We Happy Few ofrecerá reembolso a los mecenas australianos

We Happy Few

PC PlayStation 4 Xbox One

We Happy Few ofrecerá reembolso a los mecenas australianos

La desarrolladora intentará levantar el veto en el país

We Happy Few ofrecerá reembolso a los mecenas australianos
 

Cuando el río suena, agua lleva. Hace unos días, anunciábamos con pesar que We Happy Few, el esperadísimo juego de Compulsion Games podría haberse prohíbido en Australia y, desgraciadamente, la desarrollada así lo ha confirmado. No obstante, parece que harán todo lo que esté en su mano para conseguir levantar el veto que les ha impuesto el gobierno australiano.

En We Happy Few todo gira alrededor de la droga Joy, un estímulo con el que el estado distópico del título pretende tener controlada a la población y obliga a que la ingieran asiduamente; quienes no lo hagan se enfrentan a terribles consecuencias. Este hecho -junto con algún otro-, parece ser que ha sido el detonante de que el consejo australiano no le haya dado luz verde, al menos según recogen desde PC Gamer: “representan, expresan o tratan de otra manera asuntos de sexo, uso indebido o adicción a las drogas, crimen, crueldad, violencia o fenómenos repugnantes o aborrecibles“, les ha comentado el Departamento Australiano de Comunicaciones y Artes.

Desde la desarrolladora se defienden comentando que en We Happy Few observamos que “es una sociedad que está obligando a sus ciudadanos a tomar la droga y el objetivo del juego es rechazar esta programación y lucharEn este contexto, el comentario social general de nuestro juego no es diferente al de Un Mundo Feliz de Aldous Huxley (novela), o al Brasil de Terry Gilliam (película)“. Además, se defienden de las acusaciones comentando que “el título explora una variedad de temas modernos que incluyen adicción, salud mental y abuso de drogas. Hemos recibido cientos de mensajes de admiradores que aprecian el tratamiento que le hemos dado a estos temas y creemos que cuando los jugadores entren al mundo se sentirán de la misma manera. Estamos orgullosos de lo que hemos creado“.

Hay que recordar que We Happy Few consiguió financiación a través de una exitosa campaña de Kickstarter y, para quienes no lo sepan, mediante este método puede aportar dinero cualquier persona de cualquier parte del mundo. Es por eso mismo que Compulsion Games ha querido mandar un mensaje a los mecenas australianos, con los que comparten parte de su frustación, para que estén tranquilos, porque si no consiguen disfrutar del juego se les devolverá el dinero: “si el gobierno mantiene su postura nos aseguraremos de que puedan obtener un reembolso y trabajaremos directamente con los mecenas de Kickstarter afectados para resolver algo. Agradeceríamos si nos da un poco de tiempo para apelar la decisión antes de hacer una llamada“.


Contenido relacionado