Análisis Skylanders Battlecast

iOS
 

La multimillonaria franquicia Skylanders de Activision ha tenido, desde 2011, una entrega anual introduciendo diversas novedades y figuras a su plantel actual de más de 350 figuras diferentes, convirtiéndose en una de las sagas con elementos interactivos más exitosas, compitiendo con los amiibo de Nintendo, y la ya cancelada saga de Disney’s Infinity.

Al igual que en las consolas domésticas y portátiles, la saga también ha tenido diversas entregas en los dispositivos móviles, tanto adaptaciones de las entregas principales como spin-offs independientes. El título que hoy analizamos, Skylanders Battlecast, el sexto en móviles y disponible para iOS, Android y Kindle Fire, lleva la saga a la colección de cartas, bien digitales o reales, al más puro estilo Magic o el famoso, y más reciente, Hearthstone: Heroes of Warcraft.

Un argumento muy simple que casi pasa desapercibido

En la mayoría de juegos de cartas no hay ningún tipo de argumento pero en este caso, al ambientarse en el universo Skylanders, aparecen la gran mayoría de villanos de la saga. Así nos encontramos de nuevo que Kaos, el villano clásico de casi todos los juegos, ha abierto una grieta hacia un mundo misterioso, la Segunda Dimensión, al que ha enviado a sus secuaces más poderosos gracias a las nuevas reglas que hay ahí. En total hay 64 misiones divididas en 8 islas elementales con sus correspondientes jefes de nivel y una creciente dificultad, si bien las cuatro primeras son muy sencillas.

Asimismo también hay una serie de desafíos que completar cada pocos días y semanas, para así aumentar la duración del juego. A medida que vamos completando misiones y conseguimos el mayor rango (de tres posibles) en los combates conseguimos oro para poder adquirir nuevas cartas y sets. Muchas veces (más de las que esperaríamos en un juego de este tipo) suelen salir cartas repetidas pero afortunadamente podemos combinarlas para subir un nivel a los personajes o aumentar su eficacia.

Las 300 cartas disponibles actualmente se dividen en cuatro tipos diferentes: las de los personajes, que son las más eficaces y siempre necesitamos hacer un buen balance de las que están en cada baraja (ya que cada uno tiene su elemento, fortaleza y debilidades y solo jugamos con tres personajes a la vez); las de hechizo, que también hay algunas muy poderosas; las de reliquia, para poder cambiar las reglas de alguna manera; y las de equipo, para aumentar los atributos de los personajes.

Todas las cartas son activadas en base a los cristales que tenemos, teniendo cada una un coste según su eficacia, y en cada turno podemos conseguir cero, uno o dos cristales más aleatoriamente, por lo que debemos ser cautos en que cartas utilizar, o dejar para más adelante, para no quedarnos sin cristales para poder convocar a nuevos personajes. Desafortunadamente conseguir estos cristales conlleva casi diez segundos por lo que muchas veces las peleas se hacen más largas de lo habitual aunque sus creadores esperan solventarlo en una futura actualización.

Aparte del mencionado modo Individual contamos con un gran Multijugador Online en el que podemos luchar contra miles de jugadores de todo el mundo, pudiendo añadir a otros amigos con un código o con un nombre personalizado. Sin duda este es el modo que más horas le echará mucha gente tras superar el Modo Individual, más si tienen algún amigo que también juegue ocasionalmente.

Muchos de los combates en el Modo Individual son bastante cortos pero la gran mayoría suelen durar entre 5 a 10 minutos, salvo los de los jefes finales que son más largos de lo habitual. Ahora bien, al ser un juego por turnos el Modo Online da un máximo de diez minutos de espera entre cada turno de jugador, pasando el turno si no se ha realizado ninguna acción, por lo que muchas veces los combates online se terminan debido a algún fallo de conexión, demasiado tiempo de espera, o un simple abandono del rival.

La propia jugabilidad es realmente sencilla, situando a un personaje en vanguardia y dos en retaguardia mientras recuperan un poco de vitalidad en cada turno. Asimismo podemos ir usando otras cartas para hacer daño a los personajes del rival, cambiar las reglas de la partida, mejorar a nuestros personajes, etc. Las batallas además están representadas en 3D con un gran motor gráfico a pesar de ser un juego de móviles, con efectos muy llamativos.

Por su parte, el sonido también cumple bastante bien con efectos aceptables y una buena música en los menús, sobre todo en el de la creación de la baraja de 30 cartas, realmente simple y con unas posibilidades que recuerdan claramente a Hearthstone, su gran rival en el género.

Colecciona todos los monstruos del universo Skylanders

Como en el respetado Magic u otros juegos de cartas coleccionables (Yu-Gi-Oh!, Ascension, Warhammer Invasion, o Nightfall, entre otros muchos), Skylanders Battlecast tiene varios sets de cartas que se pueden comprar en tiendas especializadas. Ya sea en un sobre llamado Pack Potenciador con ocho cartas por 4,95 €, o un sobre llamado Pack de Batalla con 22 cartas por 9,95 €. En total hay más de 300 cartas diferentes y periódicamente saldrán más todavía junto con nuevas misiones y actualizaciones, lo que le confiere un gran aliciente para los más acérrimos coleccionistas.

Estos packs también se pueden comprar en formato digital dentro del juego aunque una carta física puede ser escaneada (y así llevada dentro del juego) infinitas veces en diferentes dispositivos usando el Escudo de Intercambio que se incluye en cada set físico. Además las Cartas de los Personajes al escanearlas también pueden interactuar levemente con los objetos físicos mediante Realidad Aumentada, muy al estilo de las cartas AR de Nintendo 3DS.

Skylanders BattleCast (5)

También dentro del juego se pueden comprar las cartas con el Oro que conseguimos al ir superando las misiones de la Campaña y los diferentes retos diarios y temporales que se van incorporando, algo sin duda bueno para mantener enganchados a los más pequeños, el público objetivo al que va centrado este título.

De hecho son estos, los más pequeños, a partir de cuatro años incluso, los que más disfrutarán el presente juego para móviles, aunque esté recomendado para mayores de nueve. Esto es debido justamente a su sencilla y accesible jugabilidad, sin complicaciones y con la gran mayoría de misiones muy fáciles de superar, aún con la baraja inicial del juego.

Por ello, dado que el juego está centrado en las micro-transacciones es muy recomendable limitar la compra de objetos dentro del mismo para los más pequeños, para no llevarnos una sorpresa bancaria tras una simple e inocente partida de nuestros hijos o hermanos. No obstante, también es muy disfrutable para cualquier seguidor de Skylanders o de otros tipos de cartas coleccionables, si bien es mucho mejor jugarlo en digital que en físico.

Con todo lo comentado, Skylanders Battlecast es un gran juego de cartas coleccionables para los más pequeños de la casa, con un gran plantel de cartas, de una gran variedad y unos llamativos gráficos, pero que su propia jugabilidad juega ciertos puntos en contra al ser por turnos. Cuenta con bastante duración y un gran modo multijugador, si conseguimos añadir a varios amigos que jueguen, pero está centrado en coleccionar muchísimas cartas a un precio bastante alto y con un gran porcentaje de salir repetidas, tanto en físico como en digital (muchos usuarios en internet estiman en 500 € el mínimo para poder conseguir todas).

Skylanders BattleCast (4)

Si le das una oportunidad y te gusta su jugabilidad, te encantará, más si eres seguidor de la saga Skylanders, pero a no ser que quieras coleccionar su gran baraja física, otros títulos como Hearthstone: Heroes of Warcraft, Magic: The Gathering 2015, y Pokémon Trading Card Game Online, tienen una jugabilidad mucho más trabajada y ciertos aspectos superiores.


Positivo

  • Sencilla y accesible jugabilidad
  • Cientos de cartas y personajes para coleccionar
  • Muy recomendable para los más pequeños
  • Gráficamente bastante espectacular

Negativo

  • Resulta demasiado fácil para los mayores
  • Cartas a un precio bastante alto
  • Algo simple si ya se conocen otros juegos del mismo género
  • Mecánicas algo repetitivas
7.5

Bueno

Política de puntuación