Análisis Concrete Genie
Colabora

Análisis Concrete Genie

Fichas
ANÁLISIS

Análisis Concrete Genie

Pixel Opus nos deja con una bella pero poco ambiciosa obra

Publicado el 0
  • Plataformas: PlayStation 4 PlayStation VR
  • Fecha de lanzamiento: 09/10/2019
  • Género: Acción-Aventura
  • Desarrollador: Pixel Opus
  • Editor: Sony
  • Formato: Físico, Digital


Pixelopus tomó el escenario de Paris Games Week 2017 para dejarnos con la presentación de Concrete Genie, una obra exclusiva de PlayStation 4 que lejos se encontraba del habitual gran carácter que poseen tales títulos. En su lugar, observábamos una creación algo más tímida, pero con el aparente deseo de transportar a sus jugadores a un mundo de magia y creatividad. Con el lanzamiento del juego ahora a la vuelta de la esquina solo queda una duda por resolver: ¿ha conseguido Pixelopus tal objetivo?

Una historia con un positivo (y necesario) mensaje

En Concrete Genie nos vemos trasladados a la ciudad de Denska, y específicamente tomando el control de un joven adolescente llamado Ash. La ciudad, no obstante, se muestra plenamente en ruinas a raíz de un fenómeno de contaminación que ha acabado afectando tanto al medioambiente del lugar como al corazón de sus habitantes, la mayoría de los cuales han acabado por decir adiós en busca de nuevas oportunidades.

La soledad se muestra como una constante, y únicamente encontramos cómo una manada de gamberros hace cuanto quiere por Denska, tanto ensuciando los distritos de la ciudad como metiéndose con el propio Ash. De hecho, una de las principales mecánicas que encontraremos en Concrete Genie durante la primera parte del juego consiste en esquivar a dichos gamberros, pues de lo contrario no podremos llevar a cabo nuestro importante cometido.

concrete genie

Como bien hemos señalado, Concrete Genie nos sitúa inicialmente en un contexto de oscuridad, y nuestro rol será el de controlar a Ash para conseguir que sus mágicas pinturas iluminen a la totalidad de la ciudad -y con algo de suerte lograr que Denska vuelva a brillar como antaño-. A lo largo del transcurso de nuestro objetivo, conoceremos distintas motivaciones tras los actos de los vándalos, y Ash sacará a relucir un carácter que es de buen ver hoy en día.

La historia, pues, tomará tintes en los que moralmente se llega a ver una pequeña batalla entre la venganza, la comprensión, la amistad, la necesidad de cuidar el medioambiente y, en definitiva, un mensaje positivo en especial en tratar con adolescentes. Durante dicha edad, es fácil que factores externos acaben impactando el comportamiento de las personas, tanto de una forma positiva como negativa, y siempre es necesario tener en cuenta que no todo es tan simple como se muestra de manera superficial.

Un título de gran belleza... pero poca profundidad

Si hay algo en lo que Concrete Genie destaca con fuerza, eso lo encontramos durante el proceso de realizar nuestras pequeñas obras de arte. Al controlar Ash, tendremos a nuestro alcance una gran variedad de diseños y genios a pintar para conseguir eliminar la oscuridad de Denska, y los efectos de partículas derivados de estas creaciones nos dejan con algunos resultados de una enorme belleza -aunque ello no quita que en ocasiones notemos que el juego podría haber hecho uso de algo más de tiempo de desarrollo para pulir detalles-.

Asimismo, vale la pena destacar el hecho de que en pintar por las paredes tenemos dos métodos de control distinto: moviendo nuestro DualShock 4 cual pincel, o haciendo uso del joystick derecho para controlar el punto de mira mediante el que escoger dónde pintar. Sorprendentemente, y habiendo probado ambas modalidades, es el control por movimiento el que acaba viéndose más favorecido, pues el joystick derecho, pese a su sencillo uso, no siempre nos acabará ofreciendo la misma libertad de movimiento que el DualShock 4 en su totalidad.

Similarmente, aclararemos que el combate de Concrete Genie, el cual se hace disponible durante la segunda mitad del juego, sitúa un incentivo adicional mediante el que variar el tempo del mismo. De este modo, hasta lo que en un momento se había tratado de poco más que un título plataformero con toques de 'sigilo' llega una perspectiva más directa que ayuda a expandir las mecánicas jugables. Desafortunadamente, en más de una ocasión nos quedamos con la sensación de que el título es demasiado tímido a la hora de explorar sus propias mecánicas principales.

Por ejemplo, tratando el mero modelo de pintura, durante la historia principal nos veremos habitualmente obligados a plasmar ciertos dibujos en base a requisitos de nuestros genios. Es decir, no solo estaremos limitados al uso de unos diseños predeterminados -no existe la posibilidad de pintar formas libremente-, sino que para poder avanzar en la historia deberemos dibujar exactamente cuanto se nos pida. Para un título en el que se entiende que el arte es la base del mismo, se siente un tanto extraño que el artista se vea limitado de tal manera.

Parecido es lo que ocurre durante la introducción del combate. Así pues, no solo desbloqueamos todos los posibles ataques de forma demasiado rápida, sino que el combate que se nos propone no goza de mucha profundidad. Lo más destacado que llegaremos a hacer será seleccionar una magia elemental acorde con el tipo que afecte a los enemigos, pero en ningún caso acabaremos desbloqueando movimientos adicionales o incluso cierto margen para mejorar las magias a nuestro gusto. Nuevamente, Concrete Genie presenta unas bases sólidas y atractivas en muchos aspectos, pero no acaba de ofrecer todo cuanto se le presupone.

Cierta escasez de contenido

Como bien es de suponer, el principal atractivo de Concrete Genie se encuentra en su historia principal, una que dada su combinación de elementos -desde narrativa hasta mecánicas- nos deja con un buen sabor de boca. Sin embargo, el título puede verse rápidamente superado en un margen de 10 a 12 horas, y aunque la experiencia es satisfactoria, ciertamente no se encuentra a la altura de las grandes referencias que, en poco tiempo de juego, son capaces de embriagar a la audiencia -un patrón que ha sido considerablemente habitual en estos últimos años, con el escenario independiente dando un claro paso adelante-.

Una vez superada la historia, pues, no contamos con incentivos reales para volver a superarla más allá del poder completar algunos dibujos secretos para los que deberemos estar considerablemente atentos mientras nos desplazamos por los distritos. De este modo, con dicha opción a un lado, encontramos principalmente un modo de juego libre mediante el que coger a Ash e ir a cualquier de las zonas que hayamos visitado de Denska. En llegar al lugar en cuestión, podremos pintar todo cuanto queramos, y esta vez sin que nadie nos diga qué debemos ilustrar en las paredes.

En última instancia, el hecho de que tampoco contemos con contenido multijugador alguno nos deja con el modo foto como único aliciente a raíz del que seguir expandiendo el tiempo de vida de Concrete Genie. Ciertamente, en el momento del pintado el título es capaz de desplegar una combinación de formas y luces que vale la pena retratar para la posteridad, pero lógicamente esta no es una 'mecánica' que pueda acabar haciendo las delicias de todos los jugadores.

Conclusión

Concrete Genie es un título que, en su más pura esencia, funciona. Las mecánicas principales y su historia logran que Pixelopus den con una creación de lo más interesante, sobre todo dado el precio reducido de su lanzamiento. Sin embargo, es inevitable pensar que, en general, se nota cierta falta de ambición que habría podido conseguir que los jugadores disfrutasen más tanto de los períodos de pintura como de los enfrentamientos directos.

En definitiva, Pixelopus convence con una obra fácilmente disfrutable, pero extrañamente acabará quedando en el recuerdo por su singularidad. Simpatía y belleza son los grandes puntos fuertes de la producción protagonizada por Ash, y de llegar a volver a trabajar en algo similar, sería de agradecer más valentía y profundidad con sus rasgos distintivos.

Análisis:
Concrete Genie

PlayStation 4

VideoGame
7.5
Puntuación Areajugones:
Notable
Puntuación comunidad:
10 (1 votos)
Concrete Genie Game PlayStation 4 7.5 1 10
Valorar este juego
Mi valoración es:   1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas Cargando…

Pixelopus crea en Concrete Genie una obra bella, con alguna que otra mecánica interesante y un mensaje positivo a su audiencia. No obstante, diversos factores del juego se demuestran poco ambiciosos, y su corta duración y falta de rejugabilidad hacen que el lanzamiento no llegue a brillar de la forma en la que sus bases plasman el potencial.

Jugabilidad

Gráficos

Historia

Banda Sonora

  • El bello despliegue de las partículas de luces
  • El control del pincel mediante el apuntado del DualShock 4 es eficaz
  • La historia posee un positivo tinte
  • El modo foto permite recoger algunas creaciones muy bellas
  • Algunas mecánicas, como el combate, saben a poco
  • Carece de incentivos para volver a jugarlo una vez completado
Duración: 10-12 horas
1 jugador
Completamente adaptado al castellano

Política de puntuación

Etiquetado en :

Concrete Genie Pixelopus

Redactado por:

Graduado de Estudios Ingleses en la Universitat Autònoma de Barcelona. Sir Francis Drake me enseñó que no hay recompensa sin esfuerzo.

Comentarios: