La oscuridad se cierne sobre Dragon Ball Super

Dragon Ball Super

Finalizada

La oscuridad se cierne sobre Dragon Ball Super

El Torneo del Poder comenzará a partir del 1 de julio

La oscuridad se cierne sobre Dragon Ball Super
 

Faltan apenas unas pocas horas para que por fin dé comienzo el esperado Torneo del Poder y todo parece complicarse para los protagonistas. Tras varias semanas de esfuerzos por parte de Goku para conformar al equipo de representará al Universo 7 en la competición, un hecho imprevisto daba al traste con los preparativos. Y es que pese a que el regreso de Buu anticipaba su mejor versión desde “Dragon Ball Z”, los creadores tenían otros planes y el famoso monstruo rosa se quedaba dormido indefinidamente. Eso obligó a Goku a buscar una solución, y ante la falta de tiempo terminó por pensar en revivir a Freezer. La noticia por supuesto no cayó en gracia al resto de luchadores ante los problemas que esto podría conllevar. “Dragon Ball Super” se preparaba por fin para su clímax cuando el mal vuelve de nuevo para complicar las cosas.

Goku ha ido montando toda una red de mentiras para crear el equipo que le acompañará en el Torneo. Tanto Krilin como C-17 y Muten Roshi han terminado uniéndose a la competición en base a las promesas que les ha hecho el protagonista. Sin embargo una noticia como la resurrección de Freezer no podía aguantar el filo manto de falsa realidad creado, y todos han terminado por enterarse. Es entonces cuando todos han comenzado a replantearse el plan, poniendo a todo el Universo en peligro. Por suerte las dotes persuasivas de Bulma salvaron la situación, y todas las promesas hechas por Goku tendrán que ser concedidas por ella misma. A pesar de eso la llegada del emperador del mal sigue causando un malestar general en todo el grupo, más si cabe después de desvelar el chantaje que ha tenido que aceptar el Saiyajin para convencerlo.

Freezer es un personaje, que pese a haber sido derrotado en numerosas ocasiones, tiene una gran presencia y reputación en el resto de universos. Su reaparición de última hora ha puesto nervioso a más de uno, y como ya pudimos ver la semana pasada, el Universo 4 no parece demasiado contento por la noticia. Quitela, el Dios de la Destrucción ha trazado un plan secreto para derrotar a todo el Universo 7 antes de que comience el torneo, y que de esa forma Freezer se vea obligado a cambiar de bando. La debilidad del Universo 9, el equipo menos poderoso de toda la competición, ha sido aprovechada por el universo de la conspiración y utilizada en sus planes. Quitela ha terminado por convencer a Sidra para que envíe asesinos a La Tierra y solvente la situación.

Mientras tanto el resto del Universo 7 termina de reunirse de cara al comienzo del torneo, y el episodio de esta semana nos ha dejado algunos encuentros bastante curiosos e incómodos. El hecho de que muchos antiguos personajes de “Dragon Ball Z” hayan reaparecido no quiere decir que su pasado lo haya hecho con ellos. Eso ha llevado a que C-17 y C-18 se vieran de nuevo después de muchos años y que el propio Krilin temiera por posibles problemas que pudieran surgir. Este ha sido enviado a la isla del ex-androide para cumplir la promesa de Goku y dejar a Gohan y Trunks al cuidado de la zona. Lo que no esperaba nadie es que C-17 accediera también a dejar a la pequeña Marron con ellos para sorpresa de su padre.

Estos no han sido los únicos en comenzar su partida hacia el punto de reunión, y en un momento dado Muten Roshi ha tenido su instante de gloria. Su incorporación en el equipo ya levantó comentarios escépticos, pero su presencia podría ser un elemento estratégico clave para la victoria. El maestro sabe que por fuerza no podrá hacer nada, y por eso ha estado entrenando su famoso relámpago instantáneo con Yahirobe como conejillo de indias. Esta técnica es capaz de paralizar a los enemigos como si de un rayo se tratara, y combinado con otras técnicas podría resultar clave en futuros episodios de “Dragon Ball Super”.

También hay que destacar el curioso reencuentro entre Piccolo y C-17. Ambos dejaron uno de los combates más recordados durante “Dragon Ball Z” y ahora en “Dragon Ball Super” se vuelven a ver pero como aliados. No obstante la tensión entre ambos parece mantenerse, y no es de extrañar teniendo en cuenta el carácter tan parecido que compartes. Ahora que C-17 recuerda más a Lapis que a la reencarnación que maquinó el Dr. Gero, el personaje será un gran aliado. Sin embargo tendrá que volver a estrechar lazos de amistad con el elenco protagonista si quiere ser de utilidad cuando estén en medio del ring de combate.

De esta forma todo va encajando a pocas horas del Torneo del Poder. Goku mientras tanto se ha reunido con Baba para seguir los planes preestablecidos y resucitar a Freezer por tiempo limitado. El reencuentro de estos dos personajes no ha decepcionado y la química ha vuelto a saltar entre ellos. En este sentido “Dragon Ball Super” ha sabido aportar una nueva óptica a una relación bastante sobreexplotada, forzando a los dos a situarse en una posición en la que claramente no se encuentran cómodos. Aunque ahora sean aliados, eso no implica que todo el pasado que arrastran desapareza, y las chispas que deriven de esto podrían ser un importante punto débil a la hora de elaborar estrategias.

Además no hay que olvidar que su presencia hará replantearse la estrategia al resto de universos, y Quitela ya ha ejecutado su plan secreto. La aparición de Freezer en la Tierra ha sido rápidamente advertida, y los espías del Universo 9 han comenzado a acudir para eliminarlos. No obstante el emperador del mal parece haber regresado dispuesto a todo por no volver al mundo de los muertos, y en las próximas semanas de “Dragon Ball Super” demostrará que la oscuridad que se cierne sobre ellos es nimia en comparación con el halo del maldad que le caracteriza.


Contenido relacionado