Colabora

Análisis One Piece: Pirate Warriors 4

Fichas
Noticias
ANÁLISIS

Análisis One Piece: Pirate Warriors 4

La mejor forma de expresar el vasto universo creado por Eiichiro Oda

Publicado el 0
  • Plataformas: Nintendo Switch PC PlayStation 4 Xbox One
  • Fecha de lanzamiento: 27/03/2020
  • Género: Musou, Lucha
  • Desarrollador: Omega Force
  • Editor: Bandai Namco Entertainment
  • Formato: Físico, Digital

One Piece es una de las franquicias más exitosas y longevas en la historia del manga y anime. Si bien es cierto que su final empieza a vislumbrarse, todavía quedan años de aventuras por delante. Con motivo de ello, contamos ahora con One Piece: Pirate Warriors 4, el título basado en la historia de Eiichiro Oda y cuya jugabilidad recae sobre la de los conocidos musou. Antes de entrar en detalle para con lo que nos ofrecen en esta ocasión Bandai Namco, Koei Tecmo y Omega Force, diremos lo siguiente: es la mejor forma de expresar la franquicia.

Rendimiento muy estable

One Piece: Pirate Warriors 4 es un musou, y eso implica una sola cosa: cientos y cientos de enemigos a nuestra disposición para sembrar el caos de la forma más absoluta. Esta entrega de One Piece no falla a cumplir con ese cometido, y de hecho en ocasiones llega a elevarlo. Hablando incluso en estándares de musou, lo cierto es que en pantalla hay una cantidad increíble de personajes en todo momento. Lo mejor de esto es que, pese a la carga que debería suponer - a pesar de que la definición gráfica no sea la más óptima -, la realidad es que no nos encontramos un solo problema de rendimiento en nuestras horas de juego.

La estabilidad del título es un punto ciertamente a destacar, pues nuestra pantalla se encuentra repleta todo el rato de elementos. El mapa, por un lado, activa regularmente misiones que debemos cumplir, las cuales habitualmente nos mandan de una zona a otra con el objetivo de eliminar a un - o unos - enemigo en particular. A esto, hemos de sumarle que las cinemáticas se cuelan regularmente a mitad de combate, lo que provoca una combinación de transiciones, acción y efectos de destrucción que en muchas ocasiones acaban por generar caídas de frames. Afortunadamente, este no es el caso de One Piece: Pirate Warriors 4.

Un combate digno de One Piece

Otra cuestión realmente importante a tratar es la siguiente: ¿cumple esta entrega con los estándares de acción que vemos en el manga y el anime? A lo que solo se le puede responder de una sola forma: no hay una mejor manera de representarla. Recordaremos, en este sentido, que hace aproximadamente un año veía la luz One Piece: World Seeker, un título en mundo abierto que buscaba ofrecer una visión alternativa de la franquicia de Oda-san - aunque quedándose corto en sus ambiciones -. En el caso de One Piece: Pirate Warriors 4 tenemos lo que nos muestra la propia serie original, siendo esto acción a raudales.

En tal sentido, apuntaremos que el combate es cómodo y muy personalizable. Antes de iniciar partida, contamos con la posibilidad de equipar diversas habilidades activas y pasivas que en gran medida determinarán nuestro desempeño en la batalla. Además, todos los personajes disponibles lucen la posibilidad de incorporar muchas técnicas diferentes, lo que hace de esta entrega una que permite disfrutar al máximo con todos y cada uno de los personajes disponibles en el juego - que son más que en cualquier otra entrega de la saga -. Asimismo, cada uno de estos luce técnicas que se clasifican por tiempo de enfriamiento y daño realizado, un equilibrio que con algunos personajes se encuentra mejor que con otros - lógico, por otro lado -.

Destacaremos, pues, que una de las pocas pegas que podemos ponerle al combate de One Piece: Pirate Warriors 4 es que el sistema de marcado de enemigos no siempre funciona adecuadamente. Dado que en todo momento tenemos decenas de enemigos en pantalla, hay ocasiones en la que deseamos centrarnos en uno en particular, un jefe de zona al que queremos batir. Sin embargo, la mayoría de veces la fijación funciona más bien como una especie de reajuste de la cámara, pues no llega a dar la sensación de que nuestro personaje se dirija sola y únicamente hacia el enemigo en cuestión. El problema no es excesivo y resulta fácil adaptarse, pero impide que estemos 100% cómodos en todo momento.

Como conclusión en cuanto a este apartado, añadiremos que a medida que el jugador se haga con los controles y, sobre todo, con algunos personajes en particular, notará cómo el combate empieza a fluir de la mejor forma posible. Esto se debe a que acaba resultando relativamente sencillo combinar ataques ligeros, ataques pesados, habilidades de activación y ataques aéreos. Dicho proceso, vale la pena resaltar, es más sencillo con algunos personajes como Luffy, los cuales poseen sets de movimientos que les hacen desplazarse constantemente, siendo una verdadera máquina de arrasar enemigos.

Una historia bien narrada y cuidada

Dado que nos encontramos ante un musou, uno puede pensar que la historia de One Piece queda un tanto en un segundo plano. Sin embargo, desde Omega Force y Koei Tecmo reconocen la importancia de la narrativa en la obra de Eiichiro Oda, y nos ofrecen una historia muy trabajada. Así pues, apuntaremos a que en esta ocasión nuestra aventuras empiezan en Alabasta, avanzando poco a poco hasta Wano - aunque incluyendo una conclusión propia para no destripar la historia, tal y como avanzó Bandai Namco varios meses atrás -.

A lo largo de esta larga travesía, los jugadores observarán cómo todos los grandes acontecimientos de los Piratas del Sombrero de Paja se ven narrados con mimo. Lo cierto es que One Piece: Pirate Warriors 4 presenta un resumen muy trabajado de todos los hechos que durante años han mantenido en vilo a los seguidores de la obra de Eiichiro Oda. Teniendo esto en consideración, apuntaremos a que no todos los momentos han sido desarrollados con la misma precisión, pero aun así seguiremos contando con cinemáticas que tratan momentos tan icónicos como el grito de liberación de Nico Robin en Enies Lobby.

Personalización y progreso a placer

Según hemos apuntado antes, cada personaje cuenta con múltiples movimientos disponibles a su alcance, aunque desbloquear estos quedará a decisión del jugador. Por cada personaje contamos con tres mapas de desarrollo distintos: uno general que afecta a todos los personajes - y en el que es recomendable centrarse - y otros dos que implican un desarrollo individual. Es en estos dos últimos en los que encontraremos la posibilidad de dar forma a nuestros personajes favoritos sea como sea que nos plazca.

En el caso de Luffy, por ejemplo, encontramos que en sus mapas vemos la posibilidad de desbloquear sus 'transformaciones', que hacen referencia a las distintas marchas mediante las que amplía el poder de su fruta del diablo. Asimismo, cada habilidad cuenta con diversos niveles; los nodos que mejoren los valores de ataque, salud, defensa y resistencia podrán ampliarse generalmente en hasta ocho niveles, mientras que los de habilidades y transformaciones lucirán un total de tres niveles distintos. En última instancia, depende del jugador desarrollar qué y cómo, a pesar de que ciertos nodos son necesarios para acceder a otros.

Un detalle que seguro gustará a muchos es que en One Piece: Pirate Warriors 4 hay personajes que cuentan con diversos atuendos distintos. Centrándonos una vez más en Luffy - pues lógicamente es quien goza de una más amplia variedad de ventajas -, prácticamente en cada nuevo arco de historia logramos dar con una nueva vestimenta. Lógicamente esto no será algo que se limite a dicho personaje, pues también podemos hallar algunos trajes como el del 'legendario' Sogeking de Usopp.

Híbrido multijugador-un jugador

A pesar de lo que pudiera parecer, One Piece: Pirate Warriors 4 no cuenta con un modo multijugador como tal. Lo cierto es que en realidad son sus distintos modos para un solo jugador los que pueden verse disfrutados entre dos y hasta cuatro usuarios - aunque, como es obvio, también pueden jugarse en solitario sin más problemas -. Esto es algo que encontramos a lo largo del modo historia - con ciertos personajes determinados disponibles para su selección - o en los modos libre o 'tesoro'. Destacaremos, en cualquier caso, que el modo libre emula la función habitual de esta modalidad en los videojuegos, permitiendo a los usuarios repetir ciertos escenarios de la historia principal.

Por otro lado, el modo 'Diario del Tesoro' es bastante relevante en One Piece: Pirate Warriors 4. Dado que ciertamente el título se encuentra un tanto corto en cuanto a variantes de juego, esta vertiente nos permite enfrentarnos en diversos escenarios hipotéticos, con muchos personajes distintos tomando parte de las batallas. Es aquí también - aunque de igual forma en el modo historia - que daremos con los personajes gigantes del juego, como Barbablanca o Big Mom, entre otros. Destacaremos, en tal sentido, que controlar a estos personajes es bastante distinto de hacerlo con otros de tamaño estándar, pues nuestra capacidad de eliminar a soldados rasos se multiplica notablemente. Dicho esto, son también esos mismos los que permiten batallas de mayor variedad a nivel multijugador.

Conclusión

One Piece: Pirate Warriors 4 puede no ser un juego perfecto, pues el género musou de por sí cuentan con ciertas flaquezas, pero una cosa es bien clara: este título muestra cómo debería disfrutarse un videojuego de One Piece. Omega Force logra canalizar toda la fiereza del musou y combinarla con uno de los mejores relatos en la historia del manga y el anime, sin sacrificar prácticamente nada por el camino. Indudablemente, se trata de un título muy recomendable para los amantes del trabajo de Eiichiro Oda.


One Piece: Pirate Warriors 4

Analizado en PlayStation 4

VideoGame
8
Puntuación Areajugones:
Notable
Valorar este videojuego
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

El género musou habitualmente se ve afligido por una misma dolencia: es repetitivo. Esta realidad es una que acompañará siempre a sus juegos, aunque no por ello pueden ser un error. En el caso de One Piece: Pirate Warriors 4, nos encontramos con la expresión adecuada para la franquicia de Eiichiro Oda. ¿Decenas de personajes, combos inapelables, transformaciones y todo tipo de destrucción a nuestro paso? Lo nuevo de Bandai Namco nos deja con la forma más divertida de disfrutar de Luffy y compañía.

Gráficos

Jugabilidad

Sonido

Historia

  • Canaliza perfectamente la obra de Eiichiro Oda
  • Luce el elenco de personajes más amplio de la saga
  • Los personajes gigantes son muy disfrutables
  • La narración de la historia está muy cuidada, con algunas cinemáticas espectaculares
  • Posibilidad de disfrutar de todo el juego en línea
  • Decenas de horas de contenido si lo exploramos todo al límite
  • Rendimiento muy estable
  • Visualmente puede verse un poco flojo a estas alturas de la generación
  • En ocasiones el sistema de marcado de enemigo no es muy efectivo
  • Pocos modos de juego
Duración: 10-15 horas (Historia)
Jugadores: 1-4
Idiomas: Inglés, Japonés (subtítulos en castellano)

Política de puntuación

Redactado por:

Graduado de Estudios Ingleses en la Universitat Autònoma de Barcelona. ¿Kiryu-chan?