora, dinámica cuando lo requiere la acción y punzante cuando lo reclama el drama. Y es que "Kimetsu no Yaiba: El Tren Infinito" logra adaptar una historia que, en papel se siente bien, pero en formato largometraje consigue atropellarte en más de una ocasión. Ya sea por lo emotivo del relato como por el frenetismo con el que sucede una secuencia de combate, la cinta logra salirse siempre con la suya.

El resultado de esta amalgama de sensaciones es uno que no deja indiferente a absolutamente nadie, sobre todo por la capacidad de alterar el tempo a gusto del momento. La montaña rusa de sensaciones se da de principio a fin, aunque lógicamente toma fuerza a medida que se desarrolla la historia de "Kimetsu no Yaiba: El Tren Infinito", y lo que también puedo asegurar es que la catarsis de los personajes es una que logra alcanzar a la perfección al espectador.

Una fantasía en 2D y 3D

"Kimetsu no Yaiba: El Tren Infinito" sabe dominar a la perfección las emociones, eso es algo que hemos dejado ya bien claro, pero obviamente cuando uno escucha el nombre de 'Kimetsu no Yaiba' cae también en la gran animación de la que es capaz ufotable. Esta es una que no brilla solo en la adaptación de Koyoharu Gotouge, sino que los fans de la marca 'Fate' son también conocedores de ello.

En "Kimetsu no Yaiba: El Tren Infinito", por si existía algún tipo de dudas, ufotable nos deja con una demostración más de lo que es capaz su conjunto de animadores. En esta ocasión, además, lo hace con un énfasis en la fusión de la animación tradicional con ciertos elementos de CGI, algo que a pesar de que pueda echar para atrás a alguno o alguna, se ejecuta de forma sobresaliente en el metraje.

Kimetsu no Yaiba: El Tren Infinito

Lo que más a favor habla de esta combinación de técnicas es cómo se le consigue otorgar profundidad y transversalidad a los movimientos de los personajes en más de un plano. Es fácil sentir cómo el combate evoluciona en diversas direcciones gracias a contar con ese elemento disruptivo del CGI que, si bien podría lograrse también con la animación tradicional, se ve potenciado en este caso por el juego de planos que nos ofrece la dinámica de las batallas.

Similarmente, hay que hacer mención a que las distintas respiraciones y formas recuperan aquí toda la magnificencia que luciera "Kimetsu no Yaiba" en su primera temporada de anime. No solo volvemos a contar con los estilos de Tanjiro, Inosuke y Zenitsu, sino que a todo esto se suma también la presencia del mencionado Rengoku, que lógicamente como pilar y 'protagonista' de este arco consigue hacer que en más de una ocasión uno quiera levantarse del asiento. Es decir, en caso de que exista duda, la animación tradicional es cuanto domina en los intercambios de la batalla.

Un rostro a la altura de la historia

Si "Kimetsu no Yaiba" ha conseguido arrasar históricamente como bien ha hecho no es solo por sus batallas, como sería el elemento tradicional de este tipo de anime, sino también por tener personajes que poseen un trasfondo más profundo de lo habitual. "Kimetsu no Yaiba: El Tren Infinito" es una vez más prueba de ello, y el añadido de Rengoku hace que esto se proyecte de forma clara.

Kimetsu no Yaiba: El Tren Infinito

Ya conocemos a Tanjiro de antaño, conocemos su corazón puro, su corazón justo y su corazón altruista. Nezuko, Inosuke y Zenitsu también nos han mostrado en más de una ocasión de qué pasta están hechos realmente, por lo que inevitablemente nos encontramos con que Rengoku se lleva la mayor parte de las miradas en diversas ocasiones, en particular si no se ha consumido todavía el material en manga.

"Kimetsu no Yaiba" es un relato en constante evolución, donde la mayoría de sus personajes demuestran tener un carácter formado en torno a un pasado digno de ser narrado. Rengoku no es menos ante esto y sus ideales, que rápidamente se quedarán con el espectador, ayudan a seguir potenciando esa idea de que el verdadero punto fuerte de "Kimetsu no Yaiba" no es tanto la espectacularidad de sus combates, sino las historias detrás de aquellos que los ejecutan.

Kimetsu no Yaiba: El Tren Infinito, un sueño del que no querrás despertar

"Kimetsu no Yaiba: El Tren Infinito" es el siguiente paso cronológico después de la primera temporada de anime, por lo que solo ese motivo ya invita a tener que ir a los cines a disfrutar del largometraje. Pero si en algún momento alguien puede pensar que ese es el mayor recurso que tiene para reclamar audiencia... puedo asegurar que está completamente equivocado.

"Kimetsu no Yaiba: El Tren Infinito" es una película que merece cada minuto de la atención del espectador, ya sea por su humor, su acción o su drama, y es que la cinta tiene toda clase de tonos con los que quedarse. A pesar de que Tanjiro y compañía deban enfrentarse a una terrible pesadilla, "Kimetsu no Yaiba: El Tren Infinito" se trata de un dulce sueño hecho animación para el fan.


Crítica de Kimetsu no Yaiba: El Tren Infinito, ¿Merece la pena ir a verla al cine?

Puntuación Areajugones:
Sobresaliente
Valorar este anime
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Kimetsu no Yaiba: El Tren Infinito es el siguiente paso cronológico en el relato de Koyoharu Gotouge tras la primera temporada de anime. No obstante, la película se convierte en mucho más que un mero trámite de historia, logrando un nivel técnico y narrativo que hará que los seguidores de la franquicia vuelvan a vibrar durante prácticamente dos horas de pura fantasía.

  • Rengoku es una figura espectacular
  • Tanjiro, Nezuko, Inosuke y Zenitsu siguen funcionando a las mil maravillas
  • ufotable vuelve a dar en la tecla con una animación excepcional
  • La historia mantiene al espectador al filo emocional de manera constante
  • Sin puntos negativos a destacar
Duración: 1 h 59 min

Política de puntuación

Redactado por:

Graduado de Estudios Ingleses en la Universitat Autònoma de Barcelona. ¿Kiryu-chan?