Impresiones

Blues and Bullets

PC PlayStation 4 Xbox One
7

Bueno

Impresiones

Impresiones

Blues and Bullets es la incursión del genial estudio español A Crowd of Monsters en el género de la aventura narrativa, al más puro estilo de TellTale Games, con poca aventura y mucha narrativa, en el que nos mete en la piel de Eliot Ness 20 años después del arresto de Al Capone. Se trata del primero de los 5 episodios que compondrán el título final. Sin embargo y, a pesar de que el estudio ha crecido y aprendido mucho, peca de novato en algunas cosas, pues coge tanto lo mejor como lo peor del género durante los últimos tiempos, tal y como veremos a continuación.

blues-and-bullets-4

Como bien os adelantábamos, Blues and Bullets es una aventura narrativa que se centra sobre todo en la parte de la historia, en la narrativa, con un planteamiento muy interesante en el que encarnamos a Eliot Ness, el archiconocido detective de policía que luchó contra la mafia para hacer cumplir la Ley Seca durante los años 20, que es mayormente conocido por la película Los Intocables de Eliot Ness, de Bran de Palma, la cual recoge estos años de su vida. En la historia de este título, vemos a un Ness retirado del cuerpo policial, sirviendo comida en su restaurante típicamente americano, agotado, 20 años después de lograr meter a Al Capone en prisión; mientras se continúan sucediendo unas misteriosas desapariciones de niños sin resolver, un cuerpo de policía completamente corrupto en la ficticia ciudad de Santa Esperanza y la posible salida de la cárcel del capo de la mafia.

Estos son ingredientes que ya de por sí podrían hacer una historia increíble con facilidad, pero lo mejor de todo es que tras el guión está el genial Josué Monchán, conocido de otras aventuras gráficas como Runaway o Yesterday y que le aporta mucho a la narrativa en la que se basa este título con toques de misterio que casan a la perfección con la historia policíaca que se nos presenta.

En cuanto al avance de la historia, nos encontramos con algo muy del estilo de TellTale, donde en ocasiones se realizarán ciertos Quick Time Events que nos permitirán tomar algunas decisiones aunque, al igual que ocurre en los juegos de la citada compañía, por el momento no parece que influyan demasiado en el desarrollo de la historia, lo que resulta un poco frustrante a la larga.

blues-and-bullets-5

Jugablemente apenas podríamos considerarlo un juego ya que realmente ni siquiera necesitamos jugar en la mayor parte del juego, ni siquiera en las escenas de disparos, en las que nos movemos automáticamente y simplemente decidimos cuándo abandonar la cobertura y disparar (teniendo balas infinitas). En la mayoría de zonas simplemente tendremos que recorrer lentamente escenarios en los que de vez en cuando podremos ver más de cerca algunos detalles que no tienen demasiado que ver con la historia y realmente no aportan mucho, a excepción de algún guiño. La única parte de este primer episodio que parece salirse de esto, al menos en un principio, es la investigación de la escena de un crimen, en la cual debemos buscar pruebas.

Con todo esto, la dificultad en el juego es entre muy baja y nula, ya que en la mayoría de situaciones ni siquiera es posible hacerlo mal. Simplemente tenemos que seguir un camino delimitado que la cámara, con unos planos muy cinematográficos nos deja bien claro. Tampoco en la investigación que antes mencionábamos podemos fallar o tan solo salirnos un poco de la linealidad, ya que encontramos las pistas y el propio Eliot se encargará de todo lo demás.

En cuanto a los guiños y referencias, Blues and Bullets está cargado de ellos, desde ese estilo en blanco y negro con detalles rojos a lo “Lista de Schindler” hasta pequeños diálogos sobre películas de la época pasando por ese dirigible lujoso y sin ley cuyo fundador es A. Ryan, pero todos ellos muy bien colocados e incluidos dentro de una maravillosa ambientación.

Y es que este es uno de los puntos que más me han gustado de Blues and Bullets, la ambientación. Toda la historia, tanto por su parte más policíaca como por su parte más misteriosa y ocultista está enmarcada dentro de una muy buena ambientación de los años 50, típicamente americana. Desde el restaurante del protagonista hasta los coches, incluyendo vestimentas, adornos e incluso comportamientos sociales como el racismo y la homofobia te hacen meterte de lleno en la época en que se desarrolla la acción.

blues-and-bullets-2

Otro de los puntos más espectaculares del juego es el apartado visual y artístico, y es que es una auténtica maravilla. Ese contraste de colores entre los tonos grisáceos de la mayoría de cosas con el rojo de algunos detalles luce fantásticamente bien, por no hablar de muchos de los elementos de los escenarios que, sin una calidad gráfica brutal (como demustran sus bajos requisitos), componen unas escenas visualmente espectaculares. Dentro de este apartado también queremos destacar que no solo nos encontramos con bonitos juegos de luces y colores bajo la lluvia, también hay escenas muy brutales, en las que el rojo de la sangre abunda y los detalles macabros no se dejan a la imaginación, convirtiendo así a Blues and Bullets en un juego bastante maduro.

En definitiva, este primer episodio de los 5 que componen Blues and Bullets nos ha dejado con un sabor de boca realmente bueno y ganas de más, sobre todo, por la manera abrupta en que acaba. Se ve que A Crowd of Monsters aún tiene un largo camino por recorrer pero está claro que va por muy buen camino con esta aventura narrativa muy madura que cuenta con una historia excelente que te atrapa y con un apartado visual maravilloso que, no solo es bonito, sino que ayuda a disimular las carencias técnicas del producto, haciendo que ordenadores poco potentes sean capaces de mover estas escenas que tan bien lucen.