Análisis Gear.Club Unlimited

Nintendo Switch
 

El año está apunto de terminar. Nintendo Switch desde que fue lanzada el pasado marzo, no ha dejado de recibir títulos de primer nivel, contando con joyas como The Legend of Zelda: Breath of the Wild o Super Mario Odyssey. Pero el 1 de diciembre llegará a las tiendas una nueva apuesta, Gear.Club Unlimited viene para ser el primer simulador de conducción o título de conducción si dejamos a un lado a Mario Kart 8 Deluxe. Eden GamesMicroïds y Meridiem Games han apostado por llevar a la consola híbrida un juego completo en contenido y con gran variedad de modos que permitan disfrutarlo tanto en solitario como en línea o con amigos. ¿Será esto suficiente?

Un RPG de conducción

Si dedicamos nuestras primeras palabras de esta review al modo para un solo jugador, deberemos extendernos considerablemente, pues se trata del modo principal y más amplio con el que cuenta el juego. El título ha sido planteado como un RPG de conducción. Disponemos de un extenso mapa con muchas y variadas zonas, además de infinidad de eventos. Para desbloquear las zonas y los eventos deberemos ir consiguiendo estrellas, las cuales se consiguen en cada una de las pruebas que vamos realizando. Ganar cada prueba nos aportará tres estrellas que permitirán acceder a nuevas zonas y junto a ello a nuevas pruebas.

Pero vayamos por pasos. Nuestra primera labor será adquirir un vehículo con el que participar en las pruebas. Los coches están divididos en diferentes categorías, de forma que a medida que avanzamos y desbloqueamos zonas, se nos permite acceder a coches de mejor categoría con los que participar en mejores y más complicadas pruebas. Cada vehículo dispone a su vez de unos puntos máximos que alcanzar que se corresponden con las mejoras que le aplicamos. Aquí es donde entra en juego uno de los aspectos más destacados del título, la Performance Shop.

El taller o Performance Shop es el lugar donde podemos modificar nuestros vehículos, tanto en componentes como visualmente. Pero es que el toque RPG sigue en este apartado. Con cada carrera que realizamos conseguimos experiencia que nos permite subir de nivel como usuario y a medida que disponemos de mayor nivel vamos desbloqueando diferentes mejoras para el taller. Podremos ir desbloqueando el taller de neumáticos, el túnel de viento, el taller de carrocería, pintura y muchos más. A medida que vamos subiendo de nivel de usuario podemos mejorar cada uno de los talleres para que nos aporten todavía más mejoras para nuestros vehículos. Pero es que además como si los propios Sims se tratara, podemos personalizar la Performance Shop, comprando espacio, ordenando los apartados de la forma que nos guste, decorando el lugar e incluso pudiendo exponer nuestros vehículos y hasta cambiar el aspecto general del taller.

Nuestro objetivo es por lo tanto ganar carreras que a su vez nos desbloqueen nuevas zonas, nos den acceso a nuevos coches, nos permitan subir de nivel y que a su vez podamos mejorar tanto esos coches como el aspecto general de nuestra Performance Shop. Antes de hablar de los eventos y carreras, debemos explicar algunos aspectos de la personalización. Como bien dijimos depende de la calidad del coche, con modificaciones podemos alcanzar un máximo de puntos, lo que nos permite tener ventaja en las pruebas a las que tiene acceso cada vehículo. Lo positivo es que durante todo el mapa aparecen pruebas que no se centran únicamente en explotar siempre el mejor coche que tenemos en el garaje, sino que durante todo el juego disponemos de carreras a realizar con la mayoría de los vehículos disponibles, haciendo que necesitemos mejorar toda nuestra flota y no nos desprendamos e incluso consigamos coger cariño a algunos de ellos. En cuanto a la personalización, aunque las opciones son un poco parcas, nos permiten conseguir adaptar el vehículo a nuestro gusto, desbloqueando pinturas y accesorios también a medida que nuestro nivel de jugador progresa.

En la variedad está el gusto

Puestos ya en carrera, encontramos pruebas que nos hacen competir en una serie de carreras o eventos contrarreloj contra otros usuarios controlados por la máquina. Solo disponemos de estas dos variedades a las que hay que sumar en alguna ocasión la variante Rally, que supone el mismo tipo de formato pero en zonas donde las prestaciones del vehículo se sienten diferentes y que podemos ajustar en nuestro taller antes de cada prueba. Uno de los puntos más negativos del juego es que a pesar de que se han esforzado por contar con una cantidad descomunal de pruebas y circuitos, esto ha provocado que la mayoría de ellos se sientan iguales. Aunque varían los trazados en la mayoría de ocasiones, da la sensación de que estamos corriendo por el mismo sitio de forma constante mientras no cambiamos de zona. Cada zona parece un reciclado constante de un par de pistas, dando poca sensación de cambio y provocando la necesidad en el jugador de cambiar la zona de competición en busca de algo más “fresco”. Es una pena porque como bien decimos, los cambios en las pistas son reales, pero el abuso de paisajes da la sensación de estar constantemente en el mismo lugar.

Gear.Club Unlimited

En cuanto a la conducción el juego parte de una mecánica simple, solo disponemos de los dos gatillos, uno para acelerar y otro para frenar. Disponemos de dos tipos de cámara, una situada detrás del vehículo y otra en primera persona. Aunque el envoltorio pueda parecer simple en un primer momento pronto nos damos cuenta que en realidad el juego nos permite modificar las opciones para hacer de nuestro paso por Gear.Club un paseo o un terror en cuanto a dificultad se refiere. Desde el menú de opciones podemos regular de forma muy precisa las ayudas en conducción, la dificultad de la IA y activar o desactivar opciones como la línea de trazada. Lo cierto es que desactivando todo tipo de ayudas en la frenada y control de estabilidad, resulta todo un reto conseguir manejar correctamente los vehículos, especialmente los de mayor potencia, pues la sensación de velocidad es realmente efectiva, especialmente en el modo portátil de juego. Depende del reto que queramos vivir, tenemos configuraciones muy diferentes para hacer del juego lo que nosotros queramos. Disponemos también de una opción que nos permite rebobinar parte de la carrera por si hemos tenido algún accidente que queramos evitar. Como siempre, tú decides lo fácil o complicado que quieres hacer cada carrera o experiencia.




Hacer un sistema de control más sencillo habrá sido ideado teniendo en mente que el juego explotará su potencial más en el modo portátil que en el modo televisión, donde gráficamente se resiente contra sus competidores en otras plataformas. El control en modo portátil es sencillo, salvo el uso de la vista trasera, pues apretar los gatillos mientras apretamos el botón R es algo complicado si además no queremos perder la trazada y salirnos de pista. Esto queda solucionado en el modo televisión, aunque como decíamos, no luce tan bien como en modo portátil.

Gear.Club UnlimitedTécnicamente el juego se muestra muy sólido en las dos formas de juego. En modo portátil el juego luce que en modo televisión, pues los errores quedan comprimidos en la pantalla de Switch y consigue dar un mejor empaque además de sorprender con la sensación de velocidad. Podemos definir de correcto el trabajo que ha realizado Eden Games a nivel gráfico respecto a Gear.Club Unlimited. El sonido de los vehículos también ha estado muy tratado durante el desarrollo, sabiendo imprimir muy correctamente el rugido de los coches, con especial mención a los de mayor caballos.

Solo o acompañado

Finalmente debemos hablar de los modos en línea y cooperativo del juego. Para disfrutar del componente online debemos acudir en el mapa a una sección llamada “Ligas”. Ella está dividida en temporadas y en categorías, de forma que cada prueba que realicemos en línea nos da puntos durante una determinada temporada para ir ascendiendo en las diferentes categorías existentes. Las carreras en línea se realizan marcando mejores tiempos, y aunque vemos a otros pilotos en pantalla estos son fantasmas, evitando que podamos golpearlos y hacer de este modo un completo caos que pueda enfadar a la comunidad.

También podemos disfrutar de un divertido modo cooperativo local en el que podemos jugar con otro amigo si jugamos con la pantalla de la portátil o con hasta 3 amigos más si jugamos en modo televisión como podéis ver en la imagen de arriba. Algo pensado para añadir un componente competitivo, hacer uso de las características especiales de Nintendo Switch y no dejar de ofrecer opciones al juego, una de las premisas que se ha marcado con fuego Eden Games a la hora de desarrollar el título.

Conclusiones

Gear.Club Unlimited es una apuesta muy seria por el género de la conducción en Nintendo Switch. Un modo historia con infinidad de horas, un número de pruebas muy extenso, una lista de coches casi interminables y que abarca muchas de las mejores marcas del mercado como BMW, Mercedes, Jaguar, Betley, McLaren y muchas más. Todo ello envuelto en un gameplay sencillo pero profundo que permitirá contentar tanto a los usuarios menos habilidosos, como aquellos acostumbrados a los juegos de este género, dándoles un reto a tener en cuenta. Además sin olvidar un interesante componente en línea y la posibilidad de jugar con amigos tanto en modo portátil como en televisión. Eden GamesMicroids ha conseguido un juego sobresaliente que tiene un gran hueco en el catálogo de la consola de Nintendo.


Positivo

  • Un RPG de conducción
  • Las posibilidades de la Performance Shop
  • Gráficamente correcto
  • Control adaptado a diferentes niveles
  • Multitud de vehículos y pruebas
  • Ligas en línea
  • Modo cooperativo local para 2 y 4 jugadores

Negativo

  • Escenarios con poca variación
  • Controles más toscos en modo portátil
8.5

Muy bueno

Política de puntuación

Juan Linares
Director de esta revista. Graduado en Derecho, especialista en Marketing Digital, Community Manager y otras muchas cosas más.