Netflix será más selectiva con sus películas y buscará éxitos al estilo Marvel

La compañía priorizará la calidad por encima de la cantidad para poder optar a estatuillas en la temporada de premios

Netflix será más selectiva con sus películas y buscará éxitos al estilo Marvel
 

Cantidad por encima de calidad. Ese es el lema que hasta ahora había construido de arriba a abajo la imagen de Netflix. Una estrategia que había permitido a los de Reed Hastings hacerse con todo el mercado del streaming, y comenzar a llamar a las puertas de Hollywood.  Sin embargo la moneda tiene dos caras, y al tiempo que crecían en facturación, veían lastrada su fama entre los clientes por una discutible política de compra de películas. Se dio a entender que la compañía compraba aquellas cintas que los estudios grandes no querían, dando lugar a una situación que ahora buscan revertir desde el seno directivo.

Scott Stuber, antiguo responsable del departamento cinematográfico de Universal, ha aterrizado en Netflix para implantar la selectividad. Según informa THR en un nuevo reportaje, el experimentado ejecutivo se ha puesto al frente de los proyectos más ambiciosos de la compañía: “Roma”, la nueva película de  Alfonso Cuarón, el regreso de los hermanos Coen con “The Ballad of Buster Scrugg”, y el remake de “Al otro lado del viento”, la reconstrucción de la película inacabada de Orson Wells rodada 1985.

Roma será la película clave para Netflix, porque si no pueden conseguir al menos una nominación en categoría extranjera, significa que algo no funciona, y los directores se mantendrán alejados“, asegura una persona que ya la ha visto. Todas las cintas mencionadas competirán en el Festival de cine de Venecia a partir del próximo 29 de agosto, y pondrán a prueba la efectividad del cambio. Sin embargo, Stubs tiene un largo camino por delante antes de poder cantar victoria. “Están en fase de experimentación“, apunta la analista Tuna Amobi. “Tienen un historial de record en televisión, pero a los inversores le preocupa que los presupuestos se descontrolen en cine. Netflix no ha articulado una estrategia clara“.

The Irishman es una de las películas que entran dentro de la nueva filosofía

¿Qué es lo que pretende exactamente Stuber? Según informan insiders al medio, el ejecutivo busca fortalecer el departamento de cine siendo más selectivo y evitando el volumen de negocio que ha caracterizado a Netflix en televisión. “Es consciente de que su división tiene la reputación de tomar proyectos que otros estudios descartan. Su equipo ahora le está diciendo a los agentes y productores que quieren películas tan grandes como las cintas de superhéroes de Marvel, y la fantasía de prestigio de El señor de los Anillos“. El objetivo sería el de poder optar seriamente a las estatuillas de la temporada de premios.

La calidad por otra parte no significará una reducción en la variedad. Y es que la compañía además está apostando también por las comedias románticas, un género que de puertas para dentro ofrece un gran rendimiento, pero que “ha sido abandonado por los grandes estudios“. De hecho la exitosa “Crazy Rich Asians” nació en el seno del estudio pero terminó en las salas de cine por deseo de sus creadores. Netflix quiere competir en ligas superiores sin abandonar los orígenes que tantas alegrías le han traído. Habrá que esperar para saber si su nuevo movimiento sigue la misma tendencia.


Contenido relacionado